ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

miércoles, 28 de marzo de 2012

Jesucristo y tal II - Lo que se llama el entorno

Como disiamos ayer, el pueblo judio llevaba ya viviendo unos siglos de nada bajo todo tipo de ocupaciones cuando llega el anyo 0, lo que se supone que fue el nacimiento de Cristo. Los que ocupaban la caseta en aquel momento no eran sino los inclitos romanos, que mantenian una ocupacion de "perfil bajo", permitiendo a los judios mantener sus usos y tradiciones mediante una especie de gobierno colaboracionista tanto en lo politico como en lo religioso. Gran parte de lo que cuento proviene de "Vacas, cerdos, guerras y brujas", de Marvin Harris.

Palestina, provincia romana, era un hervidero de revueltas que se cocian a fuego lento bajo una administracion colonial desastrosa. Los grandes terratenientes y la clase alta sacerdotal vivian en las ciudades embelesados por su propia existencia mientras que los campesinos y demas gentes del agro se chupaban los tributos (25% para los romanos, y de lo que quedaba, 22% para el templo) y no poseian tierras, bueno, no poseian nada. El odio que estos campesinos, pastores y demas ralea profesaban a las clases altas, que no solo eran vistas como explotadores y meras marionetas de la fuerza invasora, sino que lo eran, era atroz.

De este modo, no se puede separar el sentido "mistico" de las revueltas de su sentido "terrenal". La revuelta judia era por un lado una cosa asi como muy "divina" y largamente profetizada. Dios in person enviaria un mesias, y este echaria a patadas a los romanos, y devolveria al pueblo de Israel su dignidad y su tierra, destruyendo de paso a los esquiroles colaboracionistas.

Fuera de las ciudades, el puto desierto interior de Palestina estaba poblado de barbudos iluminados que vagaban en taparrabos y profetizaban la llegada de ese mesias, alimentandose de miel silvestre tal cual Juanes Bautistas (al estilo del asceta de "La Vida de Brian", pelicula que tiene mas chicha de lo que uno puede imaginar). Y mas alla de eso, el desierto estaba lleno de gente de la clase menos favorecida que se tornaban lideres bandidos y guerrilleros y se infiltraban incluso en las ciudades, especializandose en tacticas urbanas, los sicarii u "hombres del punyal", que le dieron al descabello con delirio durante unos cuantos anyos.

Tomados al principio como simples ladrones, la constatacion revolucionaria de sus actos llevaron a los romanos a tomarselos medianamente en serio. Desde la subida al trono de Herodes el Grande, hacia el 40 a. C., hasta la destruccion del Reino de Israel, hacia el 70 d. C., esos bandidos guerrilleros (tambien llamados "zelotes") dieron por saco a los romanos todo lo que pudieron y supieron. Flavio Josefo, que es el cronista oficial de Palestina en tiempo romano y del que hablaremos algun dia, tan solo parece nombrar a Jesucristo, falsificaciones aparte, en un par de renglones de su obra, pero habla mucho mas extensamente de un montonazo de enajenados mentales que, proclamados o no mesias, llevaban activamente una existencia consagrada a hacer temblar las bases de la ocupacion romana bajo un ideal al mismo tiempo divino y terrenal.

Asi, Herodes tuvo incluso problemas al cepillarse al "bandido" Ezequias, que seria bandido, pero tenia amigos lo suficientemente poderosos para que Herodes tuviera que ir a juicio, cosa que quedo en nada por la intercesion de un primo de Julito Cesar. Vamos, que nada cambia. El rey puesto inicio una campanya de desalojo de cuevas, encontrandose "bandidos" que preferian suicidarse (y matar a su familia) antes que entregarse. Tras la muerte de Herodes el Grande siguio el temazo. Judas de Galilea robo un armero completo, un tal Simon incendio el palacio de Jerico, un pastor de nombre Atrongeo de dedico a putear a los romanos en masa y se declaro mesias. Los romanos salieron a saco y crucificaron a mas de dos mil cabecillas.

Los descendientes de Judas de Galilea siguieron la lucha, y fueron siendo convenientemente crucificados segun salian. Tolomayo y Teudas reunieron grandes multitudes junto al Jordan y llamaron a la lucha, pero la caballeria romana los decapito a todos. En el anyo 50 d. C. un soldado romano se tiro un pedo hacia los peregrinos del templo. Hizo falta infanteria pesada romana para parar las revueltas.

Eleazar consiguio mover a las masas a escala nacional, pero fue enviado a Roma a disfrutar del estrangulamiento publico y sus seguidores fueron decapitados y/o crucificados. El sumo sacerdote Jonatan fue asesinado en Jerusalen por un sicari, provocando otra revuelta que el entonces gobernador romano, Felix, deshizo a base de caballeria pesada. Un "falso profeta" egipcio incluso consiguio atacar Jerusalen y otro Eleazar llamo a la desobediencia en el pago de impuestos y sacrificios a Neron y llamo a los sicarii a darle al cuchillo en la capital, provocando el caos absoluto.

Manahem, otro descendiente de Judas de Galilea, consiguio tomar la fortaleza de Masada, marcho sobre Jerusalen e incluso expulso a los romanos, pero fue traicionado desde dentro y se le torturo hasta morir. Vespasiano y Tito, a la sazon futuros emperadores y excelentes generales, fueron enviados a poner fin de una vez por todas al tema. Tito entro en Jerusalen en el 70 d. C. y destruyo la ciudad, y santas pascuas. Y aun hay mas revueltas serias en Masada y un tal Bar Kochva consiguio establecer un estado judio durante unos anyos, ahi ya los romanos entraron de verdad a saco y aniquilaron y deportaron al pueblo asi en frio, destruyendo lo poco que quedaba del Reino de Israel tras la toma de jerusalen por Tito.

Como vemos, el ideal mesianico militar judio fue un no parar, y el amigo Jesucristo nacio justo justo en el centro del tomate, que venia de mucho antes de nacer el y continuo mucho despues de su muerte, asi que es bastante inocente plantearse al Cristo historico como un ser todo amor, paz y luz.

viernes, 23 de marzo de 2012

Jesucristo y tal 1 - Los Judios y el inicio mesianico

Este cutrearticulo pretende ser un primer acercamiento de una serie sobre la figura de Jesucristo mediante algunos devaneos psudointelectualoides sin ningun criterio o pretension, cosa que se me ocurre escribir cada navidad y semanasanta desde hace ya tiempo.

Teniendo en cuenta que hace unos cuatro anyos que no escribo en esta casa de sabiduria, aprovecho para saludar a mi hermano, que seguro que me lee, y para pedir disculpas por la ausencia de tildes y enyes. Teclado ingles, my friend.

Judios e inicios mesianicos.

Antes de ser llevados a Egipto, cada tribu que habitaba la futura tierra prometida tenia sus propios dioses, cada una con sus propios iluminados que hablaban con esos dioses, y se pasaban el dia guerreando entre si por unas cabras. Los egipcios, que andaban escasos de lo que se llama mano de obra poco cualificada y estaban bastante mejor organizados, aprovecharon para arrimarselos durante unos cuantos siglos de nada hasta que tras la desregulacion religiosa protagonizada por el afable faraon Akenathon y su circo monoteista, segun la teoria que mas me gusta a mi, Moises, que merece un tema aparte, aprovecho para poner pies en polvorosa con el pueblo aun por ser elegido e insertarles la idea de dios unico y ausencia de idolos que habia cultivado el ahora repudiado faraon.

Historicamente se supone que los judios se cepillaron a Moises por plasta y por querer proclamarse rey en algun punto del proceloso camino, pero antes tuvo tiempo de ser la pluma con la que el pueblo judio firmo un pacto, pero no un pacto cualquiera, un acuerdo con dios en persona que les senyalaria como el pueblo elegido. Yahve, que es como los judios llaman, o llamaban, o algo, a dios, establecia una alianza, un acuerdo eterno con el pueblo de Israel. Les protegeria de todo mal, les alzaria sobre el resto de pueblos del mundo y sus enemigos rezongarian en plomo derretido, vomitarian saltamontes y serian sus cocineros siempre que no mezclaran queso con pastrami o sirvieran torreznos y/o mejillones de aperitivo.

Este pacto quedaria muy bien sobre el papel, o la zarza, pero en la practica no fue para tanto. El asentamiento en la "tierra prometida" no pudo ser mas inconveniente y, por muy poderoso y todas esas cosas que fuera su dios, no dejo de llevarlos a un secarral infecto que mas que valor estrategico tenia la dudosa cualidad de estar en medio del tomate imperial, donde fueron pateados a placer por ejercitos de ida y vuelta hacia y desde Egipto y la perra Babilonia y Persia.

En este momento, los israelitas estaban divididos en dos reinos, Juda e Israel, dirigidos directamente por dios mismo, que ademas les hace de historiador. Es decir, que eran un manojo de desarrapados sin demasiada organizacion espabilados a base de golpes de tabla de la ley y escrituras sagradas por una cierta casta sacerdotal. Es en este contexto donde aparece el profeta Samuel, quien pese a su creencia de que el pueblo de Israel debia ser gobernado por dios no dudo en nombrar al que seria el primer rey de los judios, Saul. Las razones del nombramiento de Saul fueron eminentemente practicas. Tener un rey garantizaba cierta organizacion militar para los judios, en ese momento convenientemente hostigados por los famosos filisteos. Por supuesto Saul fue no solo derrotado miserablemente en Gilboa por unos filisteos que desarrollaban tacticas militares griegas y tenian armas de hierro, sino que perdio la sucesion y la cordura en el proceso.

El unico rey que parece que estuvo a la altura fue el amigo David, que se colo en la discoteca en pugna con el hijo que le quedo a Saul (Isboset, oportunamente asesinado en el trono) y que si consiguio en parte la vieja aspiracion judia, construir un imperio propio. David nacio en Belen (oh, surprise) y su modelo de vida, pastor muerto de hambre que se erige en rey conquistador a mayor gloria de dios, seria el que definiria el estilo militar-mesianico al que el pueblo de Israel se aferro hasta el final de esta etapa de su lisergica historia.

David, segun los sacerdotes de su epoca, tenia una alianza expresa con dios. Gobernaria sobre muchos pueblos, pero nadie gobernaria sobre el y le seria garantizada una linea sucesoria feten. Lo cierto es que David establecio un reino propio en la actual Palestina con cierto exito, gano batallas aparentemente imposibles (de ahi la historia con Goliat, aunque he oido teorias sobre que el tal Goliat existio realmente y era de una raza de gigantes extraterrestes, ehem) y unifico ambos reinos bajo esa alianza con Yahve mismo.

A la muerte de David vino uno de sus hijos, el famoso Salomon. Ademas de poeta, filosofo, sabio y constructor del templo, se supone que gracias a lo que los israelitas aprendieron de los egipcios sobre aquello de poner piedras, ejecuto convenientemente a su hermanastro para quitarse del medio algun que otro problema sucesorio. Lo cierto es que, reinas de Saba aparte, se identifica el reinado de Salomon con el mayor esplendor del imperio judio. David y Salomon, al igual que Moises, ya eran saludados como Mesias, ungidos, elegidos por dios, iluminados que llevarian al reino de Israel a dominar el mundo (no lo digo yo, lo dice la Biblia).

Lo cierto es que el dominio mundial de Israel no llego a cocinarse. Salomon, que acabo rodeado de concubinas y adorando a dioses extranyos, murio y a su muerte el reino eterno del pueblo judio se fue al garete. Se volvio a dividir la cosa entre Juda e Israel y el aparente pacto de Yahve con David, la alianza primigenia, desaparecio por el sumidero de las sucesivas conquistas. Asirios y babilonios masacraron los restos del reino de David, Nabuconodosor deporto a los judios a Babilonia, de donde fueron liberados por Ciro cuando Persia invadio. Muchos judios ya no volvieron a Israel, de nuevo ocupado por otras fuerzas, pero algunos si lo hicieron y se mezclaron, no carnalmente, con unos u otros invasores.

El gusto de los judios por darle al cuchillo tampoco ayudo a establecer un reino duradero, y la interminable sucesion de reyes cutres bajo mayor o menor permisividad de los paises ocupantes poco tiene que ver con las grandilocuentes epopeyas babilonias y asirias sobre sus propios gobernantes. Acab y Oozias fueron cepillados por "impios", igual que Jeroboam, Nadab y Baasa. Joas mato a su hijo, por impio, pero por suerte fue pasado a cuchillo por Jeroboam II, impio tambien, que no tardo en ser finiquitado por Zacarias, mas impio aun que el anterior, al que Selum dio pasaporte por impio, siendo este descabellado por Manajem, que era otro impio, y asi ad eternum.

Evidentemente, un pueblo tan seguro de su dios y sus escrituras, divinamente redactadas, como el israelita lo tenia chungo papeles para aclararse. Era mas facil en Egipto o incluso Roma, donde cada gobernante ponia a los dioses que le apetecian y adios muy buenas. Pero que habia pasado con la alianza? donde estaba el imperio eterno que el mismo Yahve habia garantizado a David, asegurando que de su linaje vendria un Mesias, que aniquilaria a los enemigos de Israel?

Evidentemente los judios no iban a despachar de un plumazo el asunto, asi que llegaron a una conclusion que jamas volvieron a repetir en su historia. La culpa era suya. Los judios habian descuidado su alianza, se habian comportado como perros y por eso Yahve habia decidido darles un poco de jarabe de palo a ver si asi espabilaban. Pero lo harian, vaya si lo harian. Se arrepentirian, restablecerian la alianza y Yahve enviaria a otro mesias, un ungido, otro David, y este daria para el pelo a sus enemigos. Sucesivos profetas comenzaron a delirar sobre la llegada de este elegido.

Tan solo ojeando el trabajo de Marvin Harris, se senyala como el profeta Isaias profetiza la llegada de un "Principe de la Paz" de reinado eterno en el trono de David, que antes de ser principe "de la paz" aprovecharia para ahogar a los asirios en el lodo, despoblar Babilonia, humillar a los moabitas, reducir Damasco a ruinas y provocar la guerra civil en Egipto. Yahve hablo por boca de Jeremias tambien, anunciando la llegada de un Mesias que se beberia la sangre de los egipcios, exprimiria a los moabitas, prenderia fuego a Amon y aniquilaria Babilonia. Y como estos, miles.

En un contexto de lucha social y territorial, con un pueblo judio sometido a variopintos invasores, cargado con impuestos, machacado en sus creencias, la tradicion mesianica de la llegada de un nuevo conquistador, un nuevo David, un Mesias que cambiaria las tornas, se convirtio en germen y combustible para un movimiento de resistencia inspirado en el modelo de David contra Goliat, con un pueblo guerrillero con conciencia nacional propia y alfabeto, literatura y religion exclusivos.

jueves, 22 de marzo de 2012

Perayauma y el traje del emperador

En mi última visita a Barcelona tuve la ocasión de disfrutar de una exposición del afamado, maravilloso y genial artista Perejaume.
Perayauma, que es como se conoce a este maestro de maestros en la bárbara lengua autóctona de la región nordeste de España, es un maravilloso y polifacético artista de la susodicha región. Y es bueno de cojones, vaya si lo es. Así lo pude comprobar cuando visité su magna obra en compañía de un amigo, nada menos que en la Casa Pedrera.

Nada más entrar pudimos observar una obra maestra del arte ausente. Un lienzo enrrollado junto a un espacio vacío en la pared con el título del cuadro en una placa de simple metacrilato: "La imagen se la han llevado a Olot". ¿Cómo que a Olot? !Que se la lleven al Prado o al Hermitage¡ Porque la imagen ausente era una obra maestra, oiga. Seguro que lo era, dado el interés de un grupo de gafapastistas por la imagen aunque ésta no estuviera.
Juro que es cierto. Y juro también que vi a sesudos gafapastistas expertos en arte emitir murmuros de admiración y extensas críticas técnicas ante la pared vacía.

He aquí la obra. Si usted visita Olot hágame un favor... traiga la imagen.

En cualquier caso la obra que más me gustó era un cuadrito con dos caballeros medievales, uno frente a otro, lanza en mano. El cuadro era pequeño y no tenía gran mérito, pero creo que debieran darle a Perayauma el Premio Nobel de literatura (sí, de literatura) por el título del cuadro. Algo así como: "El cubismo y el dadaísmo luchando en una pradera de Brest a principios de marzo de 1914". Sublime. A los gafapastistas también les gustó el cuadro, dados sus ohhhs de admiración. Aunque no oí a ninguno decir que el autor era un cachondo por el título de la obra.


Otra gran obra se llamaba "Pirineos". Una enorme tiza de más de dos metros que con el roce dejaba un trazo marcado sobre una enorme pizarra de 2x12 metros. Una obra enorme, vamos...

Si se fija bien podrá ver el Aneto y hasta el Monte Perdido

Salimos mi amigo y yo de allí un tanto descojonados. Pero más tarde leímos una crítica de la exposición y nos dimos cuenta de nuestra ignorancia, y todo adquirió sentido. Y es que un artista tiene que ser bueno de cojones cuando un crítico califica su obra de "exceso" y lo justifica diciendo lo siguiente:

"Las estrategias para producir este repliegue apuntan hacia dos horizontes: articular una poética del deshacer que devuelva a las imágenes al refugio del mundo y, de forma complementaria, instruirnos en la simple escucha y atención del quehacer natural."

¿A que tras leer esta crítica el arte de Perayauma adquiere verdadero sentido?. Pero qué ignorante soy... ¿cómo no me fijé en la poética del deshacer que devuelve a las imágenes al refugio del mundo? y si no me di cuenta de lo principal ¿cómo me iba a dar cuenta de lo complementario?, ¿cómo me iba a instruir en la simple escucha y atención del quehacer natural? Ayyyy el quehacer natural...

¿Recuerdan ustedes el cuento del traje del emperador? Sí hombre, ése que el emperador va desnudo pero dicen que el que es tonto no lo ve, y por eso todos alaban el traje... Pues eso.

martes, 20 de marzo de 2012

Mi primera vez

Sé que las millones de feministas que visitan habitualmente estas páginas se van a escandalizar. Pero el anonimato tiene sus ventajas.
Y lo anterior viene a cuento porque voy a contarles que yo siempre quise tener hijos varones. No se crean que me he apuntado a la tradición china. Simplemente temía la llegada de la adolescencia y que llegara el de la moto a llevársela por ahí para hacer Dios sabe qué.
Pero el destino es caprichoso y sólo he tenido niñas. Y la mayor ya ha entrado en la adolescencia. Y el otro día fue mi primera vez...
Nos habían invitado a una especie de acto social en una galería de arte. Ya saben, gafapastistas, creadores con fular y sombrero, homosexuales luciéndose cual pavos reales, y demás fauna del arte en una ciudad que quiere aparentar lo que no es. Y mi hija mayor quiso acompañarnos.
Estábamos allí mi señora y yo conversando con la peña acerca de las virtudes del gafapastismo cuando llegó el hijo de nuestra interlocutora. Una especie de gañán de 14 tacos, de esos barbilampiños y de grano pajillero en la barbilla, más alto y más fuerte que yo, que a su padre les dicen papá con voz grave... el típico mastuerzo adolescente, vamos.
La petarda de su madre no tuvo mejor idea que presentarle a mi hija y... cagontó... me cuesta decirlo... che... nada más ser presentados desaparecieron de mi lado y se largaron a un rincón a charlar.
Yo los veía, así que peligro ninguno. Pero el hecho es que fue mi primera vez. La primera vez en que la niña pasó del padre. El inicio de una dura etapa para el padre, que no para la niña. El fin de su infancia que es el inicio de mi vejez. El inicio de la era de los moscones, de los plastas, de ese peligro llamado muchacho adolescente.
Desde ese día no duermo pensando en la tarde en que aparezca por casa el del pendiente, el de la coleta, el del tatuaje o, peor aún, el del chandal del real madrid. Sólo de pensar en un tipo con el chandal del real madrid recogiendo a mi hija me entran sudores fríos y taquicardia.
Es lo que tiene la primera vez y el inicio de una era. Uno ya piensa en lo que vendrá después...