ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 31 de marzo de 2011

Ponga precio a su muerto

Estamos hartos de oír hablar de los mercados internacionales, esos donde se compra y se vende cualquier cosa por absurda que parezca, en forma de bonos abastractos, o de materias primas concretas, o primas de riesgos o yo qué sé.
Pero nadie nos ha dicho que todos formamos parte de uno de los mercados internacionales más importante: el de los muertos en atentados terroristas o conflictos internacionales.
El mercado de los muertos es un tanto curioso. El precio de cada muerto no se fija en dólares ni euros, sino en manifestaciones, portadas de prensa, horas de televisión, opiniones tertulianas y, a veces, hasta en invasiones o guerras "democráticas".
Además el precio de cada muerto es muy subjetivo y guarda una relación directamente proporcional con la ideología de cada cual. Porque no se valora al muerto por lo que vale una vida humana (si es que se puede calcular dicho valor), sino por la ideología de quien valora y la del muerto en cuestión.

Así, por ejemplo, para una progre español un palestino muerto por una bala perdida vale mucho más que 15 judíos muertos en un atentado suicida en un autobús urbano de Tel Aviv. Es lo que tiene ser un niñato que lleva el pañuelito palestino desde la adolescencia.
Para un joputa vasco-indepentista un niño muerto en un atentado contra una casa cuartel vale menos que un valiente joputa-gudari muerto por una ataque al corazón en la cárcel. Les comen la bola desde la cuna, qué le vamos a hacer.
Esto por poner algunos ejemplo patrios. Pero si miramos a nivel general y con la visión del mundo occidental podemos llegar a conclusiones interesantes:
-25 millones de muertos por las salvajes purgas de Stalin valen menos que 6 millones de muertos bajo la salvajada nazi. Es lo que tiene ganar la guerra.
-2.000 y pico muertos en el ataque de Pearl Harbour valen menos que más de 100.000 en Hiroshima. Otros que ganaron la guerra.
-2.000 y pico muertos en las Torres Gemelas valen menos que 20.000 en Afganistán. Es que esos no trabajaban en Manhattan.
-2.000 y pico muertos en el Chile de Pinochet valen menos que 30.000 en la Argentina de la misma época. Éste tal vez sea el caso más curioso, porque no hay diferencias de raza ni ideología, y casi ni de país, pero tal vez por un juez vedette o por lo que sea se valora más el muerto chileno en manos de Pinochet.
-Una niña violada y asesinada en España vale mucho más que 100 niñas violadas y asesinadas en Nigeria. Cuestión de geografía (la distancia) y de pobreza.
-191 muertos en un atentado en los trenes de Madrid ó 56 en un atentado en el metro de Londres valen más que los casi 200.000 muertos de la Guerra de los Balcanes.
- Y así la lista podría resultar infinita.

Sin embargo hay unos muertos que no tienen ningún valor. Casi ni se habla de ellos. Son los muertos en conflictos, revoluciones y guerras civiles africamas. Y sobre todo el millón largo de muertos de Ruanda y Burundi. Y la explicación la tiene el color negro y el hecho de que éste se ubique en la piel de los muertos y no en el inexistente petróleo de la zona.

Y es que somos occidentales. Y qué cojones. Ni somos racistas ni nos importa el dinero.

martes, 29 de marzo de 2011

De pasión y nostalgia: Roger Waters The Wall



Las cosas que hacemos se pueden contar de muchas maneras distintas.
Por ejemplo puedo contarles que el pasado viernes 25 de marzo un tipo cuarentón dejó a su familia abandonada y se gastó una leña en una entrada, transporte y alojamiento para desplazarse a Madrid a un concierto. También puedo contarles que el mencionado tipo cuarentón acudió a solas a un Pabellón de deportes de Madrid en el cual se reunieron unas 15.000 personas, la mayoría de ellas en una media de edad de dentre 40 y 55 años, para ver a un anciano de 70 que cantaba un disco editado hace más de 30 años; y que todos se sabían de memoria el disco y sabían todo lo que iba a ocurrir, pero allí estaban. Dicho así queda un tanto frío.
Pero si le ponemos un poco de pasión y nostalgia la cosa cambia. Porque resulta que el tipo cuarentón era quien esto escribe. Y resulta que se trata del mismo tipo que se compró The Wall en vinilo nada más salió en 1979 con los pocos ahorros que podía tener un chaval de 12 años en aquellos tiempos. Y resulta que se trata del mismo chaval que pudo leer en una revista musical (no recuerdo cuál) la crítica de uno de lo 3 únicos conciertos de la gira The Wall que se celebraron entonces, en concreto el de Dortmund. Y aquel chaval deseó con todas sus ganas acudir a algún concierto de aquella gira, cosa que no pudo hacer porque con 13 años a dónde iba a ir y porque la gira se suspendió.
Por eso, más de 30 años después, que te pongan a huevo ir a ver ese concierto, precisamente ese concierto, te lleva a una situación difícil de explicar. En plena crisis de los 40, cuando ya pocas cosas consiguen apasionarte, un tipo de 70 años te devuelve la ilusión al tocar a sólo 350 km de tu casa.
Y esa ilusión es la que ha provocado que justo antes del cocierto llame a más de un amigo por el móvil para decirle "estoy aquí, en la pista, de pie como un chiquillo, a 15 metros de Roger Waters..."; y esa ilusión es la que ha provocado que, tras 4 horas de plantón y saltos, me duelan las lumbares, las cervicales, las piernas y los pies, y que todo me la sude.
Porque puede que Roger Waters esté hecho un abuelo y mi lumbar insistiera en recordarme que yo estoy camino de serlo, pero asistí a un espectáculo impresionante. Y puede que Roger Waters ya esté mayor para estas cosas, pero la pasión y la nostalgia todo lo perdonan.
Y qué carajo, aquello fue un espectáculo impresionante.
Y como yo no soy crítico musical y hay quien cobra por ello aquí les dejo una reseña de Rollingstone y otra de diariocritico, por si les interesa.


Aquí el reportaje que hicieron en Informe Semanal

lunes, 28 de marzo de 2011

La dependencia energética europea en su oficina

Tranquilos, no vamos a hacer una disertación sobre recursos energéticos ni la dependencia energética europea. Para ello pueden ustedes consultar alguna publicación económica seria o, en su defecto, oír alguna de esas tertulias televisivias o radiofónicas en las que nadie tiene ni puta idea de lo que habla.

Lo que voy a hacer es poner un ejemplo que creo explica bien el problema y es fácil de entender sin acudir a sesudas interpretaciones de algún Premio Nobel de Economía. Además se trata de un ejemplo que usted, que fijo que nos lee desde su oficina, entenderá fácilmente:

Imagine que Europa es un edificio de oficinas. Un edificio cualquiera, por ejemplo el mismo edificio desde el que usted está leyendo este post.

Ahora imaginemos que todos los suministros del edificio (agua, teléfono, electricidad, gas, etc.) tienen su entrada desde dos puntos concretos: una habitación en el ala sur y otra habitación en el ala este. En cada una de esta habitaciones, que obviamente están en la planta baja están todas las llaves de paso de todos los suministros.

Ahora imaginen que en la habitación del ala sur del edificio hay un grupo de moros, con sus turbantes y tal, pegándose hostias entre sí. Uno de los moros domina y machaca a los demás , pero le garantiza el suministro de luz, gas y demás al edificio. Los otros moros intentan quitarse del medio al que los domina y andan con su revolución, pero usted no sabe qué coño pasará si consiguen triunfar. O lo que es lo mismo, en cualquier momento desde el ala sur del edificio le cierran todos los suministros.

Mientras tanto en el ala este del edificio un mafioso ruso observa con una cínica sonrisa lo que ocurre en el ala sur. Y lo que más desea es que los moros del ala sur le cierren todos los suministros, porque así el mafioso ruso le va a subir los precios a niveles increíbles, bajo amenaza de dejarle todos los suministos cortados. Y si el mefioso ruso le cierra las llaves usted se queda sin posibilidad de segfuir trabajando.

Esto es Europa, señores. O espabilamos o nos vamos a la mierda.

viernes, 25 de marzo de 2011

The milk of good

Hay mañanas tristes y coñazo como la de hoy. Sin embargo recibes un correo electrónico que te hace sonreír y te cambia un poco la mañana. Y como éste me parece un correo especial y de gran interés antropológico a continuación lo transcribo, pidiendo disculpas por no poder citar a su autor, ya que lo desconozco. Se merece un premio, sea quien sea quien escribió el texto que a continuación transcribo:


Juan Gómez Pérez, consultor de "Prais Guaterjáus an Cúper"(P.G.A.C.), fue detenido ayer en las oficinas de esta empresa por «desafiar a los directivos, al utilizar en repetidas ocasiones un correctísimo español en su labor profesional», según consta en la denuncia presentada en la comisaría madrileña de la calle de la Luna.

El detenido, según los testigos, habría provocado diversas escenas de terror lingüístico entre sus compañeros. Los problemas comenzaron en abril, cuando Gómez Pérez llegó a la empresa e insistió en poner Jefe de producto en su tarjeta de visita, en lugar del 'Product Manager' que aparecía en las de sus compañeros.

«Desde el primer día nos extrañó su actitud», comentó Francisco de Borja Acebo-Guindaleda y Álvarez de Las Asturias , Account Manager (director de cuentas) de PGAC, pero nunca creímos que fuera a reaccionar con la violencia verbal con que se despachó después».

Un mes más tarde, durante la presentación del catálogo comercial, Gómez Pérez proyectó sobre una pantalla varias láminas que mostraban rótulos escritos en un perfecto castellano, mientras comentaba en voz alta los gráficos y cifras de la empresa en un discurso totalmente desprovisto de anglicismos.

Ante los ojos de sus compañeros -«horrorizados», según su propio testimonio- desfilaron varias decenas de frases escritas en la lengua de Cervantes sin que el consultor mostrara ningún pudor o vergüenza por lo que estaba haciendo. «El catálogo de la empresa había sido traducido y, por lo tanto, manipulado», aseguró el Managing Director (director general), Juan Jacobo O´Callaghan García-Carrizosa de Fontejudo: «Este sujeto había sustituido todos los 'markets', 'targets', 'inputs', 'slides' y 'sponsors'... por mercados, objetivos, entradas, diapositivas y patrocinadores y otros varios que fueron apareciendo.

«El resultado fue que no entendíamos nada de la presentación, provocando el desconcierto general». Además, y según consta en la denuncia, el detenido habría cambiado las palabras 'outsourcing', 'finances' y 'transactions' por subcontratas, finanzas y transacciones. «Y se había quedado tan ancho; hasta ahí podríamos llegar», comentó indignado el responsable de PGC.

Gómez Pérez no pudo terminar su presentación, pues fue reducido por dos compañeros de la empresa -el Phone&Door Manager (recepcionista) y el Security Surveillance Officer (vigilante jurado)- y maniatado hasta la llegada de la policía municipal, que puso al consultor a disposición judicial. «Lo ha hecho para provocar», comentaba ayer Ramón María Antúnez de Biedma y Fernández-Malvarrosa, consultor de PGC, refiriéndose a la actitud de Gómez Pérez.

« ¿Quién se cree que es?, ¿un Vicepresident (subdirector)? No se puede ser tan hortera.», concluyó el Manager's Ball (pelota del director). Debe tratarse de un morning-singer de three to the quarter (cantamañanas de tres al cuarto).

jueves, 24 de marzo de 2011

Televisión, insomnio y catatonia (II)

Lo siento pero debo insistir. La televisión de la UPV me tiene enganchado...

Acabo de ver el final de otro documental sobre Galicia... por supuesto en gallego (de no ser así ni se me ocurriría prestarle atención). Han hablado de la zona menos lluviosa de Galicia pero no me he enterado de cuál es (esta televisión precisa ser vista en estado catatónico). Lástima haberlo pillado casi al final.

Ahora comienza su programa estrella. El informativo de la UPV: algo dicen de un sin duda interesantísimo Congreso de Acuicultura... mucha imagen acuática y tal. Nada del otro mundo.

Pero esto sí me ha despertado del letargo. Un grupo de universitarios se ha reunido en el aula 29 del edificio 3 g) (creo) para un curso de no sé qué. Gran noticia pero ¿cuándo salen mis tertulianos árabes?.

Al loro con esto. Una estudiante de una universidad inglesa ha diseñado un bolso que se ilumina con energía solar que "puede tener una estrecha relación con el teléfono móvil". Que le den el Nobel. Mi letargo me impide enteder a qué relación se refieren... son las 23:45 y el sueño empieza a apretar. Sólo echo en falta a mis tertulianos árabes ¿cuándo salen?

Unos anuncios de sus propios programas y... sigo esperando a mis tertuliano árabes.

Dios mío... hacen "Noticultura", el espacio de no sé qué para conservar el arte en New York. Una exposición de arte moderno de una maravillosa artista coreana. No sabría decir si son cartulinas o cartones pero la obra debe ser la hostia a tenor de lo que explica la propia Ca Hae Park (la artista). Quedo defraudado... la artista habla en inglés (por supuesto sin traducción), pero es algo que me decepciona. Por un momento pensé que hablaría en coreano. Éste no es un programa exclusivo. Sigo prefiriendo la tertulia de los árabes.

En fin. Son casi las 00:00 y ya me ha entrado el sueño mientras la coreana explica una obra de arte llena de hierros retorcidos de color blanco. Canela fina la obra... y la coreana.

Una lástima. Me he quedado sin ver a mis tertulianos árabes. Pero me voy a la cama con una reflexión clara: debería volver a la lectura.

PD: Años después de la publicación de este post en mi anterior blog la TDT se cargó la tele de la Universidad Politécnica de Valencia, al menos en mi televisor. Una pena, che.

lunes, 21 de marzo de 2011

Televisión, insomnio y catatonia (I)

En algunas de las ocasiones en que me visita el insomnio cometo barbaridades como zapear por la televisión, incluyendo las extrañas cadenas piratas y semipiratas que pueblan las ondas. El aburrimiento herziano es un gran aliado en busca del sueño reparador.

Pues bien, hay una cadena que en su momento me tuvo alucinado y en la que he encontrado gran ayuda: la televisión de la Universidad Politécnica de Valencia.

Me animé a visitar esta cadena tras el visionado de un interesante dcumental acerca de la cópula del saltamontes centroafricano que en cierta noche facilitó extraordinariamente mi acceso al sueño.

Mi expectación subió en otra ocasión en que la ayuda me llegó de un interesantísimo documental sobre la ribera del Sil. Lo fundamental del invento es que lo transmitían en gallego. El sueño llegó de inmediato.

Mi entusiasmo se elevó al infinito con la transmisión de la ponencia de un sesudo catedrático en dinámica de fluidos cuya disertación no logré comprender pero me ayudó a encontrar la senda de Morfeo.

En los últimos días he llegado a la cima, porque ya no me pueden sorprender. Ahora transmiten tertulias de unos fulanos árabes que hablan en eso... en árabe. Juro que es verdad. Tras quince minutos viendo a los susodichos fulanos y oír sus jamalajás mientras se tomaban en serio sus discusiones la entrada al tálamo es inmediata. Huelga decir que en estas tertulias en árabe no ponen subtítulos, lo cual sin duda le quitaría toda la gracia al asunto.

Hoy no tengo suerte. Son las 00:30 y están dando aerobic con una oronda muchacha dirigiendo y sus compis de clase dando saltos en un aula del Poli. Así no hay quien duerma. Esperaré a mis amigos árabes, pero sólo 15 minutos más.

La tele de la UPV es curiosa y los árabes son la solución contra el insomnio... quién me lo iba a decir.

PD: Como a veces una imagen vale más que mil palabras, aquí tienen el anuncio de uno de los divertidos programas de la tele de la UPV (así se harán una idea)


martes, 15 de marzo de 2011

Tetas falleras


Estimados lectores, este blog se escribe desde Valencia y ya están montando en la calle las Fallas. Estas fiestas, como todas, tienen sus ventajas e inconvenientes.
El que quiera ver las ventajas que venga a Valencia y se divierta. Respecto a los inconvenientes, el mayor sin duda alguna es el de aquellos que tenemos que trabajar y nos encontramos todas las putas calles cortadas por una Falla.
Pero qué quieren que les diga. La Falla que este año me impide llegar a mi trabajo con normalidad es la que ustedes ven en la imagen. Y cuando a uno le cortan la calle dos tetonas de 18 metros de altura pues como que molesta menos. ¿Quién no ha soñado alguna vez con que dos tetonas espectaculares le cierren a uno el paso impidiéndole llegar al trabajo?. Pues ahí están esas tetas falleras, sin dejarme pasar y enseñándolo todo.
Aún no ha terminado la plantà pero me la trufa. Que le den el primer premio de todas las categorías a esta Falla por sus tetas falleras.

lunes, 14 de marzo de 2011

Dedicado a Mazinger Z y Koji Kabuto


Mi hermano, que es un tío cachondo, me pasó el otro día un ficherito de audio que dijo que me iba a gustar. Se trataba del tema de cabecera de la célebre serie de dibujos animados “Mazinger Z”, emitida por la única televisión disponible entonces, que no se llamaba TVE ni la 1, sino televisión española. Hablo de 1978 aproximadamente.

“Lo mejor de todo” –decía mi hermano-, “es que la canta Raphael”. Me costaba creerlo, pero también es cierto que en aquella época estaba más pendiente de los monstruos y robots que de quién cantara la canción…

En cuanto pude ejecuté el fichero. Y me di cuenta de que estaba equivocado al pensar que en estos últimos años me había trabajado el olvido…

“Mazingeeeer er er er…. Planeadoooor abajoooo ajoo ajoo ajoo” (voz de niño)

En sólo dos segundos, con una simple frase antes de iniciarse la música, mis pantalones eran cortos, mis rodillas sucias y raspadas, y me veía delante de mi ya jubilada Thomson a todo color (era la hostia en la época, oiga) viendo Mazinger Z…

“La maldad, y el terror, Koji puede dominaaaaaaaaaaar…” (aquí ya entra Raphael)

Koji Kabuto. Joder. Koji Kabuto. Más de 25 años sin escuchar ni mencionar ese nombre. Koji Kabuto, el héroe indomable que pilotaba a Mazinger. Koji Kabuto, con ese rictus, esas expresiones tan japonesas en que la cara se queda fija y parada durante 40 segundos mientras tiembla la imagen durante el mismo tiempo para hacernos ver que el chico está pasando un apuro. Koji Kabuto. ¿Qué más decir del bueno de Koji si con sólo decir Koji Kabuto está todo dicho?

“… y con él, su robot, Maaaaaazingeeeeeeeeeeeeeeeeeer…”

El Barón Ashler. Ese ser bisexual y hermafrodita que pide a gritos un papel protagonista en una peli de Almodóvar. Si te daba un perfil hablaba el hombre, si te daba el otro perfil hablaba la mujer, y si miraba de frente los dos a la vez. Y mirase como mirase siempre era malo malísimo. Sólo un genio japónido pudo tener tal ocurrencia. Hoy el barón Ashler sería objeto de estudios psiquiátricos y sesudos asesores del Ministerio del ramo expondrían teorías acerca de lo positivo que es para los niños manifestar la dualidad de género en una misma persona; y mientras tanto algún telepredicador condenaría la serie por fomentar al homosexualidad. En 1978 éramos más pobres y más cutres y no teniamos “pleiesteison”, pero éramos menos gilipollas. Así que para la sociedad en general y para los niños en particular el Barón Ashler sólo era eso… el Barón Ashler.

“…. Mazinger es fuerte y muy bravo, es una furiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa….”

Afrodita-A… ese icono sexual de los niños de los 70. No tardaríamos mucho en ver revistas guarras a escondidas en actitudes onanistas. Pero hasta que llegara ese momento las destructoras tetas de Afrodita-A al grito de “Pechos fuera” colmaban todas las aspiraciones sexuales de un niño de 10 años. Y al hacernos mayores ¿quién no ha pensado alguna vez en la célebre frase de “pechos fuera” cuando ha volado un sujetador?

“… no pueden con él, preparado a combatir estaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaá…..”

Es verdad que no podían con él. En cada capítulo el Dr. Infierno encargaba un nuevo monstruo al Barón Ashler. Éste/ésta diligentemente diseñaba y fabricaba un monstruo “made in Japan” que ponía en apuros a Mazinger hasta casi vencerle… pero en el último momento siempre ganaba el bueno. El caso es que en todos y cada uno de los capítulos Mazinger acababa hecho añicos, destrozado y casi irreparable. Pero siempre ganaba in extremis. Yo entonces me preguntaba por qué los malos no dejaban tranquilo a Mazinger 2 ó 3 capítulos para soltarle 3 monstruos a la vez. Seguro que habrían ganado. Pero nunca lo hicieron.

“…. es inmortal el robot, siempre lucha por la paaaaaaaaaaaaaaaaaaz…”

Bueno. Tal vez entonces me creyera que luchaba por la paz, pero el muy filldeputa no dejaba de lanzar rayos-x y bombas nucleares por todas partes. De hecho creo si hubiera sido real habría luchado por la paz, pero Japón sería hoy un cementerio nuclear. Ahora que caigo… Estados Unidos también lucha por la paz ¿o no?.

“…su amistad y su amor Koji puede controlaaaaaaaaaaaaaaaar…”

Esta frase la metieron con calzador. Fijo que sí.

“El poder, la verdad, con Mazingeeeeeer Zsiiiiiiiiiiiiiiii…”

Esta frase cantada es un tópico de la infancia de mi generación. Sólo de oírla me imagino a mi madre diciendo “límpiate esos mocos…”

“… oyeeeeeeee….. viste aquel reláaaaampago… es el hombre de hierrooo… escuchaaaaa…. Oíste aquél chooooqueeeee…es el robot gigaaaaaaanteeeeee… es nuestro amigoooooo… el robot que hace justiiiiiiciaaaaa….”

Sinceramente. No recordaba este recitativo. Pero oírlo 30 años después cantado a voz en grito por Raphael sencillamente no tiene precio. Es un maestro Raphael… cómo alarga las aaaaaaas y las eeeeeeees, y qué genialidad en su recitativo. Y el letrista un monstruo, inculcando la búsqueda del poder y la verdad por un robot que usa la violencia para hacer justicia matando todo lo que se le pone delante. Eso sí son principios y valores y no los de la pleisteison con sus juegos violentos…

“Koji ya puede volar, con Mazinger bajo el cielo azul, Koji ya puede nadar con su robot bajo el maaar…”

Ya casi había olvidado la versatilidad del robot. Y ahora se creen modernos por fabricar monovolúmenes. No te jode… (monovolúmenes que por cierto compramos los mismos niños que veíamos Mazinger Z).

“Mazinger Z, es rápido y veloz, con sus enemigos no hay piedaaaaaaaaaaaaaaaaaaad… Puede controlar la paz con su energía mortaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal…”

En 1978 yo era muy inocente… nunca se me ocurrió pensar que Mazinger-Z era una alegoría de la política exterior norteamericana.

“A toda velocidad, sus puños vuelan, de su pecho un rayo fatal lanza sin cesaaaaaaaaaaaaaaaaar…”

Esta frase es de las más recordadas. Y pensar que hay ahora tanto niñato presumiendo de coleccionar Manga… y resulta que todos los niños españolitos de los 70 consumiamos Manga en la tele sin saberlo.

“Mazinger Z, Mazinger Z, Maaaazingeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer Zsiiiií”

Gran final de la canción. Final que no nos concedieron en su día porque algún hijoputa de la televisión quiso que los niños no viéramos el último capítulo. Pasamos más de un año viendo la serie, esperando que algún día Mazinger se cargara de una puta vez al Dr. Infierno, al Barón Ashler y al conde no-sé-qué que iba con la cabeza en la mano. Y vimos con ganas todos los capítulos. Los comentábamos en el patio del colegio cuando era invierno y en la playa cuando era verano, y nos preguntábamos cómo acabaría. Aún hoy nos lo preguntamos porque algún cabrón eliminó el último capítulo de la parrilla. Ojalá el responsable haya sido engullido por los índices de audiencia y se pudra en el infierno con el doctor del mismo nombre.

PD: No sé qué me ha gustado más. Si mi regresión a la infancia o escuchar a Raphael en todo su esplendor.

Otra PD: Años después de la publicación de este post en mi anterior blog descubrí que la canción no la cantaba Rapahel. Pero me da igual, mola más pensar que el cantante es nuestro Raphael de toda la vida.

Y la última PD: Por si algún menor (cuando digo menos me refiero a menor de 40) ha leído el post y no sabe ni de qué se habla he aquí parte de la canción. Siento no haberla podido encontrar entera, así que a joderse y a conformarse con la mitad:

jueves, 10 de marzo de 2011

!!!!Seguimos volviendo¡¡¡¡

Cumpliendo con nuestra palabra aquí estamos, dando sentido a sus vidas (sí, lo sabemos; este aire místico-paternalista nos da un aire de cretinos tremendo, pero nos mola).

El caso es que les dijimos que volviamos, pero no que tuviéramos ganas de ponernos a escribir. Así que hemos optado por la vía rápida: reproducir artículos publicados en nuestro antiguo blog.

No se me quejen. Ustedes van al cine y pagan por ver una mierda de remake que estropea una peli de cine clásico que era una maravilla. También van por ahí bailando al son de chumbachumba versiones cutres de maravillosas canciones de los 60.

Así que no se quejen. Porque sólo nos hemos limitado a copiar y pegar posts publicados en el viejo blog hace 5 años, sin chumba-chumbas y sin versiones cutres, como en las canciones y pelis. Además, el plagio tiene en su propio concepto la imposibilidad de plagiarse a sí mismo.

Así que en un par de días esto se mueve. Que lo disfruten...

lunes, 7 de marzo de 2011

!!!!!!Volvemos¡¡¡¡¡¡

Sabemos de sus noches sin dormir, de su ansia por leer nuevas entradas en éste, su blog de cabecera. Sabemos que millones de correos suplicando nuestra vuelta inundarían nuestros buzones si nuestros millones de lectores conocieran nuestro e-milio. Sabemos que miles de cibernautas nos pararían por la calle suplicando nuevas publicaciones si no fuera porque no se separan de la pantalla de su ordenador. Sabemos que usted no duerme bien, que su carácter se ha vuelto irritable, que ha perdido interés por el sexo y que hasta ha pensado en el suicidio...

Pero no se preocupe. Una vez más estamos aquí para ayudarle. Nos debemos a nuestros millones de lectores y por eso vamos a esforzarnos porque usted salga de ese insoportable estado nervioso que tanto le hace sufrir. Y como su psiquiatra ya le habrá dicho (y si no se lo ha dicho es porque usted no ha ido al psquiatra) la mejor forma de hacerlo es que usted lea nuestra estupideces.

Así que está usted de enhorabuena... !!! el blog se reactiva¡¡¡. No sabemos si será por mucho tiempo o si se publicará irregularmente, pero sí sabemos que seguimos sin tener tiempo, que el broder transita por el undergorund de Londres y no va a colaborar, que quien esto escribe va de culo y sigue soportando la puta crisis... pero qué carajo. De vez en cuando mola escribir tonterías y olvidarse un poco de todo.

En un par de días esto comienza.