ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 7 de diciembre de 2009

Diario de un convalenciente: El calendario

Como ya he comentado en anteriores posts el gimnasio es muy grande y en él se realizan muchas actividades. Tantas que en la entrada siempre hay letreros animando al personal a entrar en las clases colectivas. Para informar sobre las mismas hay un enorme mural donde se puede ver un gigantesco calendario semanal en el que se indican cada actividad con su hora correspondiente y la sala donde se realiza.

Hoy me he preocupado por enterarme de qué van las clases ésas de los cojones, porque cada vez que entro la de recepción no hacen más que recordarme que es maravilloso acudir a las clases colectivas. Así que me he puesto de pie frente al mural-calendario. Pero al mirar las clases me he quedado atónito en un primer momento, para luego marearme y buscar asiento.

El mural está lleno de cartoncillos de colores (se supone que según el tipo de ejercicio) y palabrejas extrañas del tipo “step”, “capoeira”, “x45”, “aerobic”, “Kick-box”, etc. No tengo ni zorra idea de para qué sirven esas clases colectivas con nombres tan raros, pero viendo a la gente que sale de ellas con un sofoco tremendo he optado por pasar olímpicamente. Además yo estoy aquí por mi rodilla…

2 comentarios:

Juan Al dijo...

¿Tiene bar el gimnasio? Porque sin bar yo no piso un gimnasio

Pkdor dijo...

Pues sí que tiene bar. Y ahora que preguntas se me ocurre que voy a dedicarle un post al bar de mi gimnasio.