ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 26 de febrero de 2009

El día de la bestia y la candidez

Hace pocas semanas dieron por la tele "El día de la bestia", famosa peli que vi hace varios años. El caso es que estábamos mi señora y yo en plan sofá y manta viendo la peli cuando apareció la famosa escena en que una diosa huye bajando las escaleras. (Para hacerse una idea de lo que voy a contar basta con que vean los primeros 35 segundos del video; luego ya seguirán leyendo):



A veces los hombres decimos idioteces. Por eso, en una ataque de candidez, le comenté a mi señora: "joer, esas escaleras son impresionantes".

Muchas veces las mujeres tienen contestaciones brillantes. Por eso mi señora me respondió: "¿escaleras?... ¡tú en lo que te has fijado ha sido en las tetas!".

Obviamente no repliqué nada.

3 comentarios:

Little dijo...

Y yo que me he fijado en el cura...

JL dijo...

Y yo que pensaba que el título del post se refería al mal talante con que se despertó usted de la anestesia, y resulta que hace referencia a lo que ve el cura al mirarse hacia abajo cuando ve semejante tetumen frente a su vista.

Sr. little, no pensaba que era usted amante de la sotanafilia. ¡Mira que no fijarse en las tetas...! Será que usted las ve (oy/o palpa) tan despampanantes cada día a docenas con ayuda siliconosa o no...

Sin derecho a reclamar dijo...

ja, ja, ja ahora ya se porque se llama el día de la bestia

Si es que no tenemos remedio. Te confieso que yo también me fijé en las escaleras