ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 19 de octubre de 2009

Eurodisney (el que avisa no es traidor)

Nunca me han gustado los parques temáticos. Menos aún me gusta Disney. Es más, odio Disney. Por eso gastarme una leña y perder 3 días de mi vida y mis vacaciones visitando tan infame lugar sólo puede resumirse con 3 palabras: amor de padre.

La llegada
Dicen que en los parques temáticos pasas por una serie de atracciones que provocan miedo y grandes impresiones. La llegada a Eurodisney es la primera de ellas, sobre todo para quien va por libre. No se extrañen, yo fui en coche porque decidí que era mejor pasar 3 días en el infierno dentro de un viaje de dos semanas dando vueltas por Francia que coger un avión y pasarse una semana “full-time” en el infierno.
El caso es que tras muchas vueltas finalmente consigues llegar al hotel. Olvídense de los hoteles convencionales. Aquí la recepción es una enorme sala donde hay que hacer una cola de cojones para que te inscriban uno de los 35 recepcionistas que hablan 13 idiomas y trabajan 12 horas al día con una forzada y perenne sonrisa por un sueldo de mierda, supongo. Alucinas de cómo lo tienen organizado. El recepcionista te entrega la llave de la habitación y te pregunta a qué hora vas a desayunar para darte a continuación una tarjeta-desayuno para que la familia entre a la hora exacta. También te dan folletitos, las entradas para el parque, los bonos comida y demás zarandajas, para decirte adiós páselo bien justo antes de que le pegues esa hostia que le estás deseando pegar harto de tanta sonrisita forzada, y de la cual se libra.

El hotel
Al reservar a precios astronómicos hotel y entradas nos aconsejaron el Hotel Cheyenne, que además les molaba a mis hijas por eso del poblado del oeste. Por fuera el hotel es cojonudo, con un gran "saloon" que hace de comedor y un montón de casas del oeste diseminadas, que es donde están las habitaciones.
Cuando entras te encuentras con una mierda de habitación donde hacinan a las familias pero que mola a los niños por eso de pelearse sobre quién duerme arriba en la litera. La tele es lo mejor, 47 canales temáticos Disney con una oferta variada: o ves Disney o ves Disney, tú eliges.

El desayuno
Mi abuelo tenía un amigo que en la Guerra sobrevivió a un fusilamiento. No está mal, pero yo sobreviví a un desayuno en el hotel Cheyenne de Eurodisney.
Cuando vas a desayunar llevas preparada tu “tarjeta hora exacta”, y entonces descubres la verdadera cara de Disney. El “Saloon” es una gran estancia con capacidad para 2.000 personas en la que se hacinan 5.000 españoles que han ido a desayunar al mismo tiempo, mientras una empleada controla un único acceso ignorando que la peña se cuela por otros 30 sitios. Y es que en la escuela de marketing de Eurodisney no les enseñaron que todo se puede dejar perfectamente organizado menos la invasión de los infraseres.
No se sorprendan con el apelativo. Los mismos fulanos del sobaco peludo al aire, las mismas chonis tatuadas, en definitiva los mismos infraseres que ves cada día en el “Carreful” con los mismos “Yonatans” y “Yesicas” por hijos todos juntos insultando a la cajera. Sólo que aquí están hacinados y concentrados.
El desayuno es un buffet libre, así que imagínense una legión de miles de infraseres comportándose como si no hubieran comido en toda su huera vida. Veo a un calvo pegar un codazo a una niña de 7 años para arrebatarle un jugoso cruasán. El hecho de que de inmediato saquen una bandeja con 3.000 kilos de cruasanes no parece causarle arrepentimiento alguno. Veo a un chiquillo desparramar un tazón de leche para jolgorio de un montón de salvajes enanos que aprovechan para patinar extendiendo más el empastre. Que los niños vean interrumpida la fiesta por una limpiadora negra que quiere eliminar el charco es recibido con burla y algún insultillo por los niños y sus padres, que en España no somos racistas salvo con las limpiadoras, sobre todo si son negras.
Si tienes suerte y sobrevives a la pelea por hacerse un hueco en la barra donde se exponen los alimentos pasas a la fase codazo-maricón-el-último, que consiste básicamente en pegar codazos y manotazos a cualquiera que se acerque en un radio de tres bandejas. Cuando has recibido todo tipo de golpes por personas, -debiera decir infraseres-, que no tienen ningún interés en el pan que ibas a coger te decides a adoptar una última solución de urgencia: mimetizarte con el entorno y hacerte como ellos. Sólo así consigues tu objetivo y vas ufano hacia la mesa imaginando que tienes los hombros tatuados y allí setada te espera tu choni en lugar de tu esposa de siempre.
Porque esa es otra: coger mesa. Háganme caso, si alguna vez tienen que desayunar en el Hotel Cheyenne de Eurodisney en el mes de agosto distribuyan el trabajo. Lo primero es coger mesa, labor arriesgada y muy táctica que precisa de conocimientos de estrategia militar. Luego una parte de la familia debe ir a por el desayuno mientras la otra vigila la mesa. Y al que le toque vigilar que se prepare a los continuos ataques contra las sillas y la propia mesa.

Podría escribir más tomos que Proust, pero creo que acabaré con el tema del desayuno hablando de los acopiadores. Los acopiadores son una subespecie de infraseres que se dedican obviamente a acopiar. Así que no es difícil ver a un padre de familia con una bandeja en la que conviven en perfecto equilibrio 90 rodajas de pan junto a 27 donuts, 167 lonchas de jamón, 97 de queso, 13 de salchichón, 56 de chorizo y 234 paquetitos de mantequilla (los números son aleatorios, cada uno coge lo que puede). Con todo ello hacen bocadillos que son metidos de manera rápida y grasienta en la mochila portada al efecto para resolver comida, merienda y cena huyendo de los caros restaurantes del parque (lo que no cabe se tira al suelo y arreando, qué más dará). Lo sorprendente es que dicha provisión de alimentos sea para familias de dos hijos e incluso hijo único. También hay parejas acopiadoras que van sin hijos, pero el tema de los oligofrénicos es para tratarlo otro día.
Finalmente, horrorizado pero feliz de haber superado un reto superior al desembarco de Normandía te diriges con la prole hacia el mundo de felicidad y diversión para todos los públicos que se llama Eurodisney y que a mí me toca los cojones. Pero insisto, amor de padre.
AÑADIDO: En una esquina, acobardados, silenciososos y temerosos intentan desayunar los miembros de una familia de algún país europeo civilizado mientras se preguntan qué carajo hacen allí y exclaman en lenguas bárbaras "Dios mío dónde nos hemos metido".

10 comentarios:

Myles dijo...

Si no fuera porque hace ya casi 4 años que estuve allí, pensaría que desayunamos juntos ese día y vimos/experimentamos mo mismo, Pk. (Por cierto, tampoco tengo tatuajes, y los nombres de mis hijos son aburridamente tradicionales)

GAN dijo...

Querido PKDOR, ahora entiendo la amor que trajo usted de tierras normandas por nuestro amigo Sebastián Chabal.

¿Quien pillase un exoesqueleto como el del morlaco de turno para poder alimentar a la prole?.

Pero claro, este escenario se repite en cualquier restaurante de cualquier Hotel Ofertado por Tour Operadores.

Falta una especie, que lógicamente no está en su hábitat... El Jubilado que ha decidido suicidarse comiendo lo más insultantemente hipercalórico, hipovitamínico, hipercolestérico, etc. que aparezca, a costa de sacar a relucir toda las malas artes que han escondido un carro de años de buenas costumbres....


Por cierto en su día visité otro parque de la cadena y no se si fue por la edad que gastaba en su momento (18-20) o que no me hospedé en hotel del amigo Walt, que disfruté como un enano...

Juan Al dijo...

jojojojo y encima al volver fijo que a las crías les dio por ver en el Disney Channel a Hannah Montana

Anónimo dijo...

Como se suele decir, qué osada es la ignorancia. Sí, sólo se te puede llamar ignorante, ciertamente. Si no sabes moverte por ciertos lugares, efectivamente, es mejor que no vayas. Y encima dices que lo has hecho por "amor de padre". Joder, pobres hij@s. Menudo viaje les debiste dar con esa actitud.

Pkdor dijo...

@ Anónimo:
Jojojojojojojo, pues aun van más posts dedicados a Eurosdisney

Las joyitas de Amets dijo...

por qué no te vas a Garcimolina de vacaciones ( con todos mis respetos a los de éste pueblo)??????o a un monasterio donde no haya NADIE¡¡¡¡¡Y SEA TODO PARA TI¡¡¡¡¡¡
Y POR CIERTO, 5 EUROS UNA CERVEZA EN MÓNADO....¡TU NUNCA HAS ESTADO ALLÍ ¿VERDAD?.....

Las joyitas de Amets dijo...

por qué no te vas a Garcimolina de vacaciones ( con todos mis respetos a los de éste pueblo)??????o a un monasterio donde no haya NADIE¡¡¡¡¡Y SEA TODO PARA TI¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Bueno, las opiniones son como los colores, respeto que no te guste el tema Disney al igual que habrá cosas que tampoco me gustan a mi. Pero no puedes mentir, eso no es justo.
Si eres un sibarita cuando viajas haber elegido un hotel mejor, tienes varias opciones mejor que el Cheyenne que es el segundo más económico, además de los hoteles asociados que están fuera del Resort y con transporte gratuito.
En la TV de las habitaciones tienes los canales internacional de tu país.
Al elegir la hora del desayuno es precisamente para evitar grandes aglomeraciones de gente, no nos comas el coco, y si no haber elegido por ejemplo el hotel New York o haber desayunado más temprano.
Estoy de acuerdo contigo con el comportamiento de los Españoles, pero no se puede generalizar de esta manera, o sea el único bueno eras tu, no?
El racismo que tu profesas no es de recibo, no es cierto para nada lo que tu comentas, hay gente de raza blanca o negra en todos los puestos, en las atracciones, en la recepción de los hoteles, en los restaurantes, en la limpieza.
Que rabia da oir constantemente que la comida en disneyland Paris es mala y cara, tampoco es cierto, pásate por este enlace http://www.dlpfoodguide.com/ y podrás observar la gran cantidad de lugares y tipos de comida a los que puedes tener acceso. Por supuesto que si quieres comer comida basura a base de hamburguesas y pizzas te saldrá caro, pero tienes buffet a muy buen precio y muy recomendables. Hay que prepararse un poco los viajes PKdor

Pkdor dijo...

Estimados disneyforeros:

No se tomen ustedes la cosa tan en serio, que quedan 2 ó 3 posts más sobre la visita y cuando lean el post sobre Mickey les dará un síncope.

Darth Fer dijo...

No es por nada pero... ¿En qué parque ha estado usted? Porque de momento todo lo que he leído no puede calificarse de otra forma que ridículo. Bueno no, todo no. Ciertamente a los españoles en general nos falta un poquito de mejora en cuanto a educación se refiere, pero ni de lejos se dan las situaciones que comenta.

Y como ya le han recomendado antes, por favor, planifique mejor los viajes antes de hacerlos, porque sin duda usted no tiene la menor idea de hacerlo.