ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 15 de noviembre de 2010

Lloros incomprensibles

Te levantas por la mañana y haces el café. Estás contento y todo funciona de maravilla. Hace meses que no discutes con tu esposa o novia. Al rato aparece ella y sonriendo le dices "Buenos días". Ella se echa a llorar desconsoladamente.

¿Qué habré hecho mal? te preguntas. Pero al cabo piensas "mañana le toca la regla, seguro". Al día siguiente le baja y ya no llora cuando le dices buenos días. Pero tú sigues sin comprender nada.

5 comentarios:

JL dijo...

1.- ¿Te has fijado si cuando le dices "buenos días" ella está pelando cebollas?

2.- ¿Te crees suficientemente bueno haciendo el café de las mañanas?

3.- ¿Tanto tiempo hacía que no le decías "buenos días" por la mañana?

4.- Lo comprenderíamos mejor si nos bajase la regla.

5.- Si al día siguiente no le baja la regla, toma unas lecciones de empaquetar maletas, que me temo que pronto te harán falta.

Empar dijo...

¿Ya te ha echao de casa?

Juan Al dijo...

Yo en este comentario me aplico lo de 'en boca cerrada no entran moscas... ni te sueltan una leche que te salta los piños'

Silver's Moon dijo...

Qué exageración por diosss!! vale que cuando estemos con la regla nos volvamos un pelín más sensible pero hombreeee, que nos den los buenos días y no pongamos a llorar nooo...

Besos :P

hoeman dijo...

Lo mejor es intervenir lo mínimo en esas situaciones, así que hiciste bien :D

(Creo)