ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

miércoles, 29 de abril de 2009

Etapa 15-bis: Hacia Queimada Grande (y las jararacás)

Rumbo: O-SO
Distancia a recorrer: 213 millas náuticas (394 km.)
Estamos abatidos. El motín está llevando al traste nuestro viaje y va a suponer un sonoro fracaso. No hemos parado de preguntarnos por qué, pero los amotinados no dan sus razones. Finalmente uno de los amotinados consiente en dar explicaciones:

- "Os creéis muy listos ¿eh?. Vais por la vida como si fuéseis Patrick O´Brian o Joseph Conrad; vuestras aventuras marítimas carecen de valor literario. Hay que escribir bien".

Nos quedamos perplejos... no entendemos cómo puede haber alguien tan gilipollas como para pretender que nuestras aventuras tengan valor literario, así que contestamos todos al unísono:

- "Si quieres calidad literaria busca a Borges o cáscate si tienes huevos todos los tomos de En busca del tiempo perdido de Proust", y uno añade "¿novelas marítimas? los 20 tomos de O´Brian están bien, o el Moby Dick de Melville, pero hay que ser gilipollas para acusar de baja calidad literaria un mero entretenimiento que en ningún momento ha pretendido ser literario".

Indignado, el troll amotinado entreabre la puerta del camarote cometiendo un gran error, ya que el mono se escapa en un movimiento rápido. El troll amotinado hace un gesto para atrapar al mono y con ello nos da la oportunidad de salir en tropel del pequeño camarote. Mientras unos reducen a tan oligofrénico sujeto los demás saltan sobre el otro, que se encontraba en cubierta dirigiendo el barco hacia la bahía de Río.

Recuperado el control de la nave nos damos cuenta de que estamos a punto de entrar dentro de la bahía: a nuestra izquierda el Pan de Azúcar dominando Río de Janeiro; a nuestra derecha el Fuerte Santa Cruz, antesala de la ciudad obrera de Niteroi. Al entrar en la bahía queda a la derecha el Fuerte de Santa Cruz (y detrás la ciudad de Niteroi)

Así se ve el célebre Pan de Azúcar al entrar en la bahía

Tras encerrar a los dos trolls oligofrénicos que van de culturetas nos ponemos cada uno a lo nuestro y damos media vuelta para salir cuanto antes de la bahía y no tocar el continente.
¿Y ahora qué hacemos con estos dos gilipollas?, es lo que todos nos preguntamos. Lo ideal es dejarlos en tierra lo antes posible, pero no podemos atracar en el continente, y además nos quedan semanas de navegación hasta nuestro próximo destino. Sin duda un gran problema.


El listillo nos pregunta si queremos darles un buen escarmiento. Todos asentimos convencidos de que merecen un castigo severo.

- "Aguantemos 3 ó 4 días de navegación y os diré dónde dejarlos"... Al cabo de casi una semana aguantando a dos gilipollas encerrados que no paran de llorar y suplicar nos encontramos delante de la isla de Queimada Grande.

Ficha de la Isla: Queimada Grande
Ficha técnica: Sólo he encontrado 4 líneas en inglés, la wiki española pasa de esta isla. Aquí tenéis el enlace.
Pertenecen a: Brasil (estado de Sao Paulo).
Situación en el guguel-erz (por si queréis buscarla, porque ir, lo que se dice ir, seguro que no queréis): 24.4833333°S 46.6833333°W .
Habitantes: Deshabitada. Poblada por jararacás a razón de 3 jararacás por m2.
Curiosidades: Se trata de una isla situada a escasos 64 kilómetros de la costa brasileña, en el estado de Sao Paulo. En ella habita una especie endémica de serpiente cuyo nombre acojona por sí solo: jararacá. Esta serpiente, única en el mundo, se ha adapatado a su aislamiento hasta el punto de que se trata de una de las especies más venenosas del mundo. Muy apreciada por los científicos porque usan su veneno para no sé qué usos extraños en medicina y cosas así. Como habéis visto en el link hay un problema con los cazadores furtivos que no sé qué gracia le ven a cazar una serpiente tan peligrosa. Tampoco hay que desdeñar que como en la isla apenas hay más animales que las jararacás hay poco que comer, así que se han convertido en unos animalillos muy muy muy hambrientos y agresivos que atacan a la mínima ocasión. La obsesión de los agentes medioambientales brasileños es salvar de la extinción a esta simpática serpiente y perseguir a los furtivos con todo el peso de la ley.

En la isla no vive nadie ni hay puerto donde atracar. Así que desembarcamos a los dos amotinados usando la lancha de salvamento. Demostrando que podemos tener una gran humanidad les damos algunos víveres y les dejamos unos plásticos para que se los enrollen en las piernas, evitando así la exposición de sus tobillos a la mortal picadura. Demostrando que podemos ser muy cabrones llamamos al servicio de Vigilancia Mediomabiental de Brasil y denunciamos que hay dos furtivos cazando serpientes protegidas en la isla Queimada Grande.


Una jararacá a la espera de morder carne de amotinado


Los presos del penal de Mato-Grosso esperando que las serpientes les dejen algo

Acto seguido nos alejamos hacia el frío Sur observando cómo los cobardes amotinados no paran de dar brincos. Parece que estén bailando, pero en realidad dan saltos para esquivar las picaduras de las serpientes. Y cuando los rescaten los de Vigilancia Mediomabiental y los tomen por furtivos pasarán unas vacaciones en el Penal de Mato-Grosso...
PD: Dedicado al troll "hay que escribir bien" y al otro troll anónimo, sean o no la misma persona.

- El viaje completo en este link.

6 comentarios:

Little dijo...

jiji fijo que los trolls se escaparán y te seguirán persiguiendo

JL dijo...

Jajaja. Está muy bien reintegrar a los revienta-comentarios en el propio relato. Esta contraprogramación del relato del viaje ha estado auténtica.

De todas maneras yo no los habría soltado en una isla con serpientes venenosas. ¡Pobres serpientes, qué te habrán hecho! Los habría dejado viendo 500 programas seguidos de Salsa Rosa atados a un sillón. Ni en "El crimen de Cuenca" eran tan crueles...

No temas por los comentarios del relato, pues son absolutamente seguros, ya que aparecen Con-Troll.

hay que escribir bien dijo...

No habeis leido un libro en vuestra puta vida. Anormales

Pkdor dijo...

Sr. troll:
Usted está siendo sodomizado por diversos convictos en el penal de Mato Grosso. Y eso significa que todos los mensajes que publique serán borrados.

Little dijo...

oligofrénico hay que escribir bien¿Podría presentarnos un certificado médico oficial donde se indique que no padece cretinismo?

Anónimo dijo...

little, eres otro anormal