ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 24 de marzo de 2011

Televisión, insomnio y catatonia (II)

Lo siento pero debo insistir. La televisión de la UPV me tiene enganchado...

Acabo de ver el final de otro documental sobre Galicia... por supuesto en gallego (de no ser así ni se me ocurriría prestarle atención). Han hablado de la zona menos lluviosa de Galicia pero no me he enterado de cuál es (esta televisión precisa ser vista en estado catatónico). Lástima haberlo pillado casi al final.

Ahora comienza su programa estrella. El informativo de la UPV: algo dicen de un sin duda interesantísimo Congreso de Acuicultura... mucha imagen acuática y tal. Nada del otro mundo.

Pero esto sí me ha despertado del letargo. Un grupo de universitarios se ha reunido en el aula 29 del edificio 3 g) (creo) para un curso de no sé qué. Gran noticia pero ¿cuándo salen mis tertulianos árabes?.

Al loro con esto. Una estudiante de una universidad inglesa ha diseñado un bolso que se ilumina con energía solar que "puede tener una estrecha relación con el teléfono móvil". Que le den el Nobel. Mi letargo me impide enteder a qué relación se refieren... son las 23:45 y el sueño empieza a apretar. Sólo echo en falta a mis tertulianos árabes ¿cuándo salen?

Unos anuncios de sus propios programas y... sigo esperando a mis tertuliano árabes.

Dios mío... hacen "Noticultura", el espacio de no sé qué para conservar el arte en New York. Una exposición de arte moderno de una maravillosa artista coreana. No sabría decir si son cartulinas o cartones pero la obra debe ser la hostia a tenor de lo que explica la propia Ca Hae Park (la artista). Quedo defraudado... la artista habla en inglés (por supuesto sin traducción), pero es algo que me decepciona. Por un momento pensé que hablaría en coreano. Éste no es un programa exclusivo. Sigo prefiriendo la tertulia de los árabes.

En fin. Son casi las 00:00 y ya me ha entrado el sueño mientras la coreana explica una obra de arte llena de hierros retorcidos de color blanco. Canela fina la obra... y la coreana.

Una lástima. Me he quedado sin ver a mis tertulianos árabes. Pero me voy a la cama con una reflexión clara: debería volver a la lectura.

PD: Años después de la publicación de este post en mi anterior blog la TDT se cargó la tele de la Universidad Politécnica de Valencia, al menos en mi televisor. Una pena, che.

1 comentario:

Un rincón apartado dijo...

Toda una experiencia religiosa. ¡Yo trabajé en el ente RTV-UPV! Hacía un programa de música en la radio, claro.

¡Un abrazo!