ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 22 de marzo de 2012

Perayauma y el traje del emperador

En mi última visita a Barcelona tuve la ocasión de disfrutar de una exposición del afamado, maravilloso y genial artista Perejaume.
Perayauma, que es como se conoce a este maestro de maestros en la bárbara lengua autóctona de la región nordeste de España, es un maravilloso y polifacético artista de la susodicha región. Y es bueno de cojones, vaya si lo es. Así lo pude comprobar cuando visité su magna obra en compañía de un amigo, nada menos que en la Casa Pedrera.

Nada más entrar pudimos observar una obra maestra del arte ausente. Un lienzo enrrollado junto a un espacio vacío en la pared con el título del cuadro en una placa de simple metacrilato: "La imagen se la han llevado a Olot". ¿Cómo que a Olot? !Que se la lleven al Prado o al Hermitage¡ Porque la imagen ausente era una obra maestra, oiga. Seguro que lo era, dado el interés de un grupo de gafapastistas por la imagen aunque ésta no estuviera.
Juro que es cierto. Y juro también que vi a sesudos gafapastistas expertos en arte emitir murmuros de admiración y extensas críticas técnicas ante la pared vacía.

He aquí la obra. Si usted visita Olot hágame un favor... traiga la imagen.

En cualquier caso la obra que más me gustó era un cuadrito con dos caballeros medievales, uno frente a otro, lanza en mano. El cuadro era pequeño y no tenía gran mérito, pero creo que debieran darle a Perayauma el Premio Nobel de literatura (sí, de literatura) por el título del cuadro. Algo así como: "El cubismo y el dadaísmo luchando en una pradera de Brest a principios de marzo de 1914". Sublime. A los gafapastistas también les gustó el cuadro, dados sus ohhhs de admiración. Aunque no oí a ninguno decir que el autor era un cachondo por el título de la obra.


Otra gran obra se llamaba "Pirineos". Una enorme tiza de más de dos metros que con el roce dejaba un trazo marcado sobre una enorme pizarra de 2x12 metros. Una obra enorme, vamos...

Si se fija bien podrá ver el Aneto y hasta el Monte Perdido

Salimos mi amigo y yo de allí un tanto descojonados. Pero más tarde leímos una crítica de la exposición y nos dimos cuenta de nuestra ignorancia, y todo adquirió sentido. Y es que un artista tiene que ser bueno de cojones cuando un crítico califica su obra de "exceso" y lo justifica diciendo lo siguiente:

"Las estrategias para producir este repliegue apuntan hacia dos horizontes: articular una poética del deshacer que devuelva a las imágenes al refugio del mundo y, de forma complementaria, instruirnos en la simple escucha y atención del quehacer natural."

¿A que tras leer esta crítica el arte de Perayauma adquiere verdadero sentido?. Pero qué ignorante soy... ¿cómo no me fijé en la poética del deshacer que devuelve a las imágenes al refugio del mundo? y si no me di cuenta de lo principal ¿cómo me iba a dar cuenta de lo complementario?, ¿cómo me iba a instruir en la simple escucha y atención del quehacer natural? Ayyyy el quehacer natural...

¿Recuerdan ustedes el cuento del traje del emperador? Sí hombre, ése que el emperador va desnudo pero dicen que el que es tonto no lo ve, y por eso todos alaban el traje... Pues eso.

2 comentarios:

kufisto dijo...

Más razón que todos los santos, amigo. Leer tu artículo ha inspirado el mío.

Un saludo y mira bien donde te metes, no sea que te abduzcan en un momento que tengas las defensas bajas.

Señor Ogro. dijo...

Todos los años, desde mi aldea de Vitoria, intento enterarme por internet como ha sido la feria de arte contemporaneo, ARCO. Y lo hago porque me gusta reir, y cachondearme de obras "maestras" muy del pelo a las comentadas.

Vean vean:
http://www.libertaddigital.com/multimedia/galerias/feria-arco-2011/

Y dice que esas obras maestras del tal Perejaume estaban en la Pedrera.. a dios gracias que cuando estuve en Barcelona no quise pagar la entrada.. sino lo mismo la quemo.