ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

viernes, 23 de marzo de 2012

Jesucristo y tal 1 - Los Judios y el inicio mesianico

Este cutrearticulo pretende ser un primer acercamiento de una serie sobre la figura de Jesucristo mediante algunos devaneos psudointelectualoides sin ningun criterio o pretension, cosa que se me ocurre escribir cada navidad y semanasanta desde hace ya tiempo.

Teniendo en cuenta que hace unos cuatro anyos que no escribo en esta casa de sabiduria, aprovecho para saludar a mi hermano, que seguro que me lee, y para pedir disculpas por la ausencia de tildes y enyes. Teclado ingles, my friend.

Judios e inicios mesianicos.

Antes de ser llevados a Egipto, cada tribu que habitaba la futura tierra prometida tenia sus propios dioses, cada una con sus propios iluminados que hablaban con esos dioses, y se pasaban el dia guerreando entre si por unas cabras. Los egipcios, que andaban escasos de lo que se llama mano de obra poco cualificada y estaban bastante mejor organizados, aprovecharon para arrimarselos durante unos cuantos siglos de nada hasta que tras la desregulacion religiosa protagonizada por el afable faraon Akenathon y su circo monoteista, segun la teoria que mas me gusta a mi, Moises, que merece un tema aparte, aprovecho para poner pies en polvorosa con el pueblo aun por ser elegido e insertarles la idea de dios unico y ausencia de idolos que habia cultivado el ahora repudiado faraon.

Historicamente se supone que los judios se cepillaron a Moises por plasta y por querer proclamarse rey en algun punto del proceloso camino, pero antes tuvo tiempo de ser la pluma con la que el pueblo judio firmo un pacto, pero no un pacto cualquiera, un acuerdo con dios en persona que les senyalaria como el pueblo elegido. Yahve, que es como los judios llaman, o llamaban, o algo, a dios, establecia una alianza, un acuerdo eterno con el pueblo de Israel. Les protegeria de todo mal, les alzaria sobre el resto de pueblos del mundo y sus enemigos rezongarian en plomo derretido, vomitarian saltamontes y serian sus cocineros siempre que no mezclaran queso con pastrami o sirvieran torreznos y/o mejillones de aperitivo.

Este pacto quedaria muy bien sobre el papel, o la zarza, pero en la practica no fue para tanto. El asentamiento en la "tierra prometida" no pudo ser mas inconveniente y, por muy poderoso y todas esas cosas que fuera su dios, no dejo de llevarlos a un secarral infecto que mas que valor estrategico tenia la dudosa cualidad de estar en medio del tomate imperial, donde fueron pateados a placer por ejercitos de ida y vuelta hacia y desde Egipto y la perra Babilonia y Persia.

En este momento, los israelitas estaban divididos en dos reinos, Juda e Israel, dirigidos directamente por dios mismo, que ademas les hace de historiador. Es decir, que eran un manojo de desarrapados sin demasiada organizacion espabilados a base de golpes de tabla de la ley y escrituras sagradas por una cierta casta sacerdotal. Es en este contexto donde aparece el profeta Samuel, quien pese a su creencia de que el pueblo de Israel debia ser gobernado por dios no dudo en nombrar al que seria el primer rey de los judios, Saul. Las razones del nombramiento de Saul fueron eminentemente practicas. Tener un rey garantizaba cierta organizacion militar para los judios, en ese momento convenientemente hostigados por los famosos filisteos. Por supuesto Saul fue no solo derrotado miserablemente en Gilboa por unos filisteos que desarrollaban tacticas militares griegas y tenian armas de hierro, sino que perdio la sucesion y la cordura en el proceso.

El unico rey que parece que estuvo a la altura fue el amigo David, que se colo en la discoteca en pugna con el hijo que le quedo a Saul (Isboset, oportunamente asesinado en el trono) y que si consiguio en parte la vieja aspiracion judia, construir un imperio propio. David nacio en Belen (oh, surprise) y su modelo de vida, pastor muerto de hambre que se erige en rey conquistador a mayor gloria de dios, seria el que definiria el estilo militar-mesianico al que el pueblo de Israel se aferro hasta el final de esta etapa de su lisergica historia.

David, segun los sacerdotes de su epoca, tenia una alianza expresa con dios. Gobernaria sobre muchos pueblos, pero nadie gobernaria sobre el y le seria garantizada una linea sucesoria feten. Lo cierto es que David establecio un reino propio en la actual Palestina con cierto exito, gano batallas aparentemente imposibles (de ahi la historia con Goliat, aunque he oido teorias sobre que el tal Goliat existio realmente y era de una raza de gigantes extraterrestes, ehem) y unifico ambos reinos bajo esa alianza con Yahve mismo.

A la muerte de David vino uno de sus hijos, el famoso Salomon. Ademas de poeta, filosofo, sabio y constructor del templo, se supone que gracias a lo que los israelitas aprendieron de los egipcios sobre aquello de poner piedras, ejecuto convenientemente a su hermanastro para quitarse del medio algun que otro problema sucesorio. Lo cierto es que, reinas de Saba aparte, se identifica el reinado de Salomon con el mayor esplendor del imperio judio. David y Salomon, al igual que Moises, ya eran saludados como Mesias, ungidos, elegidos por dios, iluminados que llevarian al reino de Israel a dominar el mundo (no lo digo yo, lo dice la Biblia).

Lo cierto es que el dominio mundial de Israel no llego a cocinarse. Salomon, que acabo rodeado de concubinas y adorando a dioses extranyos, murio y a su muerte el reino eterno del pueblo judio se fue al garete. Se volvio a dividir la cosa entre Juda e Israel y el aparente pacto de Yahve con David, la alianza primigenia, desaparecio por el sumidero de las sucesivas conquistas. Asirios y babilonios masacraron los restos del reino de David, Nabuconodosor deporto a los judios a Babilonia, de donde fueron liberados por Ciro cuando Persia invadio. Muchos judios ya no volvieron a Israel, de nuevo ocupado por otras fuerzas, pero algunos si lo hicieron y se mezclaron, no carnalmente, con unos u otros invasores.

El gusto de los judios por darle al cuchillo tampoco ayudo a establecer un reino duradero, y la interminable sucesion de reyes cutres bajo mayor o menor permisividad de los paises ocupantes poco tiene que ver con las grandilocuentes epopeyas babilonias y asirias sobre sus propios gobernantes. Acab y Oozias fueron cepillados por "impios", igual que Jeroboam, Nadab y Baasa. Joas mato a su hijo, por impio, pero por suerte fue pasado a cuchillo por Jeroboam II, impio tambien, que no tardo en ser finiquitado por Zacarias, mas impio aun que el anterior, al que Selum dio pasaporte por impio, siendo este descabellado por Manajem, que era otro impio, y asi ad eternum.

Evidentemente, un pueblo tan seguro de su dios y sus escrituras, divinamente redactadas, como el israelita lo tenia chungo papeles para aclararse. Era mas facil en Egipto o incluso Roma, donde cada gobernante ponia a los dioses que le apetecian y adios muy buenas. Pero que habia pasado con la alianza? donde estaba el imperio eterno que el mismo Yahve habia garantizado a David, asegurando que de su linaje vendria un Mesias, que aniquilaria a los enemigos de Israel?

Evidentemente los judios no iban a despachar de un plumazo el asunto, asi que llegaron a una conclusion que jamas volvieron a repetir en su historia. La culpa era suya. Los judios habian descuidado su alianza, se habian comportado como perros y por eso Yahve habia decidido darles un poco de jarabe de palo a ver si asi espabilaban. Pero lo harian, vaya si lo harian. Se arrepentirian, restablecerian la alianza y Yahve enviaria a otro mesias, un ungido, otro David, y este daria para el pelo a sus enemigos. Sucesivos profetas comenzaron a delirar sobre la llegada de este elegido.

Tan solo ojeando el trabajo de Marvin Harris, se senyala como el profeta Isaias profetiza la llegada de un "Principe de la Paz" de reinado eterno en el trono de David, que antes de ser principe "de la paz" aprovecharia para ahogar a los asirios en el lodo, despoblar Babilonia, humillar a los moabitas, reducir Damasco a ruinas y provocar la guerra civil en Egipto. Yahve hablo por boca de Jeremias tambien, anunciando la llegada de un Mesias que se beberia la sangre de los egipcios, exprimiria a los moabitas, prenderia fuego a Amon y aniquilaria Babilonia. Y como estos, miles.

En un contexto de lucha social y territorial, con un pueblo judio sometido a variopintos invasores, cargado con impuestos, machacado en sus creencias, la tradicion mesianica de la llegada de un nuevo conquistador, un nuevo David, un Mesias que cambiaria las tornas, se convirtio en germen y combustible para un movimiento de resistencia inspirado en el modelo de David contra Goliat, con un pueblo guerrillero con conciencia nacional propia y alfabeto, literatura y religion exclusivos.

2 comentarios:

Pkdor dijo...

Hombre broder. Cuánto tiempo sin aparecer por aquí.
Pero veo que has entrado con fuerza después de tanto tiempo. Por cierto, deberiamos invadir esas malditas islas. Aunque sólo fuera para imponer un teclado en condiciones, con su eñes y sus tildes...

JL dijo...

Bienregresado, Me Río de Su Gloria.

Nos queda meridianamente claro que ser un impío en aquella época podía conllevar desajustes en el equilibrio entre el cuello y la cabeza,
y también que tendremos que hacer algo en nuestros teclados para vengar la afrenta de la Ñ y las tildes,
no sé... algo así como que cada vez que pulsemos la Ñ nos salga "fuck you".
Esperamos con fruición el próximo relato, así como también esperamos con fruición descabezar al maldito sujeto que inventó la palabra "getafear"... pues esta noche nos han afeado la jeta.
Un saludo