ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 28 de marzo de 2011

La dependencia energética europea en su oficina

Tranquilos, no vamos a hacer una disertación sobre recursos energéticos ni la dependencia energética europea. Para ello pueden ustedes consultar alguna publicación económica seria o, en su defecto, oír alguna de esas tertulias televisivias o radiofónicas en las que nadie tiene ni puta idea de lo que habla.

Lo que voy a hacer es poner un ejemplo que creo explica bien el problema y es fácil de entender sin acudir a sesudas interpretaciones de algún Premio Nobel de Economía. Además se trata de un ejemplo que usted, que fijo que nos lee desde su oficina, entenderá fácilmente:

Imagine que Europa es un edificio de oficinas. Un edificio cualquiera, por ejemplo el mismo edificio desde el que usted está leyendo este post.

Ahora imaginemos que todos los suministros del edificio (agua, teléfono, electricidad, gas, etc.) tienen su entrada desde dos puntos concretos: una habitación en el ala sur y otra habitación en el ala este. En cada una de esta habitaciones, que obviamente están en la planta baja están todas las llaves de paso de todos los suministros.

Ahora imaginen que en la habitación del ala sur del edificio hay un grupo de moros, con sus turbantes y tal, pegándose hostias entre sí. Uno de los moros domina y machaca a los demás , pero le garantiza el suministro de luz, gas y demás al edificio. Los otros moros intentan quitarse del medio al que los domina y andan con su revolución, pero usted no sabe qué coño pasará si consiguen triunfar. O lo que es lo mismo, en cualquier momento desde el ala sur del edificio le cierran todos los suministros.

Mientras tanto en el ala este del edificio un mafioso ruso observa con una cínica sonrisa lo que ocurre en el ala sur. Y lo que más desea es que los moros del ala sur le cierren todos los suministros, porque así el mafioso ruso le va a subir los precios a niveles increíbles, bajo amenaza de dejarle todos los suministos cortados. Y si el mefioso ruso le cierra las llaves usted se queda sin posibilidad de segfuir trabajando.

Esto es Europa, señores. O espabilamos o nos vamos a la mierda.

No hay comentarios: