ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 16 de mayo de 2011

Crispación y tráfico urbano

Como usuario diario del coche en los últimos tiempos he tenido al oportunidad de observar decenas de estúpidos incidentes de tráfico. No hablo de accidentes. Hablo del típico fulano que está dispuesto a dejarse la vida peleando en el asfalto con un desconocido por problemas tan importantes como que el que estaba delante ha tardado 1 segundo seis décimas en arrancar cuando se ha puesto verde el semáforo.

Ayer sin ir más lejos fui protagonista de uno de este tipo de altercados. Al parecer en una rotonda debí acercarme demasiado al carril de mi derecha. No soy consciente de ello pero lo deduzco porque a pocos metros paré en un semáforo y un energúmeno ya entrado en años se dedicó a gritarme e insultarme desde un todo terreno mientras hacía todo tipo de aspavientos y gesticulaba con las manos en un intento de indicarme que en su opinión le había cerrado.

Como era temprano y no tenía ganas de líos opté por ignorarle. Pero el semáforo era de los de larga duración y el sujeto cada vez se ponía más furioso. Entonces le miré pensando qué decirle para calmar los ánimos y el muy cretino gritó "¡¡¡¡por lo menos podías pedirme disculpas!!!!!", como si fuera lógico y fácil pedir disculpas a un gilipollas que lleva 2 minutos insultándote sin parar.

Visto lo visto me entró el punto vacilón y, guardando una gran calma, le dije "caballero, muchas gracias por sus indicaciones". El tío se puso como una fiera y me dijo "yo un caballero y tú un gilipollas". En sólo un milisegundo pensé en lo mal que tiene que estar una sociedad en la que es muy habitual que miles de patanes suban diariamente a sus coches dispuestos a pegarse unos cuantos puñetazos con un desconocido sin motivo alguno. Y sonreí... fue más por no llorar, pero sonreí...

El tipo se desencajó. Me odiaba tal vez más de lo que hubiera odiado a nadie en toda su miserable vida. Estoy completamente seguro de que si hubiera podido me hubiera matado. Así que insistió en la provocación: "tienes cara de subnormal" me dijo. Tres veces me lo dijo. Presumo que deseaba que yo bajara del coche y nos liáramos a hostias. No lo hice. Simplemente le contesté "es que soy el hombre espejo" y el semáforo verde desbloqueó la situación.

El hecho de que luego acelerara a mi lado y diera un volantazo con la intención de cerrarme lo dejaremos estar porque no merece más comentarios. Frené a tiempo y pasé de él.

Con todo esto he reflexionado acerca del tema de la conducción urbana. Si un señor tropieza con otro andando por la calle el primero dice "perdón" y el otro contesta "no pasa nada". Si ese mismo señor va conduciendo por la ciudad y se acerca demasiado al coche del otro ambos empezarán a insultarse y a gritarse como locos y desearán matarse.

Hay personas afables y educadas que con un volante en las manos se convierten en sujetos peligrosos y violentos. Debe ser algo psicológico. No sé si el problema es que vivimos en una sociedad excesivamente materialista y violenta. No sé si es la famosa crispación que a todos contagia. No sé si es que los coches son máquinas enviadas por los alienígenas que nos controlan mentalmente para que nos autodestruyamos. No sé si es que hay demasiada gente con una existencia miserable. O a lo mejor es que la gente folla poco. Al final va a ser eso... que les follen.

PD: Tras más de 24 horas desde el incidente presumo que el fulano aún se estará preguntando qué quise decir con lo del hombre espejo...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

La suerte que tubo es que no tropezó con Vicente el masajista, por que en vez de ser el hombre espejo Vicente le hubiese roto el espejo y luego la cara, miserables hijos de su madre en coche hay muchos.

Juan Al dijo...

Coño, haberle disertado sobre las emisiones de CO2 de su todo terreno!!!

Silver's Moon dijo...

Hola! paso de nuevo por aquí después de un ausencia en la blogosfera y de nuevo me arrancas una sonrisa con tus posts :)

La gente está loca, no hay otra explicación

Besos

Deibid dijo...

La has clavado. Muy buen post. Un abrazo y felicidades por vuestra victoria electoral...(de verdad)

Pkdor dijo...

@ Deibid:
Gracias por lo del post.

Respecto a la victoria electoral... ¿nuestra? ¿mía?. ¿Acaso me presentaba a las elecciones con las listas del pepé y no lo sabía?

En el tema político cada vez me sorprendes más.

Deibid dijo...

ja, ja, ja...me refiero a que de alguna manera la victoria del PP es tambiénla de todos aquellos que defendéis su programa. ¿O no me jodas que has votado a sociatas? ja, ja, ja.
Yo no voté, la verdad. Por lo que, a pesar de mi blog de colores, acepto el cambio en Barcelona e incluso, de alguna manera, lo comparto. Creo, de verdad, que la regeneración política es necesaria para oxigenar las instituciones. Y considero, colores políticos aparte, que también sería bueno para Valencia tras casi dos décadas con el mismo partido en el poder. Pero esto es solo una apreciación...
Seguimos en contacto, dear friend

Pkdor dijo...

Te lo diré claro Deibid:

Nunca he defendido el programa del PP.
Respecto a la oxigenación de las instituciones obviamente es algo en lo que tenemos que estar forzosamente de acuerdo.

Y te diré una cosa más con un símil para que lo entiendas: sabes que estoy totalmente en contra del real madrid. Y también sabes de qué equipo soy y que ese equipo no es el Barça. Pues eso... criticar al Psoe no me hace del pepé.
Tu encorsetado posicionamiento ideológico te hace tener por un hecho cierto lo que no es más que un juicio de valor personal tuyo.