ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

miércoles, 22 de abril de 2009

Etapa 13: hacia Fernando de Noronha (y las garotas)

Rumbo: SO-SO

Distancia a recorrer: 341 millas náuticas (632 km.)


Anhelamos la arribada a nuestro destino. Llevamos meses sin pisar tierra y estamos un poco hartos de tanta estrechez y dificultad de movimiento. Deben tenerse en cuenta las condiciones de espacio durante la navegación. Esto es un velero, no un carguero. Y vamos hasta arriba de víveres, ropa, utensilios, y agua (el agua almacenada es lo que más ocupa). Las cajas están apiladas en los ya de por sí estrechos y pequeños pasillos. Para entrar al camarote hay que saltar bultos y bidones. Pero lo peor es la ducha. Hay tantas cajas acumuladas en el poco espacio del baño que para ducharse uno tiene que juntar los brazos al cuerpo. Ha costado, pero al final todos hemos conseguido ducharnos y secarnos sin mover los brazos. La primera vez que lo consigues te alegras... cuando llevas varios meses simplemente te hartas.
Por el contrario, el mono se desenvuelve perfectamente entre tanto cachivache, dando saltos y escurriéndose por cualquier hueco. Todo esto lo hace mientras se parte de risa al ver cómo vamos cambiando de color. Del verde pasamos al amarillo y del amarillo al naranja fosforito. El mono cada vez se ríe más mientras nosotros empezamos a pensar que el licor de algas no venía del archipiélago San Pedro y San Pablo sino de Chernobyl. Por fin la navegación no nos da sorpresas desagradables y vemos el perfil de nuestra isla soñada.
Ficha de la Isla: Fernando de Noronha
Ficha técnica: Seguimos con lo fácil… la wiki. No sean vagos y miren su historia. (curioso que sirviera de base a la Armada brasileña contra Alemania en la II Guerra Mundial).
Habitantes: 2163 y cientos de turistas ecológicos.
Pertenece a: Brasil (Estado de Pernambuco).

Curiosidades: Se trata de unas islas paradisiacas a casi 400 km de la costa brasileña. Antiguamente era un lugar de pescadores y hoy es reserva marina y lugar ideal para el submarinismo y el ecoturismo. Los hoteles se han montado restaurando las antiguas casas de pescadores. Es lugar muy ecológico. Es decir: no es un lugar benidormero, sino de turismo natural y pocos mogollones. La contrapartida: es caro carísimo.

Interesante: Aquí un link con información sobre la isla (por si queréis volver). La isla parece de ensueño viendo la foto de cabecera y éstas:




Llegamos a la isla, atracamos el barco y nos vamos directos a preguntar por las discotecas más cercanas… hay que comerse la noche y las garotas esperan. Nos dicen que no, que nos hemos equivocado de sitio, que La Habana queda 2.000 km. al norte, que aquí la gente viene a bucear y practicar la ecología, y que si tenemos suerte y el yate del pocero a lo mejor nos comemos algo, pero que en cualquier caso a unos tipos de color verde fosforito rotulador no se les acercan ni las garotas del Brasil ni las guantanameras de Cuba.

Volvemos cariacontencidos al puerto y nos olvidamos de tangas para ocuparnos del tangón de nuestro barco, que anda un poco averiado. Arreglamos los temas portuarios y encargamos las reparaciones necesarias mientras aprovechamos para alojarnos en un hotel, con una cama como Dios manda, con ducha amplia, con una habitación que no se mueve de lado a lado.

Llevamos varios meses sin contacto con féminas, aguantándonos el careto todos los días. Y decidimos pasar al ataque. Todo son parejas y ellos siempre son unos mazas. Sólo encontramos a tres garotas solas: una nos dice que pasa de tíos de colores. La otra es una psicópata del submarinismo y casi nos mata con sus concursos de apneas. La tercera es de la policía ecológica y nos dice porra en mano que como nos vea tirar un papel nos mete una multa de cojones. Tantas ilusiones y ahora hemos visto que aquí no hay forma de ligar.

Consolamos nuestra soledad a base de mojitos y caipiriñas, que al menos han demostrado ser antídotos perfectos contra la cromatización cutánea del licor de algas. Justo cuando volvemos a tener el color de piel normal y parecer personas, -y no payasos o marcianos-, el guaperas del grupo decide dar una vuelta a solas para lamentar su desgracia y su tristeza. Los demás quedamos quietos y sin hablar en la terraza de un bar para hacer lo mismo. Sólo se oye el clinquineo de los hielos en los vasos.

A los 30 minutos aparece el guaperas con una sonrisa de oreja a oreja. Mientras pensamos cómo puede ser tan imbécil de reírse en nuestras desalentadoras circunstancias nos cuenta que ha conocido a un grupo de voluptuosas bailarinas de striptease de Río de Janeiro que han venido a retirarse unos meses a Fernando de Noronha. El guaperas ya no nos parece tan imbécil.

Nos invitan a la casa que tienen alquilada. Salimos a dos voluptuosas bailarinas por marinero. Se muestran encantadas con las historias de nuestro viaje y rápidamente congeniamos con ellas. Curiosamente traen con ellas de mascotas a dos monas. El rápido se va corriendo a traer al mono, que está en el barco realizando tareas de mantenimiento. A eso se le llama solidaridad con los animales. Las voluptuosas bailarinas dicen que van a estar en la isla seis meses. ¿Seis meses? Eso es lo que nos quedaremos en este maravilloso lugar. Seis meses. Tal vez hasta visitemos algún rincón de la isla…

- El viaje completo en este link.

5 comentarios:

JL dijo...

¿Licor de Chernobil? Eso es que usted no ha probado el agua de Carabaña ni el aceite de ricino.

Con tanto sujeto verde parece esta historieta que habla de Shrek, la Masa y Arturo Fernandez juntos.

¿Seis meses con las garotas? ¿Es que no se atreven a quedarse 9 por si las moscas? (cojoneras, claro). El mono seguria con sus tareas de mantenimiento... de la especie...

hay que escribir bien dijo...

En lugar de leer novelas serias leeis esto. Y jl es otro anormal

Anónimo dijo...

vaya historia cutre

JL dijo...

@ hay que escribir bien
____________________________

Pkdor dijo...

@ JL:
Pasa del troll, pronto bajará forzosamente del barco.