ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

martes, 2 de junio de 2009

Etapa 21: Hacia Sala y Gómez (y los que estuvieron en el Barco del Amor)

Rumbo: O-O
Distancia a recorrer: 1.353 millas náuticas (2.507 km.)

Partimos de la Isla San Félix dejando a ecologistas y soldados resolviendo sus cuitas mientras preparamos un caldereta de langosta que debemos agradecer al mono y su pericia pesquera. Enfilamos rumbo O-O e iniciamos una travesía tranquila hacia nuestro destino con buen mar y viento favorable. Para entretenernos jugamos al póker y fantaseamos con encontrarnos a las sirenas del barco del amor de las que nos hablan en todos los puertos.

El decimoséptimo día de navegación observamos media docena de grandes velas que cortan la línea del horizonte. Conforme nos vamos acercando apreciamos mejor el inconfundible colorido de esas velas y sus mensajes de propaganda. Son el Telefónica Amarillo, el Ericsson 8, el Telefónica Morado, el Ericsson 14, el Telefónica Naranja y el Ericsson 69. Nos quedamos muy sorprendidos, por cuanto estos barcos participan en la regata alrededor del mundo “Bolbo Oisian Reis” y en estas fechas deberían navegar entre Brasil y Europa.

Nos alineamos con ellos y abordamos al Telefónica Morado para hablar con ellos. Lo que vemos nos deja un tanto alucinados. Todos los tripulantes nos miran con una sonrisa placentera y apenas hablan; el panorama en los demás barcos es exactamente el mismo. Cuando les preguntamos qué coño hacen en el Pacífico Sur a semanas de navegación del resto de participantes en la regata encontramos por toda respuesta “ha sido el Barco del Amor”. Nerviosos les insistimos para que nos cuenten, pero apenas hablan y sólo nos sonríen. En toda nuestra vida nunca habíamos visto tal sensación de placentera felicidad en ninguna persona, pero no conseguimos sacarles ninguna información. Cuando decidimos continuar nuestra singladura los barcos de la regata transoceánica se van alejando mientras pasan olímpicamente de la competición.

Tras una semana en la que no paramos de darle vueltas a nuestro encuentro con los regatistas felices y a la posibilidad de un encuentro con el “Barco del Amor”, atisbamos la isla hacia a la que nos dirigimos.

Ficha de la isla: Sala y Gómez
Ficha Técnica: Como siempre la Wiki.
Pertenecen a: Chile
Habitantes: Deshabitada
Curiosidades: Aunque de su nombre pueda desprenderse que se tata de dos islas lo cierto es que sólo es una isla con mérito compartido. Quiero decir que fue descubierta por un marino español apellidado Salas y luego explorada por otro compatriota nuestro llamado Gómez. En una ejercicio poco común en la denominación de islas, en lugar de sustituir el nombre del segundo al primero los sumaron, si bien le quitaron la “ese” al apellido del primero.
La isla está y ha estado siempre deshabitada. No hay agua y sólo existen hierbajos batidos constantemente por un viento insoportable. Un lugar absurdo e infame, vamos.
Dicen que los aborígenes de la Isla de Pascua venían aquí a hacer una estúpida prueba de llevarse un huevo de ave marina para llevarlo intacto de vuelta a su isla (que está a 415 km.). Este tema lo tratan en la película Rapa Nui, que supongo habréis visto. Pero sinceramente opino que eso es una trola como un piano, porque no me veo a los indígenas remando 415 km en mar abierto. Ni con el brazo de Rafa Nadal, oiga. (Yo creo que eso debía ocurrir en un islote d ela Isla de Pascua).

Decidimos fondear junto a la isla y visitarla, más que nada para poder decir que la hemos pisado.



Con la pequeña zodiac bajamos del barco para visitar la isla (y eso que veis es el mar en calma)
Tras un rato soportando el viento nos vamos y nos dirigimos a nuestro próximo destino comiéndonos dos preciosos atunes que hemos pescado al echar los curris, y dejando un tercero a secar colgado en cubierta.

- El viaje completo en este link.

1 comentario:

Little dijo...

¿Para habalr con los del teléfonica usaste orange o vodafone?