ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 20 de septiembre de 2012

La Voz y los "couches"

La única forma de conseguir un estado de catatonia parecido al de leer el "Ulises" de James Joyce es leer cualquiera de los volúmenes de "En busca del tiempo perdido" de Marcel Proust. Si se atreven a intentarlo sólo les aconsejo que se lean un único volumen, ya que si optan por la coleccióm completa de 10 volúmenes lo más probable es que arqueopalentólogos del siglo XXXV estudien su cuerpo momificado afirmando para el documental de Canal Historia que la muerte le sobrevino leyendo, por puro abatimiento.

El caso es que ayer noche tenía en mis manos "Por el camino de Swan", el primero de la saga, cuando comencé a sentir los primeros síntomas de inanición vital y decidí dejarlo por un rato. Me senté en el sofá junto a mi señora justo en el momento en que comenzaba "La voz", la última gran exitosa novedad televisiva del mundo mundial.

La cosa comenzó con un presentador, comunicador o como quieran llamarlo que es manifiestamente marica, homosexual o como quieran llamarlo. El colega nos hablaba, y casi nos convencía, del gran momento histórico que íbamos a disfrutar viendo tan magno programa. Hablaba de tal forma que llegué a pensar que me iba a sentir más emocionado de lo que se sintieron mis padres en 1969 con la transmisión en directo de la llegada del hombre a la luna. Pensaba que mi emoción superaría a la de los europeos cuando se declaró el final de la II Guerra Mundial o la de Rodrigo de Triana al gritar !Tierra¡.

Feliz y emocionado, con lágrimas en los ojos, me preparé para ver el mayor acontecimiento televisivo de la galaxia, algo que estaban esperando ver hasta los talibanes afganos, el programa que cambiaría nuestra vidas... "La voz".

Tras toda la fanfarria el presentador anunció la gran primicia: cuatro mega artistas de talla mundial iban a actuar de "couches". No hice mucho caso a tan horrenda palabra porque la ilusión me embargaba... ¿cuatro grandes artistas de talla mundial? ¿algo emocionante e increíble?. Había que descartar a Lennon o Elvis por razones obvias, así que imaginé de qué grandes artistas de talla mundial podría tratarse: ¿tal vez Dylan, McCartney, Waters y Jagger? ¿o acaso Daltrey, Springsteen, Weller y Knopfler? ¿cuáles serían los artistas? La emoción me embargaba.

Y así, viviendo sin vivir en mí y preso de la emoción, anunciaron los 4 grandes mega artistas de talla universal y mundial: Malú, Rosario, Bisbal y Melendi. !Bien¡ !!No molestes Sinatra, que aquí están los verdaderos grandes¡¡

La cosa ya empezaba a rechinar, pero lo peor vino cuando el presentador comenzó a explicar en qué consistía el programa. Una serie de incautos iban a tener su minuto de gloria televisivo cantando mientras los "couches"... al oír eso de "couches" sentí como si me dieran un puñetazo en el oído.

Pero menos de 5 segundos después volvió a repetir tan nefanda palabra y reiteró alegramente "entonces los couches escucharán al candidato"... joder... otra vez la payasada ésa de "couches". Alterado, pensé para mis adentros "que diga jurado, que diga instructores, que diga profesores, entrenadores, mendas, capullos, tipos, elementos, plastas, tiparracos, sujetos, que emplee cualquiera de las cientos de miles de palabras del diccionario, pero que no repita couches joder". Pero lo repitió.

Comenzaron a dolerme los oídos, pero el joputa del presentador demostró que es tan plasta y reiterativo presumiendo de su homosexualidad como repitiendo "couches". Ya no podía soportarlo más. En los siguientes 10 segundos repitió "couches" 5 veces más, con una rapidez que ni en el Pasapalabra, oiga.

Mis oidos estaban a punto de sangrar y el cabrón repetía una y otra vez "couches" cada vez que se refería a los 4 mega artistas de talla mundial que iban a componer el jurado del concurso. Y no paraba de hacerlo, "couches", "couches" y más "couches". 

Finalmente mi cuerpo dijo basta, estallé, me levanté violentamente del sofá y me fui corriendo a leerme "Por el camino de Swan". Tengo los ojos vidriosos, pero pienso leerme de un tirón todos los volúmenes de Marcel Couch, desde "Por el camino del couches" hasta "El tiempo recobrado", sin dejarme ni uno. Sólo para olvidar a los putos couches.

¿Dije "Por el camino de couches"? ¿dije "por el camino de couches? ¿Dije Marcel Couch? ¿Dije Marcel Couch? Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrggggggggggggggggggggggggg¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

8 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

Yo a las noches me dedico a la lectura o videojuegos. La tv en mi casa es un mueble que se enciende para que mis hijos vean algun dibujo animado.

Hace eones no me trago un programa. T-5 A-3, la secta, Cuatro, canales publicos... no los soporto, son la esencia del control, de la basura, la mierda y la falsa información.

Por mucho "couche" que metan, ni que sacaran la momia de elvis cambiaria mi opinion.

Silver's Moon dijo...

No veo la tele desde hace un par de años así que no sé a que presentador te refieres pero imagino que estarás de acuerdo conmigo en que su condición sexual es lo de menos. No le hace mejor ni peor, al menos para mí.

Con respecto a la palabrita demoniaca que no repetiré para no sacarte de tus casillas, qué significa???? porque los resultados que me da el diccionario no tiene nada que ver con el puesto que ocupaban esos grandes artistas de talla mundial :)

Un beso y cuando escuches la palabra "couche" ya sabes Oooooommmmmmmm ;p

Un beso :)

Pkdor dijo...

Querida Silver´s:
No me sea usted tan políticamente correcta.
Respecto a la palabareja, obviamente el plasta del presentador decía coach. Una palabreja que se está poniendo mucho de moda últimamente.

JL dijo...

Oiga, no se meta conmigo, que yo fui capaz de leer esos dos libros, La montaña mágica (y además hice un resumen), y tengo en lista de espera La náusea de Sartre...

Hace falta que se escouche, y no se ponga rojo de ira por couchiminadas de supuestos couchés famosos en el papel couché.

Mira que dejar un librazo como En busca del tiempo perdido (cuando llegues al final, ya me lo explicarás...), y dedicarse a ver bodrio-programas televisivos...

Leti dijo...

Me hace gracia que haya gente que critique tanto cualquier oferta televisiva y considere mierda lo que a él no le gusta. Que actualmente en la televisión no echan gran cosa, ya lo sé. Mucha gente opina como yo. Que un prograna como "Sálvame" dure cuatro horas todos los días y alguien pueda aguantarlo, no lo entiendo. A mí no me gusta, pero cada uno tiene sus gustos. Pero tu comentario Pkdor es homófobo, que el presentador sea homosexual no es motivo de crítica pero parece que tú tienes algún prejuicio con eso. Respecto al programa "La Voz" no está mal, es entretenido y diferente y valoran a la gente por su voz. Los seleccionadores son artistas, que a ti no te gusten es otra cosa. Bisbal es conocido internacionalmente, quizá los otros no tanto. El presentador sólo intenta darle emoción, aunque reconozco que exagera un poco.

Pkdor dijo...

A ver Leti:
Si toda su conclusión es la presunta homofobia es que no ha captado la historia.

Mileidi dijo...

¿Ya estamos como con los de Eurodisney? Me parto!!!!!

Anónimo dijo...

La verdad es que me ha parecido divertido hasta que he llegado a la parte de los grandes artistas... Estoy de acuerdo con que Bisbal no es uno de los grandes, pero Melendi, tío, me encanta. Un poco de respeto hombre! tss Para gustos los colores ¿no? Ni que fuera Justin Bieber... En fin, te has colado.