ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

sábado, 6 de noviembre de 2010

¿Yo no te espero o yo no te respeto?

Si tengo que serles sincero yo tampoco espero al Papa. Por eso no pienso ir ni a Santiago ni a Barcelona a recibirle, así que me quedaré en mi casa, o me iré al cine o haré lo que me parezca ajeno a la visita. Pero claro, una cosa es no esperarlo y otra hacer campañas contra su visita o salir a las calles a boicotearla, tal y como hacen algunos intolerantes. (pueden verlo aquí y aquí).

Cuando los sindicatos salen a la calle el 1º de mayo o los sodomitas hacen el ridículo el día del orgullo gay también se cortan las calles y también se producen gastos con dinero público. Y no veo que salga gente a la calle a impedir el desarrollo de sus celebraciones. De hecho, si alguna organización católica o de cualquier tipo se manifestara contra la celebración del 1º de mayo o del orgullo gay e intentara impedir su desarrollo y la boicoteara le caería un chorreo de tres pares de cojones: fascistas, rancios, casposos..., ustedes ya saben.

Así que se dejen de milongas. Eso de "yo no te espero" es un cuento. Sería más correcto que dijeran "yo no te respeto". Porque al fin y al cabo eso de intentar impedir que se celebre un acontecimiento porque uno no lo comparte es una falta de respeto, además de ser una manifestación de intolerancia.

2 comentarios:

Juan Al dijo...

Benedicto??? zzzzzzzzzzz En Interlagos lo querría ver haciendo la 'qualifying' con el papamóvil

Myles dijo...

De acuerdo al 100%, Pk. Sólo añadiría que ya querría ver a esos valientes manifestantes protestar (aunque sea a distancia, y por carta) contra el ayatolá magnum o guardián de los creyentes o como en cada caso se llame el jefe mahometano de turno en cualquier teocracia de esas que hay al sur y al este del Mediterráneo. Decía Heinrich Böll (sí, el tipo está en la wikipedia) que en un mundo cristiano hay lugar para los que no lo tienen en uno pagano.