ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 4 de mayo de 2009

Etapa 16: hacia Georgia del Sur (y un matrimonio loco; y Shakleton)



Rumbo: SE-SE
Distancia a recorrer: 1.848 millas náuticas (3.422 km.)

Tras el incidente del motín nos olvidamos de esos pobres diablos que tan bien lo estarán pasando en el Penal de Mato-Grosso (para mí que las jararacás son mejores compañeras y menos peligrosas que los delincuentes comunes del Brasil, sobre todo para un troll). Nos queda un larguísimo trayecto hasta nuestro próximo destino, así que tomamos rumbo al Sur y vamos sacando la ropa de abrigo que pronto nos hará falta.

A las pocas semanas el suave y agradable clima tropical va pasando poco a poco a cierta "gelor" en el ambiente. El mar se va poniendo poco a poco más y más negro. No es contaminación: es simplemente el frío y la gran profundidad. En ocasiones avistamos grandes ballenas que pasan bastante de nosotros, y cuando nos descuidamos hemos dejado las cervezas para beber ron a palo seco, que nos reconforta más al darnos un poquito de calor.

Ya estamos en el Sur. Los días pasan tediosos y nosotros no paramos de tiritar. Nos hemos abrigado convenientemente y prácticamente sólo se nos ven los ojos. El que peor lo pasa es el mono, que no está acostumbrado a este frío clima, pero le hemos habilitado un rincón donde mantenemos encendido un hornillo, pues la calefacción del barco no es suficiente para el pobre animal. Nos desvivimos por el mono, que ha sido nuestro capitán espiritual, nos ha entretenido y ha mantenido la moral alta en los malos momentos. Cuando empezamos a pensar que el mono no sale de esta etapa atisbamos en el horizonte una blanca silueta: es la isla que buscamos.

Ficha de la Isla: Georgia del Sur
Ficha técnica: Aquí tenéis la wiki. Aquí un poco de historia de la isla (con imágenes incluidas)
La helada isla vista desde el espacio rodeada de hielo ¿apetece un baño?


Pertenece a: cómo no, a la pérfida Gran Bretaña.
Habitantes: Con carácter estable 2 locos piraos (en forma de matrimonio), y 4 biólogos con carácter temporal. Los gurkas que quedaron tras la Guerra de las Malvinas abandonaron el lugar en 2001.
Curiosidades: 1.- Estas islas también fueron invadidas por Argentina en la guerra de las Malvinas. De hecho aún quedan restos de helicópteros derribados entre los hielos perennes de sus montañas. 2.- Desde esta isla partió la célebre expedición de Shakleton. No me seáis vagos y mirad el link porque su historia merece la pena. Se trata de un explorador inglés que pasó a la historia por convertir un fracaso en éxito. Tras un par de fracasos en la conquista del Polo Sur intentó en 1914 una expedición para cruzar la Antártida a pie. Su barco quedó varado en el hielo durante un año y, cuando el roce de las placas de hielo lo reventó, toda la expedición fue en un par de botes hasta una isla de la Península Antártica. Desde allí Shakleton junto con otros dos valientes se aventuraron a navegar en un pequeño bote, a vela y al descubierto, hasta la Georgia del Sur en una de las grandes gestas históricas de la navegación, donde buscaron ayuda para rescatar al resto de los hombres. Su éxito fue su capacidad de liderazgo y su buena preparación (por ejemplo, obligaba a sus hombres al consumo de proteínas –focas, pingüinos- para evitar el escorbuto). Gracias a ello consiguió salvar a toda la expedición sin una sola baja tras dos años viviendo sobre el mar congelado. Os dejo unos links porque la historia es realmente interesante: AQUÍ y AQUÍ. (Para entender bien la expedición Endurance de Shakleton es muy recomendable el libro que publicó la Fundación La Caixa "Atrapados en el hielo", basado en una exposición que se realizó y que podéis ver AQUÍ. No os lo perdáis porque vale la pena, con fotografías y demás.) 3.- No salgo de mi asombro con el matrimonio inglés de piraos, unos tales Tim y Pauline Carr que huyeron de Inglaterra (tal vez tras comer fish & chips día tras día) y se vinieron a vivir a esta isla absurda, donde cuidan del Museo de la isla. Aquí un link de estos locos.



El matrimonio loco: Ella sonríe, él no. ¿Será porque él sería más feliz en Cuba?



Éste es el museo, por cierto ¿qué carajo pinta un museo en esta isla?


Nada más llegar a la isla nos dirigimos a la ensenada donde se encuentra la población más importante: Gritviken. En esta megalópolis viven los 4 biólogos y el matrimonio loco inglés. Hasta ahora nos hemos acostumbrado a encontrar en cada isla que visitamos a extraños investigadores que no saben qué coño investigan, pero no estamos preparados para encontrarnos un matrimonio inglés que se autoexilia en una remota isla helada viendo nevar 360 días al año. Para hacerse una idea de lo que debe ser vivir en esta isla no hay más que ver la siguiente frase que transcribo de este link: Land use: arable land: 0%; permanent crops: 0%; other: 100% (largely covered by permanent ice and snow with some sparse vegetation consisting of grass, moss, and lichen)”. O sea, ni un puto árbol en toda la isla: sólo hielo permanente, musgo y algunos líquenes. Sabemos lo mal que se come en Inglaterra pero… ¿realmente se come tan mal como para exiliarse en un congelador gigante junto a la Antártida?.

Al llegar al puerto los biólogos nos reciben alborozados y nos presentan al matrimonio loco. Los dos locos insisten en enseñarnos el museo que regentan. Se trata de un museo que expone objetos de los tiempos en que la isla era una estación ballenera (llegó a tener más de 2.000 habitantes, la mayoría balleneros noruegos) y que es visitado por turistas millonarios que pueden permitirse acercarse hasta aquí en lujosos cruceros antárticos. Hace semanas que no llega ningún crucero, así que los 6 habitantes de la isla se ofrecen a hacernos de guía y nos invitan amablemente a quedarnos cuanto tiempo queramos. Al día siguiente visitamos la tumba de Shakleton, que murió aquí de un ataque de corazón cuando iba a iniciar una nueva expedición en 1922. Realizamos una breve excursión con un frío de cojones por las mismas montañas que atravesó Shakleton en busca de ayuda, sólo que entonces eran desconocidas e inexploradas. Todo lo que se ve es blanco. Al llegar la noche cenamos todos juntos en la cocina del museo un menú a base de carne de foca y carne de foca.
Tras tan suculenta y variada cena los biólogos nos comentan que han conseguido fabricar un aceptable güisqui de musgo, así que todos nos ponemos una vez más a beber. Cuando ya han caído varios barriles (no veas cómo beben los jodidos ingleses) los biólogos nos comentan que unos marineros les hablaron de la leyenda de un barco lleno de hermosas mujeres que engatusaba a los marineros abordándolos en alta mar a base de placeres… “¿qué es lov-bout?” pregunta uno; “el barco del amor, melón” contestamos todos al unísono. Cuando en plena borrachera soñamos con cruzarnos con tan maravilloso barco el inglés loco, que lleva un pedo tremendo, comienza a gritar que por favor lo saquemos de allí, que él quería ir a Cuba pero su mujer le obligó a ir a esa isla. No entendemos mucho más, pero entre sus palabras se oye “fuck”, “ice”, “cold”, “i love garotas”, y otras más irreproducibles en este pío y santo blog. Justo cuando nos ofrecemos a llevarlo al Caribe su mujer sale del baño y nos oye… furiosa saca una escopeta y comienza a perseguirnos pegando tiros. Los biólogos se refugian en su barracón, pero a nosotros no nos queda más remedio que elegir entre el calor del museo con el cuerpo cosido a balazos, una muerte segura en el hielo, o huir una vez más en nuestro barco sin mirar a atrás. Optamos por esta última opción mientras la mujer se queda en el muelle pegando tiros.
Nadie se explica cómo hemos sido capaces de salir de la bahía en tal estado de ebriedad, pero cuando nos damos cuenta estamos en alta mar haciendo eses sin rumbo fijo quién sabe hacia dónde…

- El viaje completo en este link.

9 comentarios:

Little dijo...

No verás ninguna isla en la que no te encuentres a un matrimonio británico de jubilados o semijubilados que regenten un museo o una galería de arte.

Pkdor dijo...

@ little:
No te digo que no, pero no es lo mismo irse a Mallorca que a esta absurda isla helada que sale en el post. Este matrimonio ha optado por largarse a una isla en permanente invierno extremo y a varios días de barco del lugar habitado más cercano (Malvinas), que es otro lugar infame para vivir.

V Molins dijo...

Lo que es flipante es ese invento llamado museo, que están en todas partes la mayoría no se sabe para qué.

Pkdor dijo...

@ V Molins:
Yo hablaré maravillas del museo con tal de que Tim y Paul Carr no me metan una querella...

JL dijo...

Cuando hablabas de que te cruzabas con ballenas, yo estaba pensando en el baño de cierta consorte de empresario valenciano ex-presidente de un conocido club deportivo...

¿Que para qué tienen un museo? Para que cuando mueran de improviso les pille en el museo y no tengan por qué enterrarlos... (hala, ya puede entrar el azote de anormales con CI negativo...)

Pkdor dijo...

@ JL:

Pues si el troll quiere entrar desde su encierro en la prisión de Mato-Groso tendrá que registrarse primero, así que dudo que aparezca.

JL dijo...

Tranquilo, se registrará como "Ai ke hezkrvi vienh i loz ke nho pienzen komo llo zon hunoz hanormale"

Myles dijo...

buen tipo, ese Shakleton

Keogh

Pkdor dijo...

Joer Keogh... ya te echaba de menos. Bienvenido de nuevo a este delirante viaje.

Y conste que no me he extendido más con la figura de Shakleton porque luego nadie lo lee, porque el colega da para mucho.