ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

viernes, 23 de octubre de 2009

Eurodisney.- La huida

Tras levantarte entre sábanas de mickeys y lavarte con jabón de mickeys te vas de nuevo al desayuno. Y como me aterra simplemente recordarlo me remito a un post anterior porque el panorama es el mismo.

Una vez superado el desayuno vas dispuesto a pasar otro infernal día rodeado de padres, de niños y de algún que otro capullo que a sus 50 tacos se cree el rollo éste, y entras de nuevo en el parque.

Las tiendas
Al entrar hay una larga hilera de casas repletas de tiendas. Allí puedes comprar lo que te dé la gana: lápices de mickeys, globos de mickeys, tazas de mickeys, jerseys de mickeys, y toda suerte de objetos en torno a tan infame personaje y otros muchos. Quise preguntar a una dependienta si también tenían condones de mickeys, pero mi señora no me dejó.
El caso es que cualquier objeto, por ridículo, inservible y hortera que sea, cuesta un riñón. Estos de Disney saben que hay que sacar la pasta al personal y te exprimen sin dejar gota. Allí hay japos y jeques que se dejan un dineral en chorradas varias. Los españoles sólo gritan y pegan codazos al personal pasando de sus hijos que corren entre los estantes ante la tensa mirada de los dependientes, eso sí, sin dejar de sonreír.

Atuendos
Capítulo aparte merecen los atuendos. Uno puede pasar porque una niña de 5 años vaya disfrazada de la Bella Durmiente o cosas así. Cada uno intenta educar a sus hijos como puede pero no siempre se consigue escapar a la fuerza propagandística goebbeliana del marketing, sobre todo si es tan agresivo como el de Disney. Eso sí, lo siento por la niña, que ella sabrá lo incómoda que va. También pasas por alto a dos hermanos de unos 5 ó 6 años disfrazados de Peter Pan peleando con espadas de plástico que le costaron a su padre más de lo que pagó la Junta de Castilla-León por la Tizona. En mis tiempos luchábamos con palos, que era menos higiénico pero más barato.

Pero che, verte a mamás maduritas con el lazo y las orejitas de rata de la Minnie… eso puede con la paciencia de cualquiera. Centenares de chicas jóvenes y señoras ya maduras…, en fin, centenares de adultas iban luciendo las orejitas de Minnie, que por otro lado es una rata que cae igual de mal que su novio sin pilila Mickey. ¿No sería mejor que lucieran generosos escotes?

La cabalgata
Por la noche anuncian a bombo y platillo que van a realizar la gran cabalgata. A la hora convenida varios miles de personas se agolpan en el recorrido como si fueran a ver algo increíble. La megafonía anuncia en 37 idiomas el inicio de la cabalgata desde una hora antes cada diez minutos, de forma que el mensaje se repite muchas veces pero bajando 10 minutos en cada ocasión. El mensaje es curioso, porque el menda que tradujo debía estar borracho y hace una traducción literal del francés y cada vez que habla en español dice “señoras y señores y vosotros los niños…”; ciertamente queda un tanto raro, pero así lo dicen.

Finalmente comienza la cabalgata. Una decena de carrozas aparecen para sorpresa y disfrute del personal. Las carrozas están llenas de luces por todas partes y…, las definiré rápido porque no hace falta mucho tiempo: son una horterada de 3 pares de cojones. Aviso que si no han visto la cabalgata pueden perdérsela porque es una especie de desfile de Gayatas, y yo creo que Castellón está más cerca y les resultará más barato. Sobre las carrozas bailan y hacen el chorra los distintos personajes del universo Disney.

Lo mejor es cuando aparece la carroza principal, que por supuesto está coronada por el odioso Mickey. La gente se entusiasma y aplaude a Mickey con alegría, asombro y admiración. Joder, el puto ratón es el dios local, el icono, el ser en el cual casi todos los presentes quisieran rencarnarse. ¿Han visto ustedes imágenes de Berlín años 30 con la peña aclamando a su líder? Pues esto es parecido sólo que el ratón no lleva el mismo bigote. Lo que resulta increíble es que más de un adulto se cree que el muñeco es de carne y hueso. Vivir para ver.

Al finalizar la cabalgata comienza un castillo de fuegos artificiales de los que cualquier valenciano ha visto cientos en cualquier Falla de Sección 7ª. La peña aplaude entusiasmada porque da igual que el castillo no sea para tanto, esto es Eurodisney y esta gente sabe venderse un güevo y conseguir que miles de personas vibren como nunca lo harían si el lugar fuera otro.
Cuando todo acaba 30 ó 40.000 personas salen del recinto a toda leche hacia sus respectivos hoteles. La salida es para morirse; es como meterse en el centro de la plaza del Ayuntamiento el 19 de marzo a la salida de la mascletà e intentar salir pero debiendo recorrer 10 veces la distancia de la plaza con la misma gente alrededor: para suicidarse.

Al llegar al hotel los niños gritan y sus padres gritan más aún fumando y bebiendo como posesos, que esto será el puto Disney pero hay un “saloon”.

Y tras la ducha con el jabón Mickey, la toalla Mickey y las sábanas Mickey (hasta el corrector de Word conoce la palabra Mickey y no me deja escribirla en minúsculas), uno se acuesta acordando con la familia no visitar el parque al día siguiente aun teniendo entrada. Y es que salir de allí es lo mejor que se puede hacer, sobre todo si tienes previsto visitar la Borgoña que, ésta sí, recomiendo encarecidamente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu cuando hiciste la mili, si no objetaste que no me extrañaría, el día de la jura de bandera eras el hijo de aquella señora que decía van todos con el paso cambiado menos mi hijo: "él es el único que lo lleva bien".

Juan Al dijo...

jojojo entonces a la cabalgata que fuiste en París no era la del orgullo gay???

Anónimo dijo...

Si, jajaja porque menudo mariconazo estás hecho. Pobre hijas tuyas que no pueden ni disfrutar de un dia INFANTIL sin que el gilipollas de su padre les esté incordiando y echándole abajo sus vacaciones. Que infancia más triste por dios. ¿Amor de padre? tu lo que eres es un maltratador.

JL dijo...

Hay gente que está muy pasada de rosca. Tengo serias y razonables dudas de que su madurez esté acorde con su edad física. Si es así, como me temo, es lógico que entren a los comentarios de este blog, sacándolo claramente fuera de contexto, y tomándose en serio y como afrenta al honor el tratamiento en clave de humor de la historia de un viaje.

Este blog está hecho en tono desdramatizador y de coña. Si no os gusta, ignoradlo. Resulta perverso y pueril entrar en casa ajena a esparcir inmundicias.

Pkdor dijo...

@ Anónimo:
No se tome usted las cosas tan en serio hombre. Que ni todo es lo que parece ni todo parece lo que es.

Si es que... mira que meterme con un muñeco. Mira que soy malo.