ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 28 de enero de 2010

Los maricas de enfrente

Con este post pongo fin a la mini-serie sobre los vecinos del edificio donde trabajo, que si no al final me localizarán y me lincharán. Hoy toca comentar sobre los maricas del piso de enfrente.

De entrada diré que sé que en la progrespaña actual eso de decir marica está mal visto. Pero a mí me la suda, y además marica es más fácil de escribir que homosexual, con tanta hache y tanta equis. Vale, podría escribir gay, pero ese anglicismo es una mariconada.
A lo que íbamos. Teníamos enfrente dos maricas encantadores. No sólo eran muy simpáticos y educados, -ambas cualidades difíciles de encontrar en la sociedad moderna-, sino que además eran buenos vecinos. Nos recogían paquetes cuando la secretaria no había llegado, nos avisaban cuando había alguna novedad vecinal, elucubraban con nosotros acerca de qué se cocía en el Club Panoli, etc.
Sin embargo tenían un serio problema: follaban muy alto. No quiero decir que se subían a la azotea para realizar el acto, me refiero al sonido. Resulta que dos de los despachos de nuestro trabajo, entre ellos el mío, daban pared con pared a su vivienda. Y según dónde les diera el apretón los jadeos me los regalaban a mí o a un compañero. El caso es que cuando comenzaban jadeaban alto y claro. Y joder, vaya si lo pasaban bien y vaya si duraban. A uno le daban ganas de hacerse sodomita, cruzar el rellano, llamar a su puerta y apuntarse al revolcón de lo bien que lo pasaban.
Vista la cosa así hacía hasta gracia. Pero a veces causaban algunos problemas. Por ejemplo con las llamadas telefónicas. Imagínense que llaman a su abogado y le realizan consultas que él contesta con sesudas interpretaciones jurídicas. Y en plena conversación imaginen que oyen al otro lado de la línea unos exagerados jadeos sexuales proferidos sólo por hombres. Seguramente les pasaría como a nuestros clientes, no sabrían si llamaban a un despacho de abogados a una casa de orgías para homosexuales.
La cosa continuaba, puesto que no nos atrevíamos a pedirles que fueran más discretos por si salíamos en la tele y en las portadas de los periódicos acusados de homófobos. Así que llegó el día en que mi señora llamó para encargarme que comprara no sé qué en el supermercado al regresar a casa. Mientras ella decía que apuntara cebollas, leche, pan… se oían unos jadeos que ni en la más salvaje de las pelis porno del género sodomita. Mi señora me preguntó qué era eso que se oía. Y claro, contestarle que eran los maricas de al lado y no creérselo fue todo uno.
Le juré y rejuré que aquellos jadeos no provenían de mi despacho sino de la vivienda de al lado, pero ella no me creía. Así que le dije que viniera un día a oírlos ella misma. Me costó, pero conseguí que viniera. Y aquel maldito día los muy cabrones en lugar de jugar al sexo se dedicaron a jugar al parchís.
Desde entonces mi señora sospecha que soy marica. Y encima me tiene a pan y agua. Pero a ellos les da igual porque siguen todos los días dale que te pego. Cabrones…

7 comentarios:

Juan Al dijo...

siempre puedes meterte tú en un armario para atender las llamadas telefónicas y que no se escuche lo que no debe :P

GAN dijo...

Me sorprende que emprendais acciones legales de manera inmediata...

Joder poneros a chillar artículos de leyes y sentencias....

Aporrear las mesas chillando OOOOOOOOOOOOOOORDEN en la sala....

A ver si cuando llamen a vuestros vecinos se piensan que viven en un juzgado...

silver´s moon dijo...

Jajajaaja imagino la escena y me parto jjajajaja.

En la urbanización donde vivo había un problemilla parecido. Una pareja que sólo vienen los fines de semana y algún mes por ahí suelto, son unos escandalosos del copón. Menos mal que viven bastante retirados de mí y yo no lo sufro.

Los chalets son pareados, así que la vecina "pareada" le dijo que hicieran el favor de ser más discretos porque sus niños ya le habían preguntado qué le pasaba a la vecina de al lado que decía "Dios!!" todo el rato como si estuviera llorando jajajaja.

Desde entonces parece que son más comedidos. Quizá sea cuestión de que le cuentes la anécdota de tu mujer en plan coña para que se den cuenta y bajen el volumen. O eso, o te unes a ellos, y que salga el sol por donde salga jajajaja

Un beso

Drakul dijo...

No, si encima pretenderás cobrar por trabajar en un edificio tan divertido.

Anónimo dijo...

Pues yo encontra de todo fundametalismo obtuso y retrogrado, cuando follo con mi mujer armamos la de dios, los orgasmos son brutales y mis compañeros de genero que lo escuchan se ponen burros y como sus mujeres son una extrechas se tienen que ir al water a tocar la zambomba sin ser Navidad, fuera la hipocresia.

Vicente Almagro

JL dijo...

Pero ¿a quién se le ocurre contestar a la mujer en medio de un concierto de jadeos, aunque estos sean indirectos? Te tienes merecido el pan y agua, y conformarte con el pan-pan vertical y el agua pastosa.

Si ya te decía yo que tu vecindario era peor que la Rue del Percebe 13. Sólo te falta Soriano en el ático para despejar acreedores y un gato martirizado por un ratón.

Anónimo dijo...

Hello Brothers n Sisters

Looks 4 sure like www.blogger.com may be a great forum for me
I am lucky to have discovered it.


In the beginning just remember it was darked and then someone smiled! try this: Your village just called, they are missing their idiot! :


Lol!

Anybody like Hot air ballooning


Looking forward to a good long membership here!

Pennsylvania,Clintonville