ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 4 de junio de 2009

Etapa 22: Hacia isla de Pascua (y los moais dominó)

Rumbo: O-SO
Distancia a recorrer: 224 millas náuticas (415 km.)


Como no sopla demasiado viento tardamos más de 10 días en llegar a nuestro destino, que como ya os imaginaréis es la Isla de Pascua.

Ficha de la Isla: Isla de Pascua.
Ficha técnica:
Ya imaginabais que iba a poner el link de la Wiki.
Pertenece a: Chile
Habitantes: 3.791
Curiosidades: Qué os voy a contar de esta famosa isla que no sepáis ya. Los moais, que pesan un güevo y nadie se explica aún cómo pudieron levantar los nativos, y demás cosas que podéis ver en el link de la Wiki que he puesto antes. Y si estáis hasta el gorro de la Wikipedia podéis mirar aquí, aquí y aquí. Una web turísitica oficial la tenéis en este link.
Para los vagos destacaré que al parecer sigue existiendo población nativa. Y que esta población nativa es muy soberbia con sus orígenes, -casi parecen catalanes-, puesto que llaman a su tierra “te pito” que significa “el ombligo del mundo”. El archiconocido nombre de “Rapa nui” viene de Tahití y significa “Isla Grande”.
La capital, -aunque no tenga mucho mérito ser la capital cuando se es el único pueblo de la isla-, se llama Hanga Roa, y allí viven casi todos los habitantes de la isla. Es el punto de partida para todas las excursiones, aunque las distancias no son muy grandes. ¿Y qué se ve en las excursiones? Espero que nadie se haga esa pregunta pero la responderé por si acaso: moais, evidentemente. Y hay 900 para ver. También se pueden admirar los ahus, de estos hay unos 270. Se trata de unos altares ceremoniales a los cuales está terminantemente prohibido subir. Básicamente se trata de que el ahu (el altar) sustenta al moai. Aunque 900 menos 270 nos dan 630 moais sin ahu. Pobrets…
Pero entremos en curiosidades que no vienen en los links oficiales. Parece que la comida es mala y muy muy cara. Con eso del aislamiento todo es bastante caro, incluido un bote de refresco. No es de extrañar, pues se aprovisionan sólo una vez cada 3 meses, que es cuando llega el barco desde el continente.
Quien vaya allí debe estar dispuesto a ver moais y ahus (sin subir ¿eh?), pero de la fiesta que se vaya olvidando. Sólo hay una pequeña discoteca que se llama pitidi (tócate los güevos con el nombrecito, no creo que vaya por allí Chimo Bayo).

Desembarcamos en el puerto de Hanga Roa y, tras los trámites administrativos y los encargos para dotar al barco, nos dirigimos corriendo al mejor hotel de la isla. Maldecimos nuestra suerte cuando lo encontramos cerrado, pero finalmente encontramos unas cabañas acogedoras por $299.000 5 noches, excursiones incluidas (espero que el símbolo $ se refiera a pesos chilenos y no a dólares, porque si no es la ruina).

Las calles de Hanga Roa son tranquilas

En la pitidi nos tomamos algunas copas, pero no ligamos nada (que es lo que hemos venido a hacer en esta discoteca): las lugareñas son feas y estrechas, y las turistas son mayores y van acompañadas de sus millonarios esposos, así que “rien de rien”.

Todo transcurre plácidamente hasta el quinto día, y la culpa la tiene el patoso (en todo grupo lo hay). Cuando estamos visitando el Ahu Tongariki (15 estatuas sobre un altar de piedra, de espaldas al mar) el patoso se sube al altar para hacerse una foto entre los moais con un enorme bocata en la mano. En lugar de ser discreto se pone a gritar “mira que foto más chulaaaa” mientras pone el bocata en la entrepierna del moai simulando lo que estáis imaginando. El guía y dos vigilantes, todos ellos indígenas, miran con horror al borde del ataque al corazón ante tan gran afrenta y se ponen a gritar que se baje de ahí. El patoso se pone nervioso, realiza un par de movimientos bruscos sin sentido y tropieza con la base del último moai con tan mala pata que lo desestabiliza. El moai se tambalea a derecha e izquierda y finalmente cae sobre su costado llevándose por delante al moai que está a su lado, y éste al siguiente, y así sucesivamente hasta que los 15 moais caen como fichas de dominó. El Ahu Tongariki a tomar por culo.


El Ahu Tongariki antes de ser destruido

Horrorizados, los 3 indígenas reciben ayuda médica mientras nos denuncian a las autoridades. Toca huir y de eso ya sabemos un rato. Nos lanzamos sobre el coche de alquiler y salimos a toda leche para Hanga Roa. Sin darnos cuenta nos metemos por un camino equivocado y acabamos en Ahu Akivi (7 moais sobre altar; los únicos que miran al mar). Al maniobrar para dar la vuelta hacia Hanga Roa le damos un golpe a otro moai, que tras el oportuno tambaleo, cae sobre su costado golpeando al siguiente moai, y así caen sucesivamente los 7 moais con el efecto dominó. El Ahu Akivi a tomar por culo también. Más indígenas horrorizados llamando a las autoridades.

El Ahu Akivi antes de que caigan los moais como fichas de dominó

Uno de los moais que tiró el patoso. Cuando un moai yace en el suelo no luce tanto.

Al llegar a Hanga Roa nos persiguen 17 taxis, 3 autobuses, 2 coches de policía y 500 indígenas con antorchas dispuestos a sacrificarnos sacándonos el corazón en los ahus que aún quedan en pie. Pero en este largo viaje ya nos hemos convertido en unos grandes expertos en huidas y, cuando se quieren dar cuenta, los lugareños se encuentran en el muelle con sus antorchas, el coche de alquiler flotando en el agua y los taxis, autobuses y coches patrulla amontonados en un amasijo de hierros. Mientras salimos del puerto no paran de insultarnos. Lo malo es que como son chilenos les entendemos perfectamente, y eso nos duele mucho. Aunque más les duele a ellos que al Ahu Tongariki y el Ahu Akivi se hayan ido a tomar por culo.


- El viaje completo en este link.


- El viaje completo en este link.

8 comentarios:

Little dijo...

¿Qúé ha pasado con el mono en la Isla de Pascua?

Pesky dijo...

Gente, la Isla de Pascua pertenece a Ecuador, no a Chile

Pkdor dijo...

@ Pesky:

¿No se confundirá usted con las Galápagos?

Anónimo dijo...

La persona que escribe de ISLA DE PASCUA, es un vil mentiroso. Quizás a que isla fue, pero a Rapa Nui no creo. Todo lo que ha escrito es una mentira, lo digoyo que soy continental y vivo allá, además casada con un rapa nui.
Además que si es español, no me parece raro la manera de referirse y contar la historia. Se puede esperar cualquier cosa de algunos españoles. Algunos son una mierda.

Anónimo dijo...

Isla de pascua es un territorio dependiente de CHILE, las islas galápagos son dependientes de ECUADOR.
Si hubiera tumbado a un moai, habría aparecido en todos los medios y la gente hubiese querido lincharlos, nuestra TE PITO NO TE HENUA no la toca nadie, con algo así estarían lamentándose en la cárcel por IMBECILES!! Mentirosos no les creo NADA

Anónimo dijo...

Bah, es TE PITO O TE HENUA

Pkdor dijo...

Transcurridos algunos meses veo que al menos un par de personas se han tomado el tema en serio. Y, sinceramente, no entiendo cómo se pueden toimar en serio esta historia.
¿No se dan cuenta de que todo es pura coña?

Anónimo dijo...

Es obvio que la historia es falsa, pero no por eso deja de ser desagradable la forma de contar el cuento. Mala la broma, falta de respeto, europeo prepotente. Yo soy chileno continental y respeto mucho a los pueblos originarios por eso me molesta mucho este blog racista.