ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 5 de diciembre de 2011

Veréis Mundo: Barcelona

Por una vez no dedicaremos esta sección a lugares lejanos, sino a una ciudad cercana y fácil de visitar. Y por supuesto lo haremos desde nuestra peculiar perspectiva, que para hablar de los lugares y monumentos disponene ustedes de todo tipo de libros y guías de viaje. Y es que hoy les hablaremos de la sobrevalorada Barcelona.
-Situación y lengua:
Como todo el mundo sabe Barcelona es la capital de la región nordeste de España, y sus indígenas hablan una bárbara lengua ininteligible para los que viven en el centro del mismo país. Tan es así que muchos madrileños dejan de lado una visita a la ciudad al creer que no entenderán nada.
Y es aquí donde uno se lleva la primera sorpresa. Porque usted verá letreros, muchos letreros, en esa lengua bárbara, pero podrá manejarse perfectamente en castellano por toda la ciudad. De hecho oirá más gente hablando en castellano que en la lengua bárbara autóctona.
-Población:
Barcelona es la segunda ciudad de España en población. Y les aseguro que eso se nota, porque las calles del centro están atestadas de viandantes.
La composición de la población se compone estadísticamente de dos grupos: 50% turistas, 50% inmigrantes. Basta darse una breve vuelta por la ciudad para darse cuenta de que los catalanes no existen. De hecho uno llega a pensar que lo catalán es un invento de los políticos, porque no me digan que no es cachondo que uno compre unas zanahorias en la Boquería bajo un cartel del estilo "Avui, pastanaga 1.-€/Kg" mientras le atiende una catalana nacida en La Paz que habla un perfecto castellano andino. La conclusión es clara: los catalanes son como los gnomos, todo el mundo habla de ellos pero nadie los ha visto. Al menos en Barcelona.
-La ciudad del marketing:
Como ya hemos expuesto, Barcelona es una ciudad sobrevalorada. Pero no se confundan... en este blog no pensamos que Barcelona no sea una ciudad que valga la pena visitar. Lo que sí pensamos es que se han vendido muy bien y han conseguido que muchos turistas piensen en Barcelona como la única ciudad digna de visitar en España durante el transurso de un viaje por las principales capitales europeas.
Y es que si una cosa dominan los catalanes, -si es que existen- es el marketing. Y es algo que notará en muchos aspectos de la visita:
-Camisetas del Barça: Ese club que más que un club es la razón de la existencia del madrid está presente en todas partes. Verá bufandas y banderas en todas las tiendas y kioskos; eso es merchandising. Pero también verá decenas de turistas y de panchitos currelas ataviados con la correspondiente camiseta blaugrana; eso es marketing. Comerá usted en un restaurante y el camarero se indentificará como un fanático culé con un enorme gracejo andaluz. Y es que no se equivoque: igual que en Barcelona no hay catalanes tampoco hay seguidores del Barça. Porque en Barcelona los que van con la camiseta del Barça obedecen a la estructura poblacional: 50% turistas, 50% inmigrantes.
-Monumentos: En la ciudad hay muchos lugares dignos de visita. Pero lo destacable no es eso, sino lo bien que han vendido dichos monumentos. Un ejemplo de ello es la Boquería, que pasa por ser el mercado más grande, más bonito, más auténtico, más tradicional, más más de lo más de todo el mundo mundial. Y usted intentará apreciar tan magnas virtudes mientras sortea cientos de miles de guiris y japos que no paran de hacer fotografías a los jamones colgados de un puesto, -no olvide que los mejores jamones se ven en Barcelona- mientras piensa que otros mercados modernistas que conoce en otras ciudades no son más grandes, más bonitos, más tradicionales ni más auténticos simplemente porque no están en Barcelona. Y eso, querido lector, es marketing.
Otro ejemplo es el modernismo. Que sí oiga, que el modernismo está muy bien. Pero sólo en la ciudad del marketing es posible ver a la peña haciendo cola sin rechistar para ver la Pedrera por 15.-€/persona la visita o la casa Batlló por 18,5.-€/persona, cuando en el Museo del Prado te cobran 12.-€. Claro que el Museo del Prado tiene 2 graves defectos que justifican esta diferencia de precios: no está en Barcelona, y además ni Goya ni Velázquez (ni siquiera Tiziano, oiga) son catalanes. Y es que, aunque no sean asuntos comparables, un balconcito de la Pedrera vale mucho más que por ejemplo toda la pintura barroca española del Prado, aunque sólo sea porque Gaudí vivió en Barcelona.

-El hecho diferencial: Es éste otro de los grandes triunfos del marketing que puede apreciarse en Barcelona. Los políticos de la región nordeste de España llevan decenios dando por saco con el hecho diferencial, pero no se dan cuenta de que para que ellos sean diferentes a nosotros es necesario que nosotros seamos diferentes a ellos. Y es ahí donde se manifiesta el triunfo del marketing que tanto dominan en la región nordeste de España: han conseguido que todos asumamos que son mas listos y más guapos, que tienen más historia, y que merecen más que nosotros por el hecho de ser diferentes, sin que nadie llegue a la conclusión de que, para que ellos sean diferentes, es necesario que nosotros también seamos diferentes a ellos. Pero no, nadie se lo plantea. Unos monstruos, oiga.
Y les aseguro que no son tan diferentes, de hecho paseando por Barcelona uno hasta llega a pensar que no ha salido de España. Basta con que se den una vuelta por la ciudad para comprobarlo.

lunes, 24 de octubre de 2011

Jalouin

Hubo un tiempo en que cuando se acercaba el día de Todos los Santos las gentes acudían a los cementerios a velar a sus familiares y amigos ya fallecidos. Los más devotos rezaban y los niños comían dulces del tipo "huesos de santo" y cosas parecidas. Las gentes seguían una tradición heredada y sabían el por qué. Podría gustar más o menos, pero al menos era nuestra tradición.

Hoy no. Hoy todos los grandes almacenes están llenos de putas calabazas, telarañas falsas y trajes de bruja del todo a cien. Hoy los niños llaman insistentemente al timbre con la mierda ésa del "truco o trato"... ¿truco o trato? ¿qué cojones significa truco o trato? ...

Como decía, los niños insisten con la murga ésa del truco o trato con la intención de que les demos caramelos. Y lo peor no es eso, sino que encima hay padres que les siguen el juego. Se trata de elementos con una edad mental bastante por debajo de la de sus propios hijos que se creen alguien por copiar las costumbres vistas en cualquier teleserie americana. Adornan su casa como si fuera un peli de miedo, cuelgan telarañas por las esquinas y ponen calabazas compradas en el "Carreful" por las esquinas.

Pero aún hay algo peor... si usted abomina de tan bárbara tradición ante alguno de esos ridículos padres estos le tratarán como a un Mr. Scrooge y pensarán que usted es sólo un viejo cascarrabias amargado sólo por el simple hecho de que se resiste en la medida de lo posiblñe a la invasión del amigo americano.

¿Quieren terror? Pues terror habría que darles. No se me ocurre nada mejor que pasear por las calles con una recortada para ir reventando putas calabazas a tiro limpio. No vea usted cómo correrían esos valientes que tanto gustan de imitar el ambiente de las pelis de terror en plan yanqui. Ahí sí que vivirían el terror los muy jodíos y no paseándose por ahí disfrazados como gilipollas, comiéndoles el tarro a los niños y poniendo esas putas calabazas por todas partes. 

A tiros con ellos, A esos y de paso a los de Disney...

martes, 6 de septiembre de 2011

Vaya país

Llevo algún tiempo sin escribir ningún artículo del tema "politiqueos". La causa es clara. En este país de mierda entre unos y otros han conseguido que la política me dé miedo. No digo que haya dejado de interesarme. Digo que lo que pasa en este puto país da auténtico miedo.

Miedo da tener la absoluta certeza de que casi todos nuestros políticos pasan olímpicamente del bien común y sólo quieren perpetuarse en el cargo y mandar (lo de robar lo dejo por obvio).

Miedo da ver la manifiesta ineptitud, incompetencia y falta de profesionalidad del gobierno actual.

Miedo da la absoluta irresponsabilidad del gobierno actual, del anterior y de los políticos en general.

Miedo da la falta de respeto por las ideas de los demás.

Miedo dan los brotes de violencia totalitaria que se empiezan a vislumbrar desde hace un tiempo en algunos sectores.

Miedo da que los medios de comunicación se hayan sumado al carro de las descalificaciones e irresponsablemente se dediquen a enfrentar a un pueblo que en principio pasaba de estos temas.

Miedo da ver tanto talibán de la verdad absoluta.

Miedo da el nacionalismo irresponsable, totalitario y violento que crece ante la incompetencia, cobardía y absurda comprensión de nuestros gobernantes.

Pero lo que más miedo da es ver cómo el pueblo se va contagiando poco a poco de este clima asqueroso y se empapa de la famosa crispación, esa palabrita que todo político dice sufrir pero no practicar, cuando en realidad es justo lo contrario.

Por eso voy a dejar durante un tiempo de escribir en el tema "politiqueos" (obviamente, el dedicado a la política). Porque me da miedo y porque me da asco la situación a la que se está llegando.

PD: Sé que no hablar de política me hará perder millones de lectores. Pero cuando se escribe para nadie y te leen 3 ó 4 has batido un récord. Y con eso me conformo. Y además, qué coño. Yo no escribo para nadie.

Au

Otra PD: Este post lo publiqué en mi anterior blog allá por 2006. Y miedo da que hoy sea aún más actual que entonces y la realidad más extrema.

martes, 19 de julio de 2011

El puto cáncer

Mucha gente emplea eufemismos como "una larga enfermedad", pero todo es más sencillo si lo llamamos cáncer. Y su forma de actuar, al menos en el caso de mi padre, ha sido la siguiente:
1ª fase.- Permanece agazapado: Una masa ponzoñosa invade las entrañas de una persona y ésta no se da ni puta cuenta. Lleva una vida normal mientras es devorado por dentro. Mientras sus órganos se destruyen poco a poco él se sienta tranquilamente a tomarse una cerveza con los amigos, y ninguno se da cuenta de que la parca anda incordiando.
2ª fase.- La alarma: Un buen día la persona se encuentra extrañamente mal, o le sale un bultito, o se pone amarillo, o vaya usted a saber qué putada le depara el ente maligno que lleva dentro.
3ª fase.- La incertidumbre: Del bultito al ingreso hospitalario hay un suspiro. Y entonces comienzan las pruebas y la incertidumbre. Porque si los médicos dusfrutan metiendo a un pobre hombre tubos por la nariz o por el culo, más disfrutan no aclarándote nada de lo que pasa. El enfermo se mosquea, porque es consciente de que algo no va bien, y los familiares también.
4ª fase.- La mala noticia: Cuando consigues acorralar a un médico y que te diga algo te lo suelta y te quedas helado: cáncer terminal, dos semanas de vida. El cáncer es así, y en su tarea de destrucción disfruta con las lágrimas de una familia impactada.
5ª fase.- La destrucción: Es aquí donde el cáncer demuestra todo su potencial. El enfermo se deteriora más y más, pero no todo queda ahí. El cáncer destruye los pulmones o el hígado del enfermo, pero también los corazones de todos los familiares y amigos más cercanos. Porque si el enfermo sufre con su propio deterioro, los hijos o la esposa sufren con el deterioro ajeno, o sufren aguantándose las lágrimas delante del enfermo sólo para que él no pierda la esperanza.
6ª fase.- La culpa: Es aquí donde el ente maligno llamado cáncer demuestra toda su crueldad, porque sólo desde la sutileza la crueldad alcanza su máxima expresión. Y es que el cáncer consigue que tu ser querido quede hecho un despojo agonizante, pero no lo hace con la única intención de hacerle sufrir a él. Quiere hacer sufrir a todos los que lo rodean. Porque no hay mayor sufrimiento que la contradicción interna entre desear que viva y desear que muera. Porque uno termina prefiriendo la muerte al sufrimiento, pero al mismo tiempo desea que no muera. Todo este proceso se traduce en culpa, sin duda el mayor éxito de la maldad del cáncer.
7ª fase.- La muerte: Contra lo que algunos piensan, la tarea del cáncer no acabna con la muerte. Porque cuando todo acaba la culpa crece, ya que sientes alivio por tu madre que sufre o por tu padre que por fin descansa.
Anteayer enterré a mi padre. Y todos me dicen que aún tengo que dar gracias porque apenas sufrió dolores y porque todo transcurrió en solo dos semanas. Es la última putada del cáncer... encima tengo que darle las gracias.
PD: No se extrañen por no dedicar un panegírico a mi propio padre. Los dos hermanos que creamos en su día este blog dejamoss esas cosas para la intimidad.

martes, 28 de junio de 2011

Expaña, país de contrastes

Por cuestiones de trabajo tengo que consultar una serie de datos en una página güeb de un organismo público español. Para poder pedir datos hay que estar dado de alta en dicha página, y para ello hay que aportar una serie de datos personales: nombres, apellidos, dirección de e-milio y cuenta bancaria donde te cargan el importe de las consultas, entro otros.
Hacía tiempo que no usaba el servicio y durante el tiempo transcurrido he cambiado de dirección de e-milio y de cuenta bancaria, así que antes de realizar consultas de datos me propuse cambiar los datos de mi cuenta, o sea, mis propios datos personales.
En la página no existía opción alguna al respecto, así que llamé al teléfono de atención al cliente para que, ante mi estupor, me indicaran que para acceder a mis propios datos debía rellenar y enviar un formulario más difícil de rellenar que un visado para los Estados Unidos.
Me marearon todo lo que pudieron y más, perdí un día entero rellenado casillas y permisos sólo para poder acceder a mis propios datos... "hay que cumplir la Ley de Protección de Datos" me decían ante mis protestas...
Finalmente arreglé el asunto no sin antes perder varias horas de mi tiempo y haber quemado varios millones de neuronas víctimas del estrés.

Al salir del trabajo puse la radio y escuché perplejo una información que me dejó.... eso, perplejo. Al parecer hace un tiempo se firmó un acuerdo de colaboración entre la Diputación Foral de la provincia española de Guipúzcoa y la AEAT por la que se intercambiaban datos y había libre acceso por parte de los jerifaltes de dicha Diputación a los datos fiscales de cualquiere españolito de a pie en cualquier parte del territorio nacional.
Recordaban este Convenio con motivo de la toma de posesión de dicha Diputación por parte de Bildu. Me ahorraré opinar del tema porque desde hace un tiempo no me apetece hablar de política, pero lo curioso de la historia es que ahora los amigos de ETA para unos o la propia ETA para otros, -qué más dará-, tienen acceso a mi declaración de la renta con sólo apretar un botón.

Esto es Expaña, un país de contrastes, un país en que yo tengo que pasar por un calvario para acceder a mis propios datos en una güeb de un organismo público mientras los etarras acceden si ningún problema a mi declaración de renta y demás datos fiscales y sobre patrimonio. Un país en que algunos se indignan según de qué y según con quién.

viernes, 17 de junio de 2011

No somos ciudadanos

A los que crecimos en plena transición nos prometieron muchas cosas, pero una de las que más nos molaba era ser ciudadanos. Y a eso aspirábamos, a ser ciudadanos.

El problema es que jurídicamente éramos menores, y teníamos la impresión de que para alcanzar el deseado estatus de ciudadano era necesario cumplir los 18 años y sobre todo poder votar.

Por eso en las primeras elecciones en que uno es mayor de edad se tiene la conciencia de que se es, por fin, ciudadano. Pero no es así. Ellos quieren que te sientas ciudadano... "ejerce tu derecho al voto" te dicen, "es el ejercicio de un derecho democrático" te insisten, y blablabla, hasta convencerte de que eres un verdadero ciudadano. Pero ahí está su arte: te convencen para que te sientas ciudadano, pero para ellos sólo eres un elector.

Luego terminamos los estudios y buscamos un empleo, -aún no estaba tan extendida entonces la cultura del subsidio-, y nos encontrábamos más plenos, más realizados. Ahora sí que éramos auténticos ciudadanos. Pero no. Ellos nos hablaban de responsabilidad, de trabajo, de formación, de futuro... y simplemente nos estaban convirtiendo en contribuyentes.

Pasaron los años, cumplimos los 40 y, con el paso del tiempo, nos dimos cuenta de que nunca habíamos sido ciudadanos. Sólo fuimos menores que pasaron a la condición de electores periódicamente, y a la condición permanente de contribuyentes sujetos a la férrea disciplina de la AEAT.

¿Indignados? Yo sí que estoy indignado, la gente en mi misma situación con la que hablo sí que está indignada. Pero mientras seguimos indignados continuamos ejerciendo de contribuyentes y presentando previo pago de su importe nuestra putas declaraciones del 110, del 303 y de su puta madre para que cuatro políticos mangantes se los lleven y otros cuatro niñatos que van de asamblearios digan que nos representan.

Y lo más curioso es que sin nosotros, -que somos los que menos pintamos-, ni unos ni otros existirían.

jueves, 2 de junio de 2011

Juguetes (II)


Comentábamos en el anterior post la complicada tarea de montar un juguete para la diversión de los más pequeños de la casa. Y seguimos con el tema. Pero vamos a hacer como en las pelis de Tarantino, que empiezan por el final y acaban por el principio, así que hoy toca hablar de los juguetes para bebés.

La ventaja de los juguetes para bebés es que no precisan montaje. Vienen en una caja muy bonita, los saca y los entrega al niño. Punto.

La desventaja es que un inocente juguete para bebés es la más dura prueba que una persona cuerda puede soportar, incluso es una dura prueba para la relación de pareja.
¿Creen que exagero? Pues no. Y estoy seguro de que el que haya tenido bebés gateando por la casa me dará la razón con lo que les voy a contar...

Pongamos que el regalo para su pequeño gateador es la "granja videoparlanchina" (no es broma, así se llama en la realidad). Para los no puestos en el tema comentaremos que la granja es un típico juguete para bebés: se trata de una especie de caja de plástico con el tamaño y grosor de un ordenador portátil y con forma de casita (vean la imagen) y es presuntamente educativo. Diversos botones de vistosos colores invitan al nano a apretarlos. Y aquí es donde viene lo malo... algunos de esos botones tienen formas de animales.

No, lo malo no es la forma, sino que el botón con forma de vaca dice con voz metálica "vaca" cada vez que el niño lo aprieta. De este modo el niño se acerca al puto juguete y le mete una "puñá" al botón en forma de vaca... y usted oye "vaca". Puede no parecer un problema, pero es que el niño le coge el gusto a la vaca y aporrea el botón continuamente de tal forma que no deja a la máquina infernal que termine de decir "vaca". Y créame, los nanos son muy insistentes y reiterativos. De este modo una tarde de sofá puede ser recordada así: "vaca, vaca, vac, va..., vac, va-va-va, vaca-vaca-vaca, vac-va-vac-vaca-va-vac-vvvv-aaac-aaa, vac-vaca-vaca-vaca-vac-va-va-vvv-aaa-ccc-aaa, vaca-vaca-vaca-vaca-vaca-vaca, vaca-vac-va-va-va-vac, vac-vac-vac-vac, vaca-vaca-vaca, ...", y así ad infinitum.

Imagine 3 horas seguidas con esa voz metálica pronunciando ininterrumpidamete la palabra "vaca" una y otra vez en un bucle interminable... para suicidarse.

A veces el niño cambia la rutina y la monotonía, y activa la palanca que convierte el nombre del animal en su sonido. Y entonces la tarde cambia, porque en lugar de vaca usted oirá una y mil veces, -qué digo mil-, una y un millón de veces "muuuuuuu-mmmmm-mu-mumm-muuuuuum-muuuuuu-mu-mu-mu-mu-mu-mu-mu-mmmmmuuuuuuuuuuuuu-mumu-muuuuuu-mmmmmmmmmm-uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu".

Imagine las maravillosas tardes en que el nano al que le paga los pañales y la infernal máquina se ponen de acuerdo para arruinarle la salud mental. Unas veces será muuu, otras oing-oing, otras beeee-beeeee, otras (aquí ponga un relincho, que servidor es incapaz de transcribir), otras guau guau, o miau miau, o cuac-cuac, cada tarde un animal oído 3 millones de veces. Joder, ya podrían haber incluido un botón con forma de pez. Pero no, ese botón no existe.

En ocasiones uno no sabe si es mejor la monotonía o la variedad. Porque hay nanos que combinan y, cual dj (pronúnciese diyei) realizan un "remix" que puede sonar así: "mu-mu-mu-muuuuuu-beee-be-be-beeee-oing-oing-cuac-guau-gua-gua-guau-cua-cuac-miau-mia-miau-mu-gua-oi-oing-be-beeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee-mu-mu-cuac-cuac-cuac-oing-oing, kikiriki-kiki-kiriki-, oi-oi-oi-oing, be-mu-mia-gua-ki-cua. beeee-muuuuu, cuac-cuac-cuac, -oin-guau-miau-kikirtiki..." y así ad nauseam.

Con ello usted puede imaginarse con los ojos llenos de ira, enrojecidos y vidriosos, y a su señora también. A ambos les temblarán las manos, sentiran pinchazos en el bulbo raquídeo, transtornos de ansiedad y soplidos coronarios. ¿Se imagina qué absurdas discusiones sin sentido, qué irascibles gritos pueden surgir en la pareja producto de una tarde pasada con un juguete para bebés con su correspondiente bebé jugando?. Desde este blog exigimos un programa de periodismo de investigación para probar que los abogados matrimonialistas están detrás de estos maléficos juguetes. Porque tengan por seguro que una granjita parlanchina como la mencionada ha destruido miles de matrimonios.

¿Cree que ya le hemos dicho todo? Pues no. Lo que le hemos contado era antes. Porque antes el matrimonio podía salvarse si el niño se entretenía con otra cosa. Si usted tenía esa suerte el nano dejaba de aporrear a la maldita vaca y al menos un rato de paz conseguía evitar la más que segura discusión con su señora. Pero ya le hemos dicho, eso era antes. Ahora han aparecido en escena los ingenieros psicópatas.

Cuenta Arturo Pérez-Reverte en su más que recomendable "Territorio Comanche" que unos ingenieros fills de puta inventaron una bala con el centro de gravedad cambiado, de tal forma que al penetrar en el cuerpo humano hace un zig-zag, pero que idearon un calibre pequeño para provocar así multitud de heridas pero no la muerte. Más que nada para causar problemas logísticos al enemigo. El mencionado Pérez-Reverte pone a eso ingenieros inventores de tal bala de hijoputas y psicópatas.
Baaahhhh, eso son mariconadas... Los verdaderos ingenieros fillsdeputa y psicópatas se dedican a los juguetes para bebés y son los que inventaron el "¿estás ahí?" y el "¿juegas conmigo?". Les explico por si alguno no lo ha vivido.

Imaginen el juguetito ése antes explicado y tres horas oyendo vaca-vaca-vaca. Lo normal es que si usted tiene la suerte de que el niño se vaya a otra cosa la tortura finalice.

Ahora imagine que, tras 5 horas de muuuus y vaca-vaca-vaca el niño decide abandonar la habitación y dobla la esquina del pasillo gateando. Usted suspira y se repantiga en el sofá para aliviar su tensión. A los 15 segundos, de repente, una voz metálica dice "¿estás ahí?" mientras suenan unas pocas notas musicales y se encienden lucecitas de colores en el infernal aparato. Si pasan 5 segundos, y por si acaso el nano no se hubiera dado cuenta, la diabólica granja parlanchina insiste "¿juegas conmigo?", con su musiquita y sus luces. En un milisegundo usted oye el gateo en el pasillo, el nano dobla la esquina y se lanza en plancha sobre la puta granja parlanchina y restaura la sesión de tortura con dos horas más de muuuuus y vaca-vaca-vaca. Es una vuelta de tuerca más a la tortura. Es de un sadismo extremo. Ni a Mengele se le hubiera ocurrido.

El ingeniero que metió el chip "¿estás ahí?-¿juegas conmigo?" debería ser sodomizado por un elefante en la plaza pública para luego ser linchado por los millones de padres afectados al más puro estilo Tarantino (me ofrezco voluntario para cortarle la oreja). Yo no faltaría a la cita, y si usted ha pasado por esta tortura estoy seguro de que tampoco.

lunes, 30 de mayo de 2011

Juguetes


Estamos de acuerdo. Este post debería haberse publicado el día de Reyes. Pero aquí escribimos cuando podemos, así que allá va.

Una de las mayores pruebas para superar la difícil tarea de la paternidad se produce en el momento de los regalos. Esta difícil situación se repite varias veces al año, a saber, en Reyes, en el cumpleaños de la criatura, y hasta en el santo.
Si usted nació en los sesenta como yo, lo primero piénseselo bien porque ya le pilla mayor. Pero si se ha vuelto loco y decide tener y criar a uno de esos pequeños monstruos ya desde aquí le avisamos de la difícil tarea que supone el día de los regalos.
¿A que es maravilloso ver la cara de felicidad de los pequeños cabroncetes cuando ven las enormes cajas de sus regalos, ese barco pirata o esa Barbie caravana? Mola ¿eh?. Pues la sonrisa de usted se verá pronto desdibujada, porque el niño pretenderá que de inmediato abra usted la caja y monte el juguete, así que prepárese...

Abrir la caja: Ayyyy, qué fácil abrir una caja... y un cojón de pato. Para abrir la caja búsquese unos alicates o unas tijeras de podar. Porque las cajas de regalos vienen presentadas con atractivas figuras y colores, pero no hay quien las abra, no hay quien rompa el plástico ni el cartón satinado, ni hay quien saque los cartones de las piezas del barco pirata o la barbie caravana de las narices.
Tras media hora de pelea por fin consigue sacar los cartones interiores y desplegarlos sobre la alfombra. Sonríe... ha ganado la primera batalla. pero usted no sabe que ahora comienza el verdadero calvario...

Las instrucciones: Mira la alfombra y allí hay desplegados unos cartones a los que se aferra un auténtico arsenal de piezas de todos los tamaños y colores, algunas de ellas diminutas. También ve un papel desplegable con las instrucciones que intenta leer mientras los nanos le meten un dedo en el ojo señalando la vela del barco pirata o el toldo de la caravana de la barbie (sentimos el comentario sexista, pero es que a pesar de los ímprobos esfuerzos de Pajín y Bibiana los niños suelen decantarse por el barco pirata y las niñas por la Barbie, qué le vamos a hacer).
Como deciamos despliega una enorme hoja de instrucciones y comienza a entender que su futuro es incierto y tal vez muera montando el barquito o la caravana de marras. "Introduzca la pieza E en el soporte de la pieza G hasta que haga click", lee usted mientras intenta entender el esquema gráfico que sólo un experto aeroespacial podría descifrar. "Acople el conjunto Ab en los topes de las 7 piezas J"... comienza a mosquearse. Pero lo peor llega cuando se percata que no sólo hay tantos tipos de piezas como letras del abecedario, sino que las letras se combinan como en las matrículas de los coches. Ya sabe, la pieza A y las piezas Ab, y Ac. Un tema jodido, vaya.

En algunos casos el ingeniero cabrón que ideó y diseñó el juguete no ha podido sustraerse a su formación matemática y ha nombrado las piezas con combinaciones numéricas del tipo 2a, 8c, e incluso j´ (léase jota prima). Eso de ensamblar la pieza jota prima en la ranura del soporte inferior de la pieza Bc es apasionante, casi tanto como estudiar una ingeniería a los cuarenta años siendo de letras, oiga.

Sacar las piezas: Hay quien admira a los chinos por los guerreros de Xian, por la dinastía Ming, por la presa de las Tres Gargantas, por la gran Muralla o por sus tasas de crecimiento económico. Yo los admiro por su capacidad de aferrar las piezas a los cartones de las cajas de los juguetes para montar. Quien no haya montado nunca un juguete no sabrá lo que les cuento, pero quien lo haya hecho ya se habrá tenido que enfrentar a, por ejemplo, el pirata del barco del mismo nombre aferrado a un cartón por medio de 33 alambres cubiertos de un plástico gris irrompible. Si usted ya lo hecho sabrá que cuando digo que extraer cada pieza del cartón cuesta una media de 45 minutos no exagero ni un ápice.
Y es algo que nunca entenderé, porque estoy seguro de que al fabricante chino le cuesta mucho más tiempo y dinero anclar cada pieza con innumerables alambres irrompibles forrados de plástico gris a un cartón satinado también irrompible que el propio juguete. ¿Ha probado usted a extraer al Ken de la Barbie caravana de su cartón? Pruebe y verá. El pobre Ken lleva alambres hasta en los güevos, y hasta puede oír los gritos del muñeco cuando, presa de la desesperación, usted estira del mismo a la brava intentando separarlo del puto cartón irrompible.

El montaje: Antes de la comida familiar ha iniciado usted el montaje del juguete tal y como ya le hemos contado, pero la familia, en un alarde de solidaridad, se ha puesto a comer sin usted, porque está demasiado ocupado con las piezas inseparables de su cartón. Usted sin comer y la familia ya va por el postre, pero usted sigue ahí, con las piezas desperdigadas e intenando ensamblar al menos el casco del barco para que se parezca mínimamente a eso, un barco.
Cuando consigue ensamblar dos grandes piezas y oye "!click¡" grita !!!hurrraaa¡¡¡, pero de repente se da cuenta de que las ha montado al revés. Así que toca separar las piezas.
Y, créame. Sólo hay una cosa más difícil que ensamblar dos piezas: separar esas mismas piezas mal ensambladas.
El barco pirata, o la caravana de la Barbie, van tomando cuerpo. Hasta ha conseguido colocar una puerta que se abre y cierra. Piensa que el éxito se acerca. Pero entonces es cuando viene el listo...

El listo: Son las 6 de la tarde, la familia ha apurado sus cafés y copas mientras usted sigue intentando ensamblar el mascarón de proa, o sea, la pieza j´ (recuerde, diga jota prima) en la base del conjunto Ab mediante "la inserción de la solapa inferior hasta que se oiga el click". Pero lo único que oye es la voz del listo der su cuñado, que son sobrada actitud, le espeta "que así no es joder, lo estás montando mal". A ti te dan ganas de decirle, "sí, gilipollas, no lo hago tan bien como tú comiéndote la paletilla de cordero que me tocaba, mamón". Pero no lo dice por eso de no buscar probelmas. Aun así los tendrá, porque la suegra también se impacienta.
No digamos nada de esa frase que le sulta el suegro... "¿pero tan difícil es?", que es una forma fina y sutil de llamarle inútil. En fin, qué le vamos a contar, piense usted lo que les contestaría a cuñado y suegro, que se han comido todas sus raciones mientras usteds se pelea con el puto juguete.

Se hace tarde: Ya se acerca la noche y parte de la familia se quiere ir. Y usted entra ya en fase depresiva. pero no por el tiempo perdido. La depresión entra cuando usted se ve con el palo mayor del barco pirata o el toldo de la Barbie caravana en su mano derecha, y la base donde debe insertar el elemento en su mano izquierda, y observa con cara de gilipollas cómo los retoños se han olvidado del puto juguete y se lo pasan pipa con las cajas de cartón vacías.

El destino del juguete: Todo llega, el día terminará y hasta puede que el juguete quede montado. A partir de ahí el juguete se irá descomponiendo y por su casa irán apareciendo poco a poco esas piezas que tanto le costó ensamblar y que tan profundamente conoce. En los pliegues del sofá, junto al inodoro, flotando en la bañera, hasta detrás de la nevera... las piezas aparecen por doquier en los lugares más imposibles e inospechados.
Ni qué decir tiene que los niños dedicarán en toda su vida a jugar con el barco pirata o la Barbie caravana una centésima parte del tiempo que suted dedicó a montarlo. Pero no se queje, que eso es amor de padre.

lunes, 16 de mayo de 2011

Crispación y tráfico urbano

Como usuario diario del coche en los últimos tiempos he tenido al oportunidad de observar decenas de estúpidos incidentes de tráfico. No hablo de accidentes. Hablo del típico fulano que está dispuesto a dejarse la vida peleando en el asfalto con un desconocido por problemas tan importantes como que el que estaba delante ha tardado 1 segundo seis décimas en arrancar cuando se ha puesto verde el semáforo.

Ayer sin ir más lejos fui protagonista de uno de este tipo de altercados. Al parecer en una rotonda debí acercarme demasiado al carril de mi derecha. No soy consciente de ello pero lo deduzco porque a pocos metros paré en un semáforo y un energúmeno ya entrado en años se dedicó a gritarme e insultarme desde un todo terreno mientras hacía todo tipo de aspavientos y gesticulaba con las manos en un intento de indicarme que en su opinión le había cerrado.

Como era temprano y no tenía ganas de líos opté por ignorarle. Pero el semáforo era de los de larga duración y el sujeto cada vez se ponía más furioso. Entonces le miré pensando qué decirle para calmar los ánimos y el muy cretino gritó "¡¡¡¡por lo menos podías pedirme disculpas!!!!!", como si fuera lógico y fácil pedir disculpas a un gilipollas que lleva 2 minutos insultándote sin parar.

Visto lo visto me entró el punto vacilón y, guardando una gran calma, le dije "caballero, muchas gracias por sus indicaciones". El tío se puso como una fiera y me dijo "yo un caballero y tú un gilipollas". En sólo un milisegundo pensé en lo mal que tiene que estar una sociedad en la que es muy habitual que miles de patanes suban diariamente a sus coches dispuestos a pegarse unos cuantos puñetazos con un desconocido sin motivo alguno. Y sonreí... fue más por no llorar, pero sonreí...

El tipo se desencajó. Me odiaba tal vez más de lo que hubiera odiado a nadie en toda su miserable vida. Estoy completamente seguro de que si hubiera podido me hubiera matado. Así que insistió en la provocación: "tienes cara de subnormal" me dijo. Tres veces me lo dijo. Presumo que deseaba que yo bajara del coche y nos liáramos a hostias. No lo hice. Simplemente le contesté "es que soy el hombre espejo" y el semáforo verde desbloqueó la situación.

El hecho de que luego acelerara a mi lado y diera un volantazo con la intención de cerrarme lo dejaremos estar porque no merece más comentarios. Frené a tiempo y pasé de él.

Con todo esto he reflexionado acerca del tema de la conducción urbana. Si un señor tropieza con otro andando por la calle el primero dice "perdón" y el otro contesta "no pasa nada". Si ese mismo señor va conduciendo por la ciudad y se acerca demasiado al coche del otro ambos empezarán a insultarse y a gritarse como locos y desearán matarse.

Hay personas afables y educadas que con un volante en las manos se convierten en sujetos peligrosos y violentos. Debe ser algo psicológico. No sé si el problema es que vivimos en una sociedad excesivamente materialista y violenta. No sé si es la famosa crispación que a todos contagia. No sé si es que los coches son máquinas enviadas por los alienígenas que nos controlan mentalmente para que nos autodestruyamos. No sé si es que hay demasiada gente con una existencia miserable. O a lo mejor es que la gente folla poco. Al final va a ser eso... que les follen.

PD: Tras más de 24 horas desde el incidente presumo que el fulano aún se estará preguntando qué quise decir con lo del hombre espejo...

miércoles, 4 de mayo de 2011

El editorial de El País o la paradoja

Aquí el editorial del diario El País.

Aquí la paradoja:

En el 3er párrafo se dice que "Estados Unidos que, sobre todo con George W. Bush, decretó un estado de excepción mundial permanente y validó la tortura, las detenciones extraterritoriales y las guerras ilegales".

En el último párrafo se dice que "Y, sin embargo, sería difícil negar que EE UU está legítima y legalmente en guerra defensiva contra Al Qaeda. Así lo reconoció Naciones Unidas en su resolución posterior al 11-S. La actuación del comando que dio muerte a Bin Laden sería pues un acto más de la misma."

A ver... se ha ejecutado a un terrorista sin juicio previo. ¿Es eso propio del Estado de Derecho? ¿Es eso legítimo y legal o ilegítimo e ilegal? ¿O acaso la legitimidad depende de que lo haga Obama o lo haga Bush?

Qué quieren que les diga. A mí cada vez me preocupa más esta afición tan española a juzgar los hechos no por sí mismos sino en virtud de quien los causa.

jueves, 28 de abril de 2011

Sujeto nº 10

¿Quién no ha querido ser algún día un hito de la ciencia? ¿Quién no ha querido participar en el proyecto de un premio Nobel? Pues yo he tenido la oportunidad y la he sabido aprovechar, tal y como les cuento a cotinuación:

Tener un cuñado que es una eminencia en no sé qué ramas de la Psicología mola. Y no mola porque te reporte algún beneficio, sino porque te puede permitir ser parte de la ciencia, como a mí me ha ocurrido.

Todo empezó en una comida familiar. Mi cuñado me comentó que estaban realizando una investigación y que necesitaba un tipo de mi edad y condición por si quería participar en un experimento. Debo decir que mi cuñado es un tipo educado, puesto que podría haber sido claro y afirmar que necesitaban tipos carrozas a los que se les fuera la pinza, cosa que no hizo. Le dije que sí, pero con dos condiciones: la primera que me invitara a comer (listo que es uno), la segunda que se fuera olvidando de aplicarme calambres, de hacerme lobotomías o de meterme en fosas de agua helada para analizar la necrosis de mi cerebro. Me aseguró que el experimento era inocuo, así que allá me fui, a la Facultad de Psicología a formar parte de la ciencia.

Uno ha visto muchas imágenes de centros de investigación en Documentos TV o la Noche Temática. Siempre salen sesudos científicos locos en sus oficinas de Zurich o de PasadenaCalifornia (léase seguido, así lo hacen en la tele). Todos los científicos sienten una vis atractiva hacia lo desastrado, hasta el punto de que sus centros de investigación recuerdan a los pisos de los anuncios de Ikea. Pero a pesar de ello, en los centros de investigación de Zurich y de PsasadenaCalifornia tienen mucho muchísimo espacio.

En la Facultad de Psicología de mi ciudad no. Quiero decir que no tienen espacio. Las habitaciones que yo vi no pasaban de 2 metros por dos, y en esos 4 metros cuadrados había 2 mesas llenas de papeles donde compartían dependencia tres bicicletas cutres, dos investigadores y cuatro becarios que daban vueltas con cara de entendidos aunque estoy seguro que entendían menos que yo.

En Zurich y PasadenaCalifornia los investigadores llevan batas blancas y tienen cara de auténticos investigadores. Ya saben, cara de no haberse ido de copas ni ir con mujeres ni haber visto un partido de fútbol una sola vez en su vida.

En la Facultad de Psicología de mi ciudad no. Allí el único investigador que vi tenía cara de habérselo pasado muy bien con las Erasmus en la noche universitaria. Y los becarios ni les cuento. De todas formas el investigador me dijo que se iba becado a Alemania, donde estoy convencido de que se convertirá en un investigador de los que salen en la tele, con su bata blanca, sus gafas de culo de vaso, su barbita de chivo y su mirada abstraída entre la alucinación y el aburrimiento. A veces las metamorfosis son inevitables.

El experimento no tiene gran cosa que contar. Me sentaron delante de un pecé de esos que cualquiera de ustedes debió tirar a la basura allá por el año 93 y resolví una serie de enigmas donde había que sustituir palabras y memorizar frases. Un poco coñazo. Al final del ejercicio les pregunté si toda la peña se iba a enterar de que todo se me olvida. Me dijeron que no, que el experimento es anónimo y yo sólo sería el sujeto nº 10. Me moló lo de Sujeto nº 10, ese número de grandes figuras del fútbol, así qua agradecí tal asignación, sorteé una de las mesas, salté 2 ó 3 bicicletas cutres y salí de allí como buenamente pude para reunirme con mi cuñado que, como buen director del experimento, ni apareció en todo el rato.

Luego mi cuñado me invitó a comer... en el apartado reservado a los profesores del bar de la Facultad. Un lujo, oiga. Ni Riff, ni Vertical, ni el nuevo restaurante de Toni ¿o es Quico? Dacosta. Menú de rancho universitario.

Puede que a mi cuñado le den el Premio Nobel, pero la próxima vez que venga por casa le pienso sacar cerveza Hacendado, para que se vaya enterando de cómo se las gasta el Sujeto nº 10.

lunes, 18 de abril de 2011

Otto Hofmann y Gerahrd Kopfler, simpáticos ciudadanos

Recordarán el anterior post "Busque a su genocida" y cómo ustedes pensaron que todo era una exageración. Pues hoy les contaremos un par de historias...

Otto Hofmann: Otto, nuestro querido Otto, nació en Austria en 1896. Se trataba de un simpático y amable muchacho que sólo tenía 18 años cuando estalló la I Guerra Mundial y se la comió con patatas sirviendo como piloto, supongo que en el ejército del Imperio Austro-Húngaro.
Tras la guerra encontró trabajo como comercial para una empresa de vinos. Tras ello, y como era un chico inteligente y espabilado, montó su propia empresa de venta de vinos y se ganó la vida honradamente.
Con la II Guerra Mundial todo se trastocó y, tras algunas visicitudes, consiguió trabajar en un banco alemán hasta su muerte en 1982. No he encontrado ningún dato en Internet al respecto, pero presumo que tendría hijos y, teniendo en cuenta que murió con más de 90 años, debió pasear con sus nietos o sentarlos en sus rodillas para contarles cuentos. También imagino que saludaba amablemente a sus vecinos en el rellano de la escalera, y que cumplía con todas sus obligaciones tributarias. Qué ciudadano más ejemplar. Seguro que más de una vez hizo algún favor a alguna persona necesitada desde su puesto en el Banco.

Gerahrd Kopfler: De este simpático y ejemplar ciudadano apenas he encontrado datos. Nació en 1905 y estudió Derecho y Económicas en la difícil Universidad de Dusseldorf. Tras estudiar y trabajar duro pudo encontrar trabajo, pero la II Guerra Mundial trastocó su vida. Tras la guerra trabajó como Asesor Fiscal en la ciudad de Ulm (en el lander de Baden-Würtenberg) hasta su pacífica muerte en 1982. Imagino a este señor con una exquisita educación dejando pasar a las abuelitas en el portal, dando un beso de buenas noches a sus nietos, o teniendo un detalle con alguna persona en apuros al no cobrarle la declaración de impuestos. Una gran persona, che.

Pues bien, ahora recordemos el post anterior, porque va a ser que hemos encontrado a dos de nuestros simpáticos genocidas que andábamos buscando. ¿Se han dado cuenta de que al comentar la vida de estos simpáticos ciudadanos sólo hemos dicho sobre determinado periodo que "la II Guerra Mundial trastocó" sus vidas? Pues bien, entremos en ese periodo:

Ambos se apuntaron al Partido Nazi en 1933 e hicieron una interesante carrera ascendiendo puestos en esas simpática organización conocida como SS. Un ejemplo de personas, vaya. Otto llegó a oficial de las SS, alcanzando un humanitario puesto en la Oficina Principal de Raza y Colonización. Gerhard llegó algo más alto, General de las SS, llegando a formar parte de la Cancillería.

Pero lo más bonito no es eso. Lo más bonito es que ambos participaron en la Conferencia de Wannsee. Para el que no la conozca la tiene en este enlace. Para los vagos simplemente les explicaré que fue la conferencia donde se reunieron 14 jerifaltes nazis para adoptar una decisión que cambiaría Europa para siempre: la Solución Final.

De esta Conferencia de Wannsee se rescató un acta tras la guerra, así que se sabe todo lo que hablaron. Si les interesa pueden ver la película Conspiración. No esperen ver acción ni muertes, el guión de la peli es la propia Acta de la reunión, y por eso tal vez cause pavor y terror lo que allí se dice, porque es estrictamente cierto. (Espectacular cómo se cuestionan el tema en términos económicos en plan hay que bajar costes para matar y destruir cadáveres).

Pero a lo que íbamos. En el post anterior les invitaba a buscar genocidas y aquí tienen un ejemplo. Dos tipos que igual hasta eran buenas personas antes y después de la II Guerra Mundial. Uno trabajó en la caja de un banco y otro de asesor fiscal, ambos en Alemania, hasta su plácida muerte en los años 80. Sólo que entre ambos periodos transcurrieron los años 1933 a 1945, y allí hicieron cosas feas como mandar en las SS y decidir la muerte de más de 6 millones de personas. Eso sí, una vez acabada la barbarie volvieron a sus asuntos como si tal cosa.

Hoy la antigua Yugoslavia está llena de genocidas que se ganan el pan con el sudor de su frente. Siempre ha sido así, el genocida que algunos llevan dentro sale cuando puede. Y cuando no puede el tío es hasta buena persona. Quién lo iba a decir.

miércoles, 13 de abril de 2011

Busque a su genocida

En julio de 1990, -hace ya demasiados años-, tuve la ocasión de recorrer parte de la entonces Yugoslavia. Con independencia de la tristeza y pobreza producto de décadas de socialismo, por allí las cosas parecían tan normales. La gente iba a lo suyo y no se apreciaba ningún clima prebélico o algo que hiciera presagiar el caos, la debacle y la guerra.
Por eso en julio de 1991 me impresionó más que a otros la que se lió allí con la Guerra de los Balcanes. Y además aprendí una cosa: una guerra no se ve venir y las salvajadas que comporta una guerra menos. Posiblemente el sonriente recepcionista del hotel dirigió una masacre con resultado de fosa común, o aquel camarero tan simpático fue responsable de 10.000 muertes, o aquella chica que se ofreció a acompañarnos a una dirección cuando estábamos perdidos fue asesinada tras ser violada por decenas de vecinos de la etnia opuesta.
Aquello me hizo comprender que estamos rodeados de genocidas, que tal vez hasta usted mismo, querido lector, sea un genocida y no lo sepa.
Y es que no basta con que uno tenga un genocida dentro para que se líe a matar gente. Para que el genocida se desarrolle es necesario que reine el caos, que el país se desmembre o, curiosamente, que ocurra todo lo contrario y el país se convierta en un estado férreo totalitario (en un extremo piensen en Yugoslavia o cualquier revolución africana, en el otro piensen en la Alemania nazi o en la URSS).
Por otra parte, el genocida carece de ideología. El que es capaz de matar a 100.000 personas se la suda si lo hace por el comunismo, por el fascismo, por una religión, por una etnia o por un nacionalismo determinado. El genocida se adaptará a las circunstancias y ejercerá su labor con precisión y eficacia sea cual sea el entorno que le ha tocado vivir.
El genocida está ahí, a su lado. La historia está llena de ejemplos de honrados vecinos diligentes padres de familia que en un periodo bélico dirigen un campo de torturas para luego, cuando llega la paz y el orden, volver a su apacible vida, jugar con sus nietos e invitar a los vecinos a la barbacoa del domingo. Ejemplos hay muchos y de diversos países, pero simplemente piensen en aquel jubilado alemán que hace algunos años tomaba cerveza en la mesa de al lado de su terraza bar habitual... las probabilidades son altas.
En este blog estamos convencidos de que España está llena de genocidas. Recapacite, querido lector, y sin pensar demasiado le vendrán a la cabeza algunos nombres de políticos y periodistas que tienen todos los números para, en el momento idóneo de caos o de Estado totalitario, dirigir una caravana de la muerte o un campo de exterminio. El transtorno bipolar que vivimos, -las dos Españas que decía Machado-, ayudan mucho.
Por eso le invitamos a que hoy, cuando salga a la calle, busque algún genocida. Ese repartidor de la prensa que aparca su furgoneta en doble fila y grita a quien quiera sacar el coche; ese camarero que mira con desdén a unos panchitos que quieren tomar un refresco; ese fulano que le pita en un semáforo porque ha tardado usted un milisegundo en arrancar; ese Policía Local que le multa con cínica sonrisa a pesar de sus ruegos...
¿Cree que los ha detectado a todos? Pues está equivocado. También ese amable vecino que le cede el paso en la puerta del ascensor, o esa simpática dependienta del horno de la esquina, o ese amable profesor de inglés... también todos ellos pueden ser un genocida si se dan las circunstancias favorables.
Piénselo bien. Usted nunca estará a salvo si se dan las circunstancias que desarrollan a los genocidas. Sólo la suerte le salvará: pertenecer al mismo bando, etnia, religión o partido del genocida es un buen comienzo. Si está usted en el bando y momento equivocado no le salvará ni que el genocida sea amigo íntimo de toda la vida de su hijo, ni que al genocida le haya usted hecho multitud de favores en los tiempos felices. Nada le salvará. Bueno, a lo mejor es usted el genocida y sobrevive al periodo de caos o de totalitarismo, quién sabe.

Y para terminar, un frase muy explícita que transcribo pidiendo perdón por desconocer su autor, a pesar de haberlo buscado infructuosamente en el guguel:

"Cuando los muertos pasan del millar dejan de ser muertos y se convierten en una cifra"

PD: ¿De verdad cree que exageramos? Pues tenga paciencia. En el próximo post les expondremos un caso práctico que demuestra claramente todo lo expuesto.

lunes, 11 de abril de 2011

Ideología y mentes planas

En más de un libro de astronomía para torpes he podido leer el ejemplo del universo plano habitado por hombres planos (por citar el más famoso véase el Cosmos de Carl Sagan). Se trata de una especie de ejemplo práctico que algunos astrónomos usan para explicar los agujeros negros o no sé qué otro fenómeno astronómico, y para entenderlo hay que hacer un esfuerzo de abstracción mental.

Por intentar explicarlo de manera rápida y sencilla, básicamente consiste en que un hombre plano sólo percibe el plano, lo que se traduce en que sólo ve líneas. Es decir, si usted fuera un hombre plano y le pusieran delante la estatua de la Libertad sólo vería la línea que forma la base, pues su percepción plana de las cosas le impediría apreciar cualquier otra característica del objeto. De este modo le daría igual ver la estatua de la Libertad que un simple edificio cuadrado, pues sólo vería una línea. Un cuadrado, un triángulo y un círculo son lo mismo para el hombre plano, pues sólo verá siempre una línea.

En definitiva usted sólo vería líneas más o menos largas según la anchura del objeto. Del mismo modo poco le importaría la altura o la profundidad del mismo, puesto que en su percepción plana de las cosas no tendría capacidad de apreciar ninguna de ambas dimensiones.

Pues bien, todo este rollo de los hombres planos lo hemos expuesto para explicar cómo ve la realidad la mayor parte de la gente por culpa de la ideología, o lo que es lo mismo, cómo nos autolimitamos la percepeción de la realidad.

Usted puede poseer una visión del mundo, unos valores o una forma de entender la familia, el trabajo, la economía y la sociedad, entre otras cuestiones. Pero si esa amalgama de conceptos que se unen en la ideología le condiciona la vida y su forma de pensar, usted se convertirá en ese hombre plano del ejemplo. Porque como en el ejemplo usted sólo verá la línea de la base, esa línea básica que es lo único que usted quiere ver, perdiéndose el resto de características de lo que está viendo.

Sólo así se explica lo que pasa en España, donde un pueblo aborregado y preso de la ideología es incapaz de analizar con la más mínima objetividad lo que hacen muestro políticos de uno y otro bando.

Los excesos ideológicos nos han convertido en seres planos, de actitudes y opiniones previsibles según la corriente ideológica que profesamos, careciendo de autocrítica, criticando de los otros aquello que hacen los propios, incluso justificando a esos propios si hacen lo mismo que criticamos de los ajenos.

¿Nos molesta un político corrupto o un político corrupto de tal o cual partido? ¿Qué es lo que nos molesta realmente? ¿Que alguien robe o que robe uno del pepé sin que nos moleste que robe el del psoe o viceversa?

Se habla mucho de la crisis, del modelo productivo y demás zarandajas. Pero una de las principales razones por las que España se va a la mierda es porque nos han convertido en seres planos dispuesto a ver sólo la línea que ellos quieren que veamos y tal y como ellos quieren que la veamos.

Liberémonos del encorsetamiento de las ideologías. Sólo así veremos el objeto entero y podremos juzgar con algo de objetividad lo que ocurre a nuestro alrededor.
O mejor no lo hagamos. No sea que montemos una revolución como en Túnez, Libia o Egipto y a algunos se les vaya a la mierda el chiringuito.

miércoles, 6 de abril de 2011

Mis caraduras favoritos (3 frases míticas)

Hoy toca una pequeña selección de frases que sólo un caradura profesional puede expresar. Lo sabemos, la lista podría ser interminable. Pero espero me disculpen por mi falta de tiempo para buscar frases, más que nada porque este blog se realiza por amor al arte y uno queda eximido de obligaciones.

Hemos seleccionado sólo 3 frases de ésas que demuestran la catadura moral del suejo que las profiere. Que siiiiií, que seguro que cuando lean este post se les ocurren muchas frases más que echan de menos, y que seguro que algún susceptible echa en falta alguna frase de algún caradura profesional y quiere ver en ello intereses ideológicos por nuestra parte.

Pero no. Simplemente hemos escogido las 3 frases que más nos han gustado invirtiendo no más de 10 minutos en una búsqueda rápida. Y allá van las frases seleccionadas:

No es José Antonio Camacho, es Carmen Calvo

-Carmen Calvo (cuando era Ministra).- "El dinero público no es de nadie"

Grandiosa frase que resume en 7 palabras el ideario del partido socialista... qué coño, el de cualquier partido que se precie. Por otra parte se trata de aquella genial Ministra de Cultura que cuando un senador dijo "Carmen Calvo dixit" se ofendió pensando que la comparaban con Pixie y Dixie. Por ello dudamos si la frase fue lanzada en un ejercicio de caradura o en un ejercicio de ignorancia. Y ante la duda, más bien ante la seguridad completa de que la frasecita nació de la ignorancia e incultura de la Ministra de Cultura, no podemos darle el premio.


Así pone uno la cara si dice que no son parados sino apuntados al paro

-Zapatero (Presi del chiringuito).- "No son parados, son personas que se han apuntado al paro"

Brutal, genial, grandioso. Seamos sinceros: sólo un tipo que se cree que todos los españoles somos gilipollas puede proferir tamaña frase. O eso o simplemente tiene la cara tan dura y se la suda tanto todo que dice lo que le da la gana que para eso manda. Así que si nos lee alguno de los casi 5 millones de parados ya sabe que debe ser feliz porque está apuntado al paro y no parado. Y si no se lo cree es un facha.
Qué quieren que les diga. Molaría que esta frase se llevara el premio, pero va a ser que no. Por un lado el poderío mediático que acoge a su autor da mucho miedo, y por otro hay una frase aún mejor...
Sus allegados le llaman el Tito Fabra... ¿será porque Tito rima con Don Vito?

-El Tito Fabra (presi de la Dipu de Castellón, esa provincia).- "Hay quienes dicen que estamos locos por inaugurar un aeropuerto sin aviones. No han entendido nada. Este es un aeropuerto para Castellón, para las personas. Durante mes y medio cualquier ciudadano que lo desee podrá visitar esta terminal o caminar por las pistas de aterrizaje, algo que no podrían hacer si fueran a despegar o a aterrizar aviones".

Pues sí tito Fabra, no hemos entendido nada. No vamos a entrar en toda la pasta que se ha enterrado con el puto aeropuerto porque aquí estamos con la frase. Y la frase es... es... es digna de otro personaje que se cree que todos estamos gilipollas. De un personaje que domina a la perfección aquella célebre cita de "la justicia es como una tela de araña: los insectos grandes la rompen, los pequeños quedan atrapados", y la pone en práctica con evidente éxito. Se trata de un insecto grande que posiblemente sea, además de insecto y además de grande, el fulano con más caradura de España. Y eso es mucho decir en un país plagado de caraduras.
Pues éste va a ser mi caradura favorito. Un tipo así merece tal distinción. Y además nadie me va a llamar facha si me meto con él.

PD: Si se animan pueden poner alguna frase más en los comentarios. Pero no se agolpen, que después de los 10 millones de comentarios el servidor se colapsa.

lunes, 4 de abril de 2011

Hablando euskera

Decía Bernard Shaw que “la estadística es la ciencia por la cual si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno, yo tengo uno” (no veas lo que se puede vacilar al personal con la lectura de frasecitas de los azucarillos de las cafeterías).

Este verano me adentré en lo más profundo de las montañas vascas, en aquellas remotas zonas donde muchos indígenas hablan esa lengua llamada vasco, vascuence o euskera, y que hasta hace poco yo creía no saber hablar.

Tuve la oportunidad de oír muchas y variadas conversaciones que me fueron suficientes para descubrir los secretos de tan difícil lengua. Uno con txapela decía a otro: “kontuz gogoren azkarratoa… ahívalahostia joder”. Y el otro, también con txapela, contestaba: “joder, taparraka oskiontoa lahostia joder”. (Aviso al lector no familiarizado con el vascuence: las palabras vascas son inventadas).

En definitiva, el patrón de conducta de dicha lengua es el siguiente: tres palabras ininteligibles seguidas de otras tres palabras que entiendo y sé decir, pero dichas muy rápido… ahivalahostia joder.

Por lo tanto, si aplicamos la noble ciencia de la estadística a que hace referencia Bernard Shaw llegamos a la conclusión de que el euskera no es tan difícil, porque entendemos y sabemos decir la mitad de lo que se habla.

Así que ya saben. En su próximo currículum digan sin miedo: “Idiomas: Euskera: Nivel medio”. Eso sí, si les hacen hablar en vasco pónganse txapela… ahivalahostia joder.

jueves, 31 de marzo de 2011

Ponga precio a su muerto

Estamos hartos de oír hablar de los mercados internacionales, esos donde se compra y se vende cualquier cosa por absurda que parezca, en forma de bonos abastractos, o de materias primas concretas, o primas de riesgos o yo qué sé.
Pero nadie nos ha dicho que todos formamos parte de uno de los mercados internacionales más importante: el de los muertos en atentados terroristas o conflictos internacionales.
El mercado de los muertos es un tanto curioso. El precio de cada muerto no se fija en dólares ni euros, sino en manifestaciones, portadas de prensa, horas de televisión, opiniones tertulianas y, a veces, hasta en invasiones o guerras "democráticas".
Además el precio de cada muerto es muy subjetivo y guarda una relación directamente proporcional con la ideología de cada cual. Porque no se valora al muerto por lo que vale una vida humana (si es que se puede calcular dicho valor), sino por la ideología de quien valora y la del muerto en cuestión.

Así, por ejemplo, para una progre español un palestino muerto por una bala perdida vale mucho más que 15 judíos muertos en un atentado suicida en un autobús urbano de Tel Aviv. Es lo que tiene ser un niñato que lleva el pañuelito palestino desde la adolescencia.
Para un joputa vasco-indepentista un niño muerto en un atentado contra una casa cuartel vale menos que un valiente joputa-gudari muerto por una ataque al corazón en la cárcel. Les comen la bola desde la cuna, qué le vamos a hacer.
Esto por poner algunos ejemplo patrios. Pero si miramos a nivel general y con la visión del mundo occidental podemos llegar a conclusiones interesantes:
-25 millones de muertos por las salvajes purgas de Stalin valen menos que 6 millones de muertos bajo la salvajada nazi. Es lo que tiene ganar la guerra.
-2.000 y pico muertos en el ataque de Pearl Harbour valen menos que más de 100.000 en Hiroshima. Otros que ganaron la guerra.
-2.000 y pico muertos en las Torres Gemelas valen menos que 20.000 en Afganistán. Es que esos no trabajaban en Manhattan.
-2.000 y pico muertos en el Chile de Pinochet valen menos que 30.000 en la Argentina de la misma época. Éste tal vez sea el caso más curioso, porque no hay diferencias de raza ni ideología, y casi ni de país, pero tal vez por un juez vedette o por lo que sea se valora más el muerto chileno en manos de Pinochet.
-Una niña violada y asesinada en España vale mucho más que 100 niñas violadas y asesinadas en Nigeria. Cuestión de geografía (la distancia) y de pobreza.
-191 muertos en un atentado en los trenes de Madrid ó 56 en un atentado en el metro de Londres valen más que los casi 200.000 muertos de la Guerra de los Balcanes.
- Y así la lista podría resultar infinita.

Sin embargo hay unos muertos que no tienen ningún valor. Casi ni se habla de ellos. Son los muertos en conflictos, revoluciones y guerras civiles africamas. Y sobre todo el millón largo de muertos de Ruanda y Burundi. Y la explicación la tiene el color negro y el hecho de que éste se ubique en la piel de los muertos y no en el inexistente petróleo de la zona.

Y es que somos occidentales. Y qué cojones. Ni somos racistas ni nos importa el dinero.

martes, 29 de marzo de 2011

De pasión y nostalgia: Roger Waters The Wall



Las cosas que hacemos se pueden contar de muchas maneras distintas.
Por ejemplo puedo contarles que el pasado viernes 25 de marzo un tipo cuarentón dejó a su familia abandonada y se gastó una leña en una entrada, transporte y alojamiento para desplazarse a Madrid a un concierto. También puedo contarles que el mencionado tipo cuarentón acudió a solas a un Pabellón de deportes de Madrid en el cual se reunieron unas 15.000 personas, la mayoría de ellas en una media de edad de dentre 40 y 55 años, para ver a un anciano de 70 que cantaba un disco editado hace más de 30 años; y que todos se sabían de memoria el disco y sabían todo lo que iba a ocurrir, pero allí estaban. Dicho así queda un tanto frío.
Pero si le ponemos un poco de pasión y nostalgia la cosa cambia. Porque resulta que el tipo cuarentón era quien esto escribe. Y resulta que se trata del mismo tipo que se compró The Wall en vinilo nada más salió en 1979 con los pocos ahorros que podía tener un chaval de 12 años en aquellos tiempos. Y resulta que se trata del mismo chaval que pudo leer en una revista musical (no recuerdo cuál) la crítica de uno de lo 3 únicos conciertos de la gira The Wall que se celebraron entonces, en concreto el de Dortmund. Y aquel chaval deseó con todas sus ganas acudir a algún concierto de aquella gira, cosa que no pudo hacer porque con 13 años a dónde iba a ir y porque la gira se suspendió.
Por eso, más de 30 años después, que te pongan a huevo ir a ver ese concierto, precisamente ese concierto, te lleva a una situación difícil de explicar. En plena crisis de los 40, cuando ya pocas cosas consiguen apasionarte, un tipo de 70 años te devuelve la ilusión al tocar a sólo 350 km de tu casa.
Y esa ilusión es la que ha provocado que justo antes del cocierto llame a más de un amigo por el móvil para decirle "estoy aquí, en la pista, de pie como un chiquillo, a 15 metros de Roger Waters..."; y esa ilusión es la que ha provocado que, tras 4 horas de plantón y saltos, me duelan las lumbares, las cervicales, las piernas y los pies, y que todo me la sude.
Porque puede que Roger Waters esté hecho un abuelo y mi lumbar insistiera en recordarme que yo estoy camino de serlo, pero asistí a un espectáculo impresionante. Y puede que Roger Waters ya esté mayor para estas cosas, pero la pasión y la nostalgia todo lo perdonan.
Y qué carajo, aquello fue un espectáculo impresionante.
Y como yo no soy crítico musical y hay quien cobra por ello aquí les dejo una reseña de Rollingstone y otra de diariocritico, por si les interesa.


Aquí el reportaje que hicieron en Informe Semanal

lunes, 28 de marzo de 2011

La dependencia energética europea en su oficina

Tranquilos, no vamos a hacer una disertación sobre recursos energéticos ni la dependencia energética europea. Para ello pueden ustedes consultar alguna publicación económica seria o, en su defecto, oír alguna de esas tertulias televisivias o radiofónicas en las que nadie tiene ni puta idea de lo que habla.

Lo que voy a hacer es poner un ejemplo que creo explica bien el problema y es fácil de entender sin acudir a sesudas interpretaciones de algún Premio Nobel de Economía. Además se trata de un ejemplo que usted, que fijo que nos lee desde su oficina, entenderá fácilmente:

Imagine que Europa es un edificio de oficinas. Un edificio cualquiera, por ejemplo el mismo edificio desde el que usted está leyendo este post.

Ahora imaginemos que todos los suministros del edificio (agua, teléfono, electricidad, gas, etc.) tienen su entrada desde dos puntos concretos: una habitación en el ala sur y otra habitación en el ala este. En cada una de esta habitaciones, que obviamente están en la planta baja están todas las llaves de paso de todos los suministros.

Ahora imaginen que en la habitación del ala sur del edificio hay un grupo de moros, con sus turbantes y tal, pegándose hostias entre sí. Uno de los moros domina y machaca a los demás , pero le garantiza el suministro de luz, gas y demás al edificio. Los otros moros intentan quitarse del medio al que los domina y andan con su revolución, pero usted no sabe qué coño pasará si consiguen triunfar. O lo que es lo mismo, en cualquier momento desde el ala sur del edificio le cierran todos los suministros.

Mientras tanto en el ala este del edificio un mafioso ruso observa con una cínica sonrisa lo que ocurre en el ala sur. Y lo que más desea es que los moros del ala sur le cierren todos los suministros, porque así el mafioso ruso le va a subir los precios a niveles increíbles, bajo amenaza de dejarle todos los suministos cortados. Y si el mefioso ruso le cierra las llaves usted se queda sin posibilidad de segfuir trabajando.

Esto es Europa, señores. O espabilamos o nos vamos a la mierda.

viernes, 25 de marzo de 2011

The milk of good

Hay mañanas tristes y coñazo como la de hoy. Sin embargo recibes un correo electrónico que te hace sonreír y te cambia un poco la mañana. Y como éste me parece un correo especial y de gran interés antropológico a continuación lo transcribo, pidiendo disculpas por no poder citar a su autor, ya que lo desconozco. Se merece un premio, sea quien sea quien escribió el texto que a continuación transcribo:


Juan Gómez Pérez, consultor de "Prais Guaterjáus an Cúper"(P.G.A.C.), fue detenido ayer en las oficinas de esta empresa por «desafiar a los directivos, al utilizar en repetidas ocasiones un correctísimo español en su labor profesional», según consta en la denuncia presentada en la comisaría madrileña de la calle de la Luna.

El detenido, según los testigos, habría provocado diversas escenas de terror lingüístico entre sus compañeros. Los problemas comenzaron en abril, cuando Gómez Pérez llegó a la empresa e insistió en poner Jefe de producto en su tarjeta de visita, en lugar del 'Product Manager' que aparecía en las de sus compañeros.

«Desde el primer día nos extrañó su actitud», comentó Francisco de Borja Acebo-Guindaleda y Álvarez de Las Asturias , Account Manager (director de cuentas) de PGAC, pero nunca creímos que fuera a reaccionar con la violencia verbal con que se despachó después».

Un mes más tarde, durante la presentación del catálogo comercial, Gómez Pérez proyectó sobre una pantalla varias láminas que mostraban rótulos escritos en un perfecto castellano, mientras comentaba en voz alta los gráficos y cifras de la empresa en un discurso totalmente desprovisto de anglicismos.

Ante los ojos de sus compañeros -«horrorizados», según su propio testimonio- desfilaron varias decenas de frases escritas en la lengua de Cervantes sin que el consultor mostrara ningún pudor o vergüenza por lo que estaba haciendo. «El catálogo de la empresa había sido traducido y, por lo tanto, manipulado», aseguró el Managing Director (director general), Juan Jacobo O´Callaghan García-Carrizosa de Fontejudo: «Este sujeto había sustituido todos los 'markets', 'targets', 'inputs', 'slides' y 'sponsors'... por mercados, objetivos, entradas, diapositivas y patrocinadores y otros varios que fueron apareciendo.

«El resultado fue que no entendíamos nada de la presentación, provocando el desconcierto general». Además, y según consta en la denuncia, el detenido habría cambiado las palabras 'outsourcing', 'finances' y 'transactions' por subcontratas, finanzas y transacciones. «Y se había quedado tan ancho; hasta ahí podríamos llegar», comentó indignado el responsable de PGC.

Gómez Pérez no pudo terminar su presentación, pues fue reducido por dos compañeros de la empresa -el Phone&Door Manager (recepcionista) y el Security Surveillance Officer (vigilante jurado)- y maniatado hasta la llegada de la policía municipal, que puso al consultor a disposición judicial. «Lo ha hecho para provocar», comentaba ayer Ramón María Antúnez de Biedma y Fernández-Malvarrosa, consultor de PGC, refiriéndose a la actitud de Gómez Pérez.

« ¿Quién se cree que es?, ¿un Vicepresident (subdirector)? No se puede ser tan hortera.», concluyó el Manager's Ball (pelota del director). Debe tratarse de un morning-singer de three to the quarter (cantamañanas de tres al cuarto).

jueves, 24 de marzo de 2011

Televisión, insomnio y catatonia (II)

Lo siento pero debo insistir. La televisión de la UPV me tiene enganchado...

Acabo de ver el final de otro documental sobre Galicia... por supuesto en gallego (de no ser así ni se me ocurriría prestarle atención). Han hablado de la zona menos lluviosa de Galicia pero no me he enterado de cuál es (esta televisión precisa ser vista en estado catatónico). Lástima haberlo pillado casi al final.

Ahora comienza su programa estrella. El informativo de la UPV: algo dicen de un sin duda interesantísimo Congreso de Acuicultura... mucha imagen acuática y tal. Nada del otro mundo.

Pero esto sí me ha despertado del letargo. Un grupo de universitarios se ha reunido en el aula 29 del edificio 3 g) (creo) para un curso de no sé qué. Gran noticia pero ¿cuándo salen mis tertulianos árabes?.

Al loro con esto. Una estudiante de una universidad inglesa ha diseñado un bolso que se ilumina con energía solar que "puede tener una estrecha relación con el teléfono móvil". Que le den el Nobel. Mi letargo me impide enteder a qué relación se refieren... son las 23:45 y el sueño empieza a apretar. Sólo echo en falta a mis tertulianos árabes ¿cuándo salen?

Unos anuncios de sus propios programas y... sigo esperando a mis tertuliano árabes.

Dios mío... hacen "Noticultura", el espacio de no sé qué para conservar el arte en New York. Una exposición de arte moderno de una maravillosa artista coreana. No sabría decir si son cartulinas o cartones pero la obra debe ser la hostia a tenor de lo que explica la propia Ca Hae Park (la artista). Quedo defraudado... la artista habla en inglés (por supuesto sin traducción), pero es algo que me decepciona. Por un momento pensé que hablaría en coreano. Éste no es un programa exclusivo. Sigo prefiriendo la tertulia de los árabes.

En fin. Son casi las 00:00 y ya me ha entrado el sueño mientras la coreana explica una obra de arte llena de hierros retorcidos de color blanco. Canela fina la obra... y la coreana.

Una lástima. Me he quedado sin ver a mis tertulianos árabes. Pero me voy a la cama con una reflexión clara: debería volver a la lectura.

PD: Años después de la publicación de este post en mi anterior blog la TDT se cargó la tele de la Universidad Politécnica de Valencia, al menos en mi televisor. Una pena, che.

lunes, 21 de marzo de 2011

Televisión, insomnio y catatonia (I)

En algunas de las ocasiones en que me visita el insomnio cometo barbaridades como zapear por la televisión, incluyendo las extrañas cadenas piratas y semipiratas que pueblan las ondas. El aburrimiento herziano es un gran aliado en busca del sueño reparador.

Pues bien, hay una cadena que en su momento me tuvo alucinado y en la que he encontrado gran ayuda: la televisión de la Universidad Politécnica de Valencia.

Me animé a visitar esta cadena tras el visionado de un interesante dcumental acerca de la cópula del saltamontes centroafricano que en cierta noche facilitó extraordinariamente mi acceso al sueño.

Mi expectación subió en otra ocasión en que la ayuda me llegó de un interesantísimo documental sobre la ribera del Sil. Lo fundamental del invento es que lo transmitían en gallego. El sueño llegó de inmediato.

Mi entusiasmo se elevó al infinito con la transmisión de la ponencia de un sesudo catedrático en dinámica de fluidos cuya disertación no logré comprender pero me ayudó a encontrar la senda de Morfeo.

En los últimos días he llegado a la cima, porque ya no me pueden sorprender. Ahora transmiten tertulias de unos fulanos árabes que hablan en eso... en árabe. Juro que es verdad. Tras quince minutos viendo a los susodichos fulanos y oír sus jamalajás mientras se tomaban en serio sus discusiones la entrada al tálamo es inmediata. Huelga decir que en estas tertulias en árabe no ponen subtítulos, lo cual sin duda le quitaría toda la gracia al asunto.

Hoy no tengo suerte. Son las 00:30 y están dando aerobic con una oronda muchacha dirigiendo y sus compis de clase dando saltos en un aula del Poli. Así no hay quien duerma. Esperaré a mis amigos árabes, pero sólo 15 minutos más.

La tele de la UPV es curiosa y los árabes son la solución contra el insomnio... quién me lo iba a decir.

PD: Como a veces una imagen vale más que mil palabras, aquí tienen el anuncio de uno de los divertidos programas de la tele de la UPV (así se harán una idea)


martes, 15 de marzo de 2011

Tetas falleras


Estimados lectores, este blog se escribe desde Valencia y ya están montando en la calle las Fallas. Estas fiestas, como todas, tienen sus ventajas e inconvenientes.
El que quiera ver las ventajas que venga a Valencia y se divierta. Respecto a los inconvenientes, el mayor sin duda alguna es el de aquellos que tenemos que trabajar y nos encontramos todas las putas calles cortadas por una Falla.
Pero qué quieren que les diga. La Falla que este año me impide llegar a mi trabajo con normalidad es la que ustedes ven en la imagen. Y cuando a uno le cortan la calle dos tetonas de 18 metros de altura pues como que molesta menos. ¿Quién no ha soñado alguna vez con que dos tetonas espectaculares le cierren a uno el paso impidiéndole llegar al trabajo?. Pues ahí están esas tetas falleras, sin dejarme pasar y enseñándolo todo.
Aún no ha terminado la plantà pero me la trufa. Que le den el primer premio de todas las categorías a esta Falla por sus tetas falleras.

lunes, 14 de marzo de 2011

Dedicado a Mazinger Z y Koji Kabuto


Mi hermano, que es un tío cachondo, me pasó el otro día un ficherito de audio que dijo que me iba a gustar. Se trataba del tema de cabecera de la célebre serie de dibujos animados “Mazinger Z”, emitida por la única televisión disponible entonces, que no se llamaba TVE ni la 1, sino televisión española. Hablo de 1978 aproximadamente.

“Lo mejor de todo” –decía mi hermano-, “es que la canta Raphael”. Me costaba creerlo, pero también es cierto que en aquella época estaba más pendiente de los monstruos y robots que de quién cantara la canción…

En cuanto pude ejecuté el fichero. Y me di cuenta de que estaba equivocado al pensar que en estos últimos años me había trabajado el olvido…

“Mazingeeeer er er er…. Planeadoooor abajoooo ajoo ajoo ajoo” (voz de niño)

En sólo dos segundos, con una simple frase antes de iniciarse la música, mis pantalones eran cortos, mis rodillas sucias y raspadas, y me veía delante de mi ya jubilada Thomson a todo color (era la hostia en la época, oiga) viendo Mazinger Z…

“La maldad, y el terror, Koji puede dominaaaaaaaaaaar…” (aquí ya entra Raphael)

Koji Kabuto. Joder. Koji Kabuto. Más de 25 años sin escuchar ni mencionar ese nombre. Koji Kabuto, el héroe indomable que pilotaba a Mazinger. Koji Kabuto, con ese rictus, esas expresiones tan japonesas en que la cara se queda fija y parada durante 40 segundos mientras tiembla la imagen durante el mismo tiempo para hacernos ver que el chico está pasando un apuro. Koji Kabuto. ¿Qué más decir del bueno de Koji si con sólo decir Koji Kabuto está todo dicho?

“… y con él, su robot, Maaaaaazingeeeeeeeeeeeeeeeeeer…”

El Barón Ashler. Ese ser bisexual y hermafrodita que pide a gritos un papel protagonista en una peli de Almodóvar. Si te daba un perfil hablaba el hombre, si te daba el otro perfil hablaba la mujer, y si miraba de frente los dos a la vez. Y mirase como mirase siempre era malo malísimo. Sólo un genio japónido pudo tener tal ocurrencia. Hoy el barón Ashler sería objeto de estudios psiquiátricos y sesudos asesores del Ministerio del ramo expondrían teorías acerca de lo positivo que es para los niños manifestar la dualidad de género en una misma persona; y mientras tanto algún telepredicador condenaría la serie por fomentar al homosexualidad. En 1978 éramos más pobres y más cutres y no teniamos “pleiesteison”, pero éramos menos gilipollas. Así que para la sociedad en general y para los niños en particular el Barón Ashler sólo era eso… el Barón Ashler.

“…. Mazinger es fuerte y muy bravo, es una furiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa….”

Afrodita-A… ese icono sexual de los niños de los 70. No tardaríamos mucho en ver revistas guarras a escondidas en actitudes onanistas. Pero hasta que llegara ese momento las destructoras tetas de Afrodita-A al grito de “Pechos fuera” colmaban todas las aspiraciones sexuales de un niño de 10 años. Y al hacernos mayores ¿quién no ha pensado alguna vez en la célebre frase de “pechos fuera” cuando ha volado un sujetador?

“… no pueden con él, preparado a combatir estaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaá…..”

Es verdad que no podían con él. En cada capítulo el Dr. Infierno encargaba un nuevo monstruo al Barón Ashler. Éste/ésta diligentemente diseñaba y fabricaba un monstruo “made in Japan” que ponía en apuros a Mazinger hasta casi vencerle… pero en el último momento siempre ganaba el bueno. El caso es que en todos y cada uno de los capítulos Mazinger acababa hecho añicos, destrozado y casi irreparable. Pero siempre ganaba in extremis. Yo entonces me preguntaba por qué los malos no dejaban tranquilo a Mazinger 2 ó 3 capítulos para soltarle 3 monstruos a la vez. Seguro que habrían ganado. Pero nunca lo hicieron.

“…. es inmortal el robot, siempre lucha por la paaaaaaaaaaaaaaaaaaz…”

Bueno. Tal vez entonces me creyera que luchaba por la paz, pero el muy filldeputa no dejaba de lanzar rayos-x y bombas nucleares por todas partes. De hecho creo si hubiera sido real habría luchado por la paz, pero Japón sería hoy un cementerio nuclear. Ahora que caigo… Estados Unidos también lucha por la paz ¿o no?.

“…su amistad y su amor Koji puede controlaaaaaaaaaaaaaaaar…”

Esta frase la metieron con calzador. Fijo que sí.

“El poder, la verdad, con Mazingeeeeeer Zsiiiiiiiiiiiiiiii…”

Esta frase cantada es un tópico de la infancia de mi generación. Sólo de oírla me imagino a mi madre diciendo “límpiate esos mocos…”

“… oyeeeeeeee….. viste aquel reláaaaampago… es el hombre de hierrooo… escuchaaaaa…. Oíste aquél chooooqueeeee…es el robot gigaaaaaaanteeeeee… es nuestro amigoooooo… el robot que hace justiiiiiiciaaaaa….”

Sinceramente. No recordaba este recitativo. Pero oírlo 30 años después cantado a voz en grito por Raphael sencillamente no tiene precio. Es un maestro Raphael… cómo alarga las aaaaaaas y las eeeeeeees, y qué genialidad en su recitativo. Y el letrista un monstruo, inculcando la búsqueda del poder y la verdad por un robot que usa la violencia para hacer justicia matando todo lo que se le pone delante. Eso sí son principios y valores y no los de la pleisteison con sus juegos violentos…

“Koji ya puede volar, con Mazinger bajo el cielo azul, Koji ya puede nadar con su robot bajo el maaar…”

Ya casi había olvidado la versatilidad del robot. Y ahora se creen modernos por fabricar monovolúmenes. No te jode… (monovolúmenes que por cierto compramos los mismos niños que veíamos Mazinger Z).

“Mazinger Z, es rápido y veloz, con sus enemigos no hay piedaaaaaaaaaaaaaaaaaaad… Puede controlar la paz con su energía mortaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal…”

En 1978 yo era muy inocente… nunca se me ocurrió pensar que Mazinger-Z era una alegoría de la política exterior norteamericana.

“A toda velocidad, sus puños vuelan, de su pecho un rayo fatal lanza sin cesaaaaaaaaaaaaaaaaar…”

Esta frase es de las más recordadas. Y pensar que hay ahora tanto niñato presumiendo de coleccionar Manga… y resulta que todos los niños españolitos de los 70 consumiamos Manga en la tele sin saberlo.

“Mazinger Z, Mazinger Z, Maaaazingeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer Zsiiiií”

Gran final de la canción. Final que no nos concedieron en su día porque algún hijoputa de la televisión quiso que los niños no viéramos el último capítulo. Pasamos más de un año viendo la serie, esperando que algún día Mazinger se cargara de una puta vez al Dr. Infierno, al Barón Ashler y al conde no-sé-qué que iba con la cabeza en la mano. Y vimos con ganas todos los capítulos. Los comentábamos en el patio del colegio cuando era invierno y en la playa cuando era verano, y nos preguntábamos cómo acabaría. Aún hoy nos lo preguntamos porque algún cabrón eliminó el último capítulo de la parrilla. Ojalá el responsable haya sido engullido por los índices de audiencia y se pudra en el infierno con el doctor del mismo nombre.

PD: No sé qué me ha gustado más. Si mi regresión a la infancia o escuchar a Raphael en todo su esplendor.

Otra PD: Años después de la publicación de este post en mi anterior blog descubrí que la canción no la cantaba Rapahel. Pero me da igual, mola más pensar que el cantante es nuestro Raphael de toda la vida.

Y la última PD: Por si algún menor (cuando digo menos me refiero a menor de 40) ha leído el post y no sabe ni de qué se habla he aquí parte de la canción. Siento no haberla podido encontrar entera, así que a joderse y a conformarse con la mitad:

jueves, 10 de marzo de 2011

!!!!Seguimos volviendo¡¡¡¡

Cumpliendo con nuestra palabra aquí estamos, dando sentido a sus vidas (sí, lo sabemos; este aire místico-paternalista nos da un aire de cretinos tremendo, pero nos mola).

El caso es que les dijimos que volviamos, pero no que tuviéramos ganas de ponernos a escribir. Así que hemos optado por la vía rápida: reproducir artículos publicados en nuestro antiguo blog.

No se me quejen. Ustedes van al cine y pagan por ver una mierda de remake que estropea una peli de cine clásico que era una maravilla. También van por ahí bailando al son de chumbachumba versiones cutres de maravillosas canciones de los 60.

Así que no se quejen. Porque sólo nos hemos limitado a copiar y pegar posts publicados en el viejo blog hace 5 años, sin chumba-chumbas y sin versiones cutres, como en las canciones y pelis. Además, el plagio tiene en su propio concepto la imposibilidad de plagiarse a sí mismo.

Así que en un par de días esto se mueve. Que lo disfruten...

lunes, 7 de marzo de 2011

!!!!!!Volvemos¡¡¡¡¡¡

Sabemos de sus noches sin dormir, de su ansia por leer nuevas entradas en éste, su blog de cabecera. Sabemos que millones de correos suplicando nuestra vuelta inundarían nuestros buzones si nuestros millones de lectores conocieran nuestro e-milio. Sabemos que miles de cibernautas nos pararían por la calle suplicando nuevas publicaciones si no fuera porque no se separan de la pantalla de su ordenador. Sabemos que usted no duerme bien, que su carácter se ha vuelto irritable, que ha perdido interés por el sexo y que hasta ha pensado en el suicidio...

Pero no se preocupe. Una vez más estamos aquí para ayudarle. Nos debemos a nuestros millones de lectores y por eso vamos a esforzarnos porque usted salga de ese insoportable estado nervioso que tanto le hace sufrir. Y como su psiquiatra ya le habrá dicho (y si no se lo ha dicho es porque usted no ha ido al psquiatra) la mejor forma de hacerlo es que usted lea nuestra estupideces.

Así que está usted de enhorabuena... !!! el blog se reactiva¡¡¡. No sabemos si será por mucho tiempo o si se publicará irregularmente, pero sí sabemos que seguimos sin tener tiempo, que el broder transita por el undergorund de Londres y no va a colaborar, que quien esto escribe va de culo y sigue soportando la puta crisis... pero qué carajo. De vez en cuando mola escribir tonterías y olvidarse un poco de todo.

En un par de días esto comienza.

lunes, 14 de febrero de 2011

Cierre temporal

Este blog comenzó hace ya varios años y lo cierto es que nos lo hemos pasado realmente bien.
Lo que se inició entre dos hermanos se quedó sólo a mi cargo por causas que no vienen al caso. El hecho es que le di la paliza a mi broder para que reiniciara su actividad en el blog, ya que cada vez dispongo de menos ganas y tiempo.
Pero no puede ser. El hecho es que yo tengo que trabajar el doble para ganar la mitad, y que mi hermano ha tenido que emigrar a pesar de las enormes posibilidades que según el inútil-irresponsable de cetapé existen en nuestro país.
Así que se podría decir que el blog se cierra por culpa de la crisis.
PD: Como no me gusta eso de anunciar un cierre definitivo para luego volver, de momento lo vamos a dejar en cierre temporal.
Sabemos que con este cierre hemos destrozado la vida de millones de lectores, pero prometemos que si volvemos avisaremos.
Un saludo y muchas gracias a todos

viernes, 28 de enero de 2011

Solidaridad Fashion Week

Se dice con mucha razón que España es un país de extremos. Lo que no se dice tanto es que, dentro de esos extremos, España es un país de modas. Este pensamiento me ha venido a la cabeza esta mañana cuando circulaba por Blanquerías y he visto a esos pobres colgados que dejan pasar su vida apostados en Blanquerías, frente a la sede del Psoe valenciano.

Pero si en España las opiniones son extremas y vienen por modas lo mismo ocurre con la solidaridad. Por si no se han dado cuenta fíjense ustedes en los últimos años. Se puso de moda el no a la guerra y la gente no hablaba de otra cosa. Por Afganistán siguen los ejércitos y ya a nadie le importa lo que pase con el pueblo.

Después vino el tsunami. Fue una "Solidaridad Fashion Week" bastante intensa, en la cual todo el mundo se sentía comprometido. Pero acabado el evento ya a a nadie le importa un carajo la población afectada. No importan un güevo. Y lo mismo ocurrió con Haití. Los escombros siguen allí pero su semana d ela moda pasó.

El último caso fue del del Sáhara. Comenzaron los disturbios en El Aiuún con la correspondiente represión marroquí y la peña acudió en masa a la "Solidaridad Fashion Week". La peña cambiaba sus perfiles del facebook por banderas del Sáhara y lanzaba proclamas en su ayuda. Los actores se volvían locos en apoyo al pueblo saharaui. Los blogs y redes sociales echaban humo a base de consignas en apoyo al pueblo saharaui oprimido.

Hoy el pueblo saharaui sigue, con suerte, igual que en aquellos días (que no hace tanto, apenas uno o dos meses). Y digo con suerte porque me la juego a que están bastante peor, bastante más reprimidos, discriminados, pobres y jodidos. Pero a nadie le importa un güevo. NO hay que buscar causas de fondo. Simplemente ha pasado su momento solidario.

Defender una causa cuando ha terminado su "Solidaridad Fashion Week" es como imitar al Chiquito de la Calzada en 2011. Era muy guay en su momento pero ha pasado de moda. Y si imimtas al Chiquito hoy o defiendes una causa pasada de moda quedas como un gilipollas.



Miren a los 4 defensores del pueblo saharaui que siguen con su causa. Ahí siguen, pasando frío en Blanquerías para nada. No se han enterado de que su "Solidaridad Fashion Week" terminó hace tiempo y que ya nadie les hace ni puto caso.