ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

viernes, 27 de febrero de 2009

Genética borbónica

Mira que hay gentes que se meten con el rey. Hasta los intolerantes totalitarios de ERC queman sus fotos.

Y qué quieren que les diga. El que quiera meterse con el rey podrá encontrar sus motivos y expresarlos. Pero lo que nadie podrá decir es que no desciende de sus antepasados.

Para demostrarlo observen ustedes esta foto del retrato de Carlos IV pintado por José Madrazo allá por 1813:


¿A que se parece un güevo Juan Carlos a su antepasado Carlos IV? Ayyyy, como se nota que Isabel II era la borbona, porque si llega a ser la consorte...

jueves, 26 de febrero de 2009

El día de la bestia y la candidez

Hace pocas semanas dieron por la tele "El día de la bestia", famosa peli que vi hace varios años. El caso es que estábamos mi señora y yo en plan sofá y manta viendo la peli cuando apareció la famosa escena en que una diosa huye bajando las escaleras. (Para hacerse una idea de lo que voy a contar basta con que vean los primeros 35 segundos del video; luego ya seguirán leyendo):



A veces los hombres decimos idioteces. Por eso, en una ataque de candidez, le comenté a mi señora: "joer, esas escaleras son impresionantes".

Muchas veces las mujeres tienen contestaciones brillantes. Por eso mi señora me respondió: "¿escaleras?... ¡tú en lo que te has fijado ha sido en las tetas!".

Obviamente no repliqué nada.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Veréis mundo: Chartres y Monument Valley

Decía mi abuela paterna que no existen ateos sino descreídos. Sinceramente no sé si catalogarme de ateo o descreído, pero en cualquier caso para alguien como yo resulta complicado explicar, y no sé si lo conseguiré, que ha visto a Dios.

Una de mis pasiones ha sido viajar (y digo ha sido porque con esto de la crisis me parece que de momento se ha acabado el tema). En el cultivo de mi pasión he visitado lugares increíbles y tremendamente hermosos. Pero sólo en dos lugares he visto a Dios; sólo en dos lugares he tenido la sensación, aunque sea por unos momentos, de que tiene que haber algo superior, un Ser que haga posible la hermosura de lo que yo estaba viendo. He viajado a lugares posiblemente más grandiosos pero sólo en dos de ellos he tenido la extraña y extraordinaria sensación que he comentado. Y como me apetecía contarlo y ahora tengo tiempo retomo la serie “Veréis mundo” que iniciara mi desaparecido hermano (no me den el pésame: desaparecido del blog, que por ahí anda dando la vara). Y qué mejor forma de reiniciar la serie que con estos dos maravillosos lugares.

Se trata de un lugar natural y un monumento construido por el hombre, ambos separados por más de 10.000 kilómetros. No tienen nada que ver, salvo que en ellos vi a Dios…

La Catedral de Chartres


No pretendo contar lo que se ve en cualquier guía, sino mi experiencia personal. Así que si tienen curiosidad miren AQUÍ.
Visité Chartres en 1994, en el transcurso de un viaje en coche alrededor de Francia. Y cuando vi la fachada me quedé boquiabierto… la catedral se alza imponente en un pequeño promontorio que domina toda la ciudad, y desde su entrada pueden observarse los tejados de la misma.
Resulta difícil expresa con palabras la inmensidad de sus vidrieras, el arte de sus fachadas, contrafuertes, arquivoltas, tejados… es sencillamente una obra de otro mundo. Cuando entras simplemente te sobrecoges y llegas a entender por qué se construyó, el por qué de la cristiandad. En definitiva, cuando llevas un rato mirando hacia arriba pierdes la noción del tiempo y del espacio, olvidas con quién ibas, no aciertas a articular palabra, te sientes insignificante y, por un momento, llegas a ver, a sentir, a entender a Dios. Ésta fue mi experiencia. Y lo más curioso es que la cuenta un descreído.

Monument Valley


Mucha gente no sabe qué es Monument Valley aunque lo haya visto cientos de veces en anuncios y películas. Lo visité en un increíble viaje por los EEUU en plan Thelma y Louise hace ya muchos años. En la wiki lo pueden ver AQUÍ.
Si no recuerdo mal, está justo en la frontera entre Arizona y Utah, en medio de la nada. Pertenece a los indios navajos, es de lo poco que les han dejado, Al llegar, un indio sentado en una silla cutre te cobraba unos dólares que metía en una caja aún más cutre (la imagen era estilo Marruecos profundo). Y entonces te ponías a hacer kilómetros en la inmensidad… porque se visita en coche, salvo que quieras morir de sed.
Te mueves por caminos de tierra mientras ves allí las formaciones rocosas, a uno y otro lado. Cuando lo visité había nubes bajas que formaban un paisaje fantasmal pero hermoso.
Llevábamos en el coche una cinta (sí, entonces no había cd para coche) con el disco “Glassworks” de Philip Glass, música minimalista para locos. Esa música combinó perfectamente con el lugar y en cierto modo nos hizo entrar en una especie de éxtasis. Cuando parabas en un lugar con una vista especial bajabas del coche, y entonces … la brisa, el silencio del lugar sólo roto por la música suave de Philip Glass… creo que sólo puedo encontrar una palabra para definirlo: inmensidad. Por un momento aquello era como el Aleph de Borges, todo el universo concentrado en un punto. Sólo que este punto era todo Monument Valley, un punto inmenso en sí mismo. Tal vez fuera por esa extraña sensación, tal vez me confundiera la inmensidad, pero fue la otra ocasión en que llegué a ver y a entender a Dios.

No he vuelto a ver a Dios. Tal vez vaya al infierno.

martes, 24 de febrero de 2009

Aborto... y golosinas prohibidas

En esta España tomada por el pensamiento progre se dan a veces paradojas un tanto inquietantes.

Hace no muchos días el Congreso debatió el aborto proponiendo una Ley de plazos, si bien parece que se rebajaron las 24 semanas que pretendían los de IU y ERC (algún día alguien podría explicarme qué tiene que ver ser de izquierdas con la afición por destruir nasciturus). Otra de las medidas propouestas para la Ley es que las niñas de 16 años no necesitarán el consentimiento de sus padres para abortar.

Los mismos que pretenden ahora en el Parlamento una Ley de plazos para el aborto son los que votaron hace 4 años a favor de la Ley 28/2005 contra el tabaquismo. En dicha Ley se prohíbe expresamente la venta de tabaco a menores. Es más, también está expresamente prohibido vender a menores golosinas que tengan forma de productos de tabaco (las famosas chocolatinas con forma de cigarrillos que tantas veces comí de pequeño).

No me voy a poner a filosofar ni a abrir debates sobre el aborto. Sólo diré que posiblemente España será el único país del mundo en que está prohibido que una niña de 16 años se coma una chocolatina con forma de cigarrillo al mismo tiempo que puede abortar libremente cuantas veces quiera. Y sin permiso de sus padres, oiga.

Eso de que las niñas aborten libremente queda moderno y progre de cojones. Pero tócate los güevos con las cosas que pasan en este aborto de país.

lunes, 23 de febrero de 2009

Diario de un convaleciente: Televisión

Pasar horas sentado en un sofá con la pata tiesa da para mucho. Me traje trabajo a casa pero en mi primera semana no he tenido muchas ganas ni de trabajar ni de leer. Y ahí estaba ese invento diabólico llamado mando a distancia para introducirme en un mundo que desconocía: la televisión en horas de trabajo.
Sinceramente... esta semana tengo y voy a tener la tele apagada. Porque me han saturado.
Las mañanas son una repetición de programas en que se mezcla una fase de pesudoinformativos con otra de amarillosucesos. En la primera fase unos tertulianos tendenciosos y sectarios hablan de temas de los que no tienen ni puta idea con el único objeto de insultar al adversario político. De entre todo este tipo de sujetos destacaría a Enric Sopena, al que veo en T5. Se trata de una especie de personajillo al más puro estilo Jiménez Losantos pero con menos formación cultural, y en cualquier caso igual de tendencioso y maleducado (Nota: sé que este comentario me granjeará antipatías y es políticamente incorrecto, pero las cosas son como son). No sé. Estas tertulias pseudoinformativas son más bien tribunas de opinión en las que hasta el conductor del programa opina y ataca al partido contrario al de la línea editorial del medio.
Supongo que tienen algún estudio de mercado por el que la audiencia de programas de política tendenciosa es madrugadora, porque a las 8:00 ya están dando la vara y a eso de las 10:00 pasan a otra cosa.
Y esa otra cosa es la parte de los amarillosucesos. Se trata de repetir hasta la saciedad lo mismo, de sacarnos topecientas mil veces la misma imagen del mismo puente del mismo río Guadalquivir y dar la vara hasta la saciedad con el tema de la niña que mataron en Sevilla. El tratamiento de la noticia entró en una espiral que iba creciendo día a día. Así el lunes se conformaban con enseñarnos el puente de los cojones, que hasta sueño con él, y las imágenes de la búsqueda.
Para el miércoles ya andaban dándole vueltas a si el presunto (la palabra más repetida) ya mostraba celos en la guardería hace 15 años... esta fase en la que los mamarrachos que se hacen pasar por periodistas juegan a psiquiatras era realmente divertida.
Ya para el viernes la cosa había crecido y los supuestos periodistas jugaban a Grissom del CSI. Impagable el comentario acerca de los insectos que debían estar "en estos momentos devorando las entrañas del cadáver de Marta en el fondo del río". Eso es un comentario serio y riguroso y lo demás tonterías.
Otro hecho que he descubierto de la realidad televisiva: el becario hace un video de la noticia a las 8:00 de la mañana. Y durante todo el día repiten hasta la saciedad no sólo la misma noticia sino el mismo vídeo. Así la misma imagen del mismo puente del mismo río Gadalquivir con el mismo comentario realizado todo ello en el mismo vídeo se repite a las 10:00, a las 12:00 (es que son insistentes), en el telediario de mediodía, a mediatarde, en el telediario de la noche, y en la 3ª edición casi a la una... así hasta que el becario vuelva a levantarse temprano para realizar un nuevo vídeo que volverán a repetir durante todo el día. Un coñazo, vamos.
En fin. Una televisión lamentable.
Cuestión distinta ha sido la teletienda. Un universo que acabo de descubrir y que me tiene fascinado. Pero eso merece un post ex profeso. Vaya si lo merece...

domingo, 22 de febrero de 2009

Diario de un convaleciente: No voy a verte para no molestarte

Con esto de la operación se reciben multitud de visitas, llamadas y sms. Hay quien te llama sólo una o varias veces, quien te visita, quien te envía sms o simplemente quien no hace nada.
No soy persona que se enoje por chorradas. Por eso no doy importancia a olvidos o determinados pasotismos de mis amigos y familiares. Y por eso precisamente me llaman tanto la atención las excusas. Pero de entre todas las posibles, la más bonita de todas es la de "oye no voy a verte para no molestarte".
Esta excusa se ha dado no una sino muchas veces. Te llaman y te dicen "oye que no voy a visitarte para no molestarte", y como vivimos en el siglo de la apariencia, en el cual entre otras muchas cosas está mal visto decir lo que uno piensa, te quedas con las ganas de decirle "a ti lo que te pasa es que no apetece lo más mínimo venir a verme".
En alguna ocasión me pillan con ganas y les digo "si no me molestas", pero insisten en que me molestan mucho, pero yo insisto "no, de verdad, si estoy aquí aburrido y no me molestas", pero ellos, que saben más lo que piensas que tú mismo, insisten que te molestan para no venir.
Obviamente, de todos los que no han venido a verme para no molestarme ninguno lo hará la semana que viene. De hecho sólo vendrán a verme cuando yo pueda andar e invitarles a cervezas.

sábado, 21 de febrero de 2009

Diario de un convaleciente: pinchazos

No sé si ya he confesado que me aterran las inyecciones. Cada uno tiene sus miedos y sus fobias, y la mía es ese instrumento malévolo conocido con un nombre igualmente malévolo: aguja hipodérmica o jeringuilla. Solo de mencionarlo me entran fríos sudores y me tiemblan las sienes... De hecho, creo que de toda la pesadilla que estoy viviendo, con el paso de los años lo único que recordaré como el trago más amargo es el momento en el que pincharon mi columna vertebral para inyectarme la anestesia. En fin, no hablemos más de ese tema, que no se trata de amargar a las gentes de bien que ojean este blog.
El mundo está lleno de psicópatas. Lo sé porque hay quien le gustan los "realitisous", porque existen los destintas y porque hay sádicos que disfrutan creando medicamentos inyectables. Y ahí es donde me han pillado...
Al salir del hospital me han recetado topecientos medicamentos. Parezco un abuelo con las pastillitas de varios colores, unas cada 8 otras cada 12 horas. No me extraña que los pobres ancianos pierdan la memoria. Lo bueno es que la cosa de las pastillitas sólo dura una semana.
Pero cuidado, que si hablaba antes de inyecciones y medicamentos inyectables es por las inyecciones de heparina que un psicópata inventó para que otro psicópata las recetara no 7, sino !!!!20 días¡¡¡¡. O sea, las putas inyecciones hay que metérselas 20 asquerosos días. No bastaba con todo el puteo de la pata tiesa, de dormir mal, del dolor. No, no bastaba con eso. Encima me tienen que recetar inyecciones durante 20 días.
En el hospital no hubo problema. Cuando la enfermera decía hola ya me había pinchado y se había largado, así que me quedaba con el escozor pero no tenía tiempo para sufrir la ansiedad pre-pinchazo. Lo malo ocurrió al salir.
Cuando el médico me dió el alta me recetó los medicamentos. Al hablar de la heparina me dijo "son unas inyecciones para evitar coágulos en la sangre" y me dijo "póntelas tú mismo". Al ver mi expresión de horror y ante mi pregunta de "¿yo mismo?" me miró como se mira a un loco y con la expresión de Hanníbal Lecter en su cara me dijo sonriendo sardónicamente "sí, tú mismo, lo hace todo el mundo".
En fin. Salí del hospital sin poder andar pero con una única preocupación: tenía que clavarme inyecciones yo mismo durante 20 días seguidos. Sabiéndome incapaz de hacerlo miré a mi señora y ella me espetó "a mí no me mires, yo no te las pongo ni de coña". Así que pensé en mis vecinos, un matrimonio en que ambos son médicos, aunque espero no ser nunca paciente del marido.
Pasaron a mi casa a pincharme. Ella me pinchó, pero me dijo que en dos días se iban fuera, así que al día siguiente pasarían a enseñarme. Cuando volvieron ella me dió las intrucciones y yo lo intenté, juro que lo intenté, pero no pude. Imaginen el cuadro: dos médicos y mi señora intentado convencer a un fulano de más de 40 años y 90 kilos de que se pinchara una minúscula inyección en la barriga. Descojonos, bromas, risas, pérdidas de paciencia, mi señora acusándome de marica y homosexual...
Cuando se cansaron de mis fallidos intentos el vecino se arremangó, y entonces en un solo milisegundo pensé: "este tío trabaja con muertos, los muertos no sienten los pinchazos y yo aún no estoy muerto... prefiero que me pinche mi señora aunque no sepa".
Ahora me pincha mi señora y aún le quedan 15 inyecciones que clavarme. Ahora mi señora se enfada cada vez que me pincha porque no quiere hacerlo. Y ahora mi señora y mis vecinos me tienen por un ser frágil, cobarde y adamado. Puede ser, pero al menos he descubierto que sería incapaz de suicidarme.

viernes, 20 de febrero de 2009

Diario de un convaleciente: lo cotidiano se convierte en aventura

Se queja Rafa de que no le hablo de las posturas. Pues bueno, ahora lo haré. Y como creo que las posturas a las que se refiere Rafa necesitan de una cosa muy tiesa le voy a dar el gusto. Porque cuando te masacran la rodilla la pierna se te queda completamente tiesa, lo cual tiene sus problemas y te obliga a extrañas posturas.

Te dan el alta y te vas "pa" casa. Y he aquí donde debe realizarse la primera aclaración. Cuando ves a alguien con muletas puede parecer muy sencillo el desplazamiento. Pero el problema no es ése, sino las actividades cotidianas. Por eso hoy les hablaré de cómo las mencionadas actividades cotidianas se convierten en una auténtica aventura.

Ejemplo 1º: Entra en el coche: Qué bonito es abrir la puerta y subir. Pero amigo, cuando llevas muletas abrir la puerta no es tan fácil. Coges las dos muletas con una mano, te tropiezan, se te cae una... pero lo más jodido es entrar. Dejas caer el culo en el asiento y entonces llega el gran problema... ¿cómo meter una pierna que no puedes doblar si te choca con la puerta?. La respuesta no la puedo dar aunque lo consiguiera, porque no sé cómo lo hice. Eso sí, duele de cojones...

Ejemplo 2º: Cagar (con perdón de la expresión): A lo mejor usted, querido lector ha realizado hace cinco minutos tan sencilla labor consistente en sentarse en una taza conocida como water o inodoro para dejar hacer a sus intestinos. Pero en mi estado la cosa no es tan sencilla. Primero se llega con las muletas de los cojones, se cogen las dos con una mano y se vuelven a caer (es ley imperativa que las muletas se caigan). Hasta ahí es más complicado de lo normal, pero factible. Pero... ¿ha probado usted alguna vez a bajarse los pantalones haciendo equilibrio sobre una sola pierna y con una rodillera gigantesca en la otra llena de extraños cierres en los que se quedan enganchados pantalones y calzoncillos? En los intentos unos se tambalea y roza peligrosamente el suelo con la pierna operada (el apoyo está prohibido, oiga).

Bueno... imaginemos que ya ha conseguido bajarse los pantalones. Ahora toca sentarse. Noooooo, la cosa no es tan sencilla. Se trata de dejar caer el culo con el apoyo de una sola pierna. Y entonces uno descubre que el water está realmente bajo, y eso es una putada. Pero más putada es que al sentarse la pierna tiesa tiende a salir hacia delante, pero se queda enganchada por el pantalón a la otra pierna (que como es el punto de apoyo está cerquita del water). A ver si me explico: si uno se baja los pantalones estos se quedan a la altura de los tobillos. En circunstancias normales ni te das cuenta de tan trascendental hecho, pero con una pierna tiesa ésta tiende a desplazar el pie lejos de la otra pierna y el pantalón hace de tope y... ves las estrellas porque tiende a doblarla.

Pero hay más... ¿a que usted nunca se había dado cuenta del armarito que su señora mandó colocar frente al water? Pues siempre ha estado ahí, pero con la postura normal en posición sentada y piernas dobladas ni se notaba. Pero si su pierna está tiesa y extendida en toda su longitud ese armarito se convierte en una fuente de problemas. Te quedas encajado con el culo metido dentro del water y la pierna presionando la puerta del armarito, cosa que duele que no veas. En estas condiciones el esfínter no sabe cómo comportarse.

Vale. Ya has acabado. Pero no. Esto no significa que la cosa se ha acabado. Primero desencaja la pierna, chillando de dolor por supuesto. Luego lavántate sobre tu única pierna de apoyo, cosa que desde una posición baja es harto costosa. Y luego usa el papel higiénico haciendo equilibrios e intentando no caerte. En fin... creo que ha quedado suficientemente claro.


De ducharse ni hablamos, y de picar de la nevera menos... Lo dicho, en estas condiciones lo cotidiano se convierte en una aventura.

jueves, 19 de febrero de 2009

Diario de un convaleciente: enfermeras

El otro día me pidió con gran candidez mi amigo Rafa que le hablara de las enfermeras. Y lo escribió en un tono que denota que Rafa no ha debido pasar por muchos quirófanos.
Probablemente Rafa quería que le contara que aquello era como en las pelis del género en las que el paciente está encamado y se asoma a la habitación una rubia de labios rojos rojísimos, vestida con una batita blanca tan corta que se le ve su perfecto culo y con un escote de infarto por el que pugnan por salir y dejarse ver dos tetas de bandera. A lo mejor Rafa quería que le contara que al llegar no una, sino dos enfermeras, me dirían que toca análisis y tras quitarse toda la ropa menos la cofia de enfermera se tirarían encima de mí. Que yo empezaría diciendo "qué, ¿qué hacen?" para acabar batiendo récords de posturetes y todo lo que sigue y se pueda imaginar. A lo mejor Rafa quería que hubiera ocurrido eso. Y yo yambién, claro está.
Pero no. Eso no ocurrió. Primero porque me acompañaba mi señora, que es una latina de armas tomar y, en lugar de apuntarse a la fiesta como en las pelis del género, les hubiera pegado una patada en el culo a cada pornoenfermera y luego me habría pegado una buena hostia.
Segundo porque las enfermeras se asoman, te meten un puyazo en forma de inyección y se largan de tal forma que cuando estás contestando a su hola buenas tardes ellas ya te han cambiado el gotero y se han pirado hace rato. Casi ni las ves. Ésa es la realidad.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Diario de un convaleciente: el bulto extraño

Bien. La operación ha terminado. Ignoro si habrá caído algo de Coca-cola en la herida o si la broca la habrán comprado de saldo en el Leroy-Merlin. Lo cierto es que me dejan en la habitación (en la jerga hospitalaria dicen "en planta").
Una vez en la cama estoy como aquél que imitaba a Rambo hace ya muchos años: no siento las piernas. Es lo que tiene la raquianestesia, en la cual te duermen de cintura para abajo.
Con el tiempo puedo mover levemente los pies. Al rato ya puedo dar pequeñas pataditas compulsivas con mi pierna. Cuando pasan un par de horas ya he recuperado, a pesar de la insistencia del hormigueo, la sensibilidad en las piernas. Y de repente ocurre...
Cuando me paso las manos por las piernas para ver si ya son sensibles no me altero, Primero no las siento, luego siento algo leve, luego ya noto mi mano..., pero cuando me toco entre las piernas no siento nada.
No sé si alguno de ustedes se ha tocado los güevos anestesiados, pero a mí me pareció una experiencia horrible. Lo primero que te pasa por la mente es enteder por qué algunos le llaman las partes blandas. Luego notas la extraña sensación de que tu mano nota los güevos, pero los susodichos no notan nada. Y encima tu queridísimo amigo el miembro se ha quedado ahí, en formato cacahuete y también insensible.
Es harto difícil explicar cómo se siente uno cuando pierde el centro vital de todo hombre. Imaginen a los EEUU sin Washington, al VCF sin movidas sociales, a un partido político sin chorizos... imaginen un ruso sin vodka, un velero sin velas, un actor español sin cretinismo, un presentador de televisión sin homosexualidad... imaginen a Fraga sin delirios, a un gafapastista sin gafas de pasta, un telediario de A3 sin el real madrid, a Amy Winehouse sin excesos... imaginen todo eso y muchos más.
Notar inane tu centro de gravedad es una inquietante sensación. Te vuelves loco esperando que pase de una puta vez la anestesia, no dejas de tocarte cual vicioso erotómano para ver si llega ya la sensibilidad. Pero se hace largo, muy largo. Tanto que llegas a mirar a tu esposa con resignación pensando que se tendrá que buscar un boy...

martes, 17 de febrero de 2009

Diario de un convaleciente: el bote de Coca-Cola.

Puede que hasta alguno se haya atrevido a ver el vídeo del post anterior. Pues bien, ahora toca hablar del tema desde otra perspectiva.
Lo primero que me viene a la cabeza es explicar por qué colgué el vídeo de la operación. La cuestión es sencilla: los médicos padecen un transtorno por el que disfrutan de un placer especial al no explicarte nada de lo que te van a hacer. Y digo yo que si un fulano va a manipular en el interior de tu cuerpo lo mínimo sería que te explicara cómo. Ante una situación así antes te jodías, ahora tiene el "yutub". Y háganme caso: casi es peor ver lo que te van a hacer que no saber nada de nada.
No entraré en detalles escabrosos, que el que haya pasado por un quirófano ya sabe de lo que hablo. Y el que no lo sepa mejor para él. Sí me llamó la atención una cosa: todo el personal iba con mascarilla, gorro y uniforme completo color quirófano, todos perfectamente esterilizados... sin embargo uno de ellos bebía de un bote de Coca-Cola. Lo que no sé es si el bote y la Coca-Cola también estaban esterilizados. Supongo que sí porque aún no me ha entrado ninguna infección extraña.

sábado, 14 de febrero de 2009

El día D

Dejo programado este post para el día 14 de febrero a las 9:00 horas sencillamente porque lo que verán en el video (los que tengan estómago para ello) es justo lo que me está pasando a mí el 14 de febrero a las 9:00 horas.

lunes, 9 de febrero de 2009

Cómo asustar a un hombre

La verdad es que a veces me llegan cosas al correo que tienen su gracia:

sábado, 7 de febrero de 2009

Esto hay que verlo

Las cosas que veíamos por la tele en los 80. Sin comentarios...

miércoles, 4 de febrero de 2009

El secreto era mentir

Verónica Zemanova. Con estas dos palabras ya he dicho mucho.
Pero no. No voy a hablar de tan insigne señora. Si quieren saber de la muchacha no tienen más que buscar en el gugel, donde encontrarán varios millones de referencias y de fotos en bolas, y otros tantos millones de páginas de fulanos enamorados perdidamente de la chica.
Lo que a mí me llama la atención es lo que la muchacha afirmó acerca del motivo por el que accedió a casarse. Dice la wikipedia que:
"El 12 de noviembre de 2003 contrajo matrimonio con un hombre que, según ella misma dice: "fue el primero al que le interesó más lo que decía que mis pechos".

Y ahora miren la foto de abajo y coincidirán conmigo. El secreto era mentir...





lunes, 2 de febrero de 2009

La dolça llengua valenciana

Por su interés antropológico reproduzco un correo que he recibido acerca de expresiones en lengua valenciana. Sin duda alguna las expresiones han debido ser reunidas por los más prestigiosos filólogos del mundo mundial y sirven para demostrar la dulzura de la lengua valenciana. Allá va:

IEEE! : Hola.

AU: Adiós
MONE / NEMON: Vamos.

MECAGUEN LA FIGA TA TIA: Discrepo de su opinión, estoy bastante en desacuerdo / Saludo a un conocido que hace tiempo que no ve.

MECAGUEN LA MARE QUE LA PARIT AL FILl DE PUTA: discrepo con su punto de vista, y/o con la acción (muchas veces relacionada con la conducción) que acaba de realizar.

VES A FER LA MÀ: Aleje su sombrilla un poco de mi toalla que me hace sombra, gracias.
IEEEEEEEP FILL DE PUTA, A ON VAS?: saludo a un conocido

NEM A FER-MO'N UNA: Me voy a tomar una cervecita
XE, SERÁ PER DINERS COLLONS: Variante de 'xe, això ho pague jo'.

A RAS DE FIGA: Minifalda
RINXOPARRÚS: Falda aún más pequeña que la minifalda

PER COLLONS: Necesariamente, por necesidad.
VES I GITA'T: no digas tonterías.

SI LA VISTA NO M´ANGANYA, PORTE UNA BONA CASTANYA: referente al estado de embriaguez
NYÁS! : Cuando le das algo a alguien

MESINFOT: no me importa demasiado
SANGONERETA: chupa tintas, tragón

AMOLLAR: Soltar donde se pueda, dejar caer.
FIGAMOLLA: Llorona

PANFIGOL: Persona tranquila
SUMBALI: Echar a correr / pegarle a alguien.

MOLT LLUNY: muy lejos
A FER LA MÁ: Más lejos que Molt Lluny.

T'AGÜELA QUAN PIXA FA CLOTET?: Ya vale con el cachondeo.

LA FIGA TA TIA ROSSEGA KIKOS: La hermana de tu madre tiene mal humor.
TINC EL PIU ENCÉS EN FLAMES: Cariño, esta noche quiero f***.

TIRA MÉS QUE UN PÈL DE FIGA Q' UNA MAROMA DE BARCO: lo que consigue una mujer no lo consigue nadie.
VAIG COM CAGALLÓ PER SEQUIA: Ir sin rumbo fijo.

ALÇA EL RABO, PERDIGOT: Espabílate, vamos.
SI T´ARREE UNA NYESPLA VORÀS: Amenaza

AGARRA'T QUE VE CURVA: La vamos a liar

AÇÒ ES MEL DE ROMER: Que es muy bueno-bonito
A CAGAR A L'HORT: Vete, fuera de aquí.

AMAGEUSE LES CARTERES: Llegada de alguien inesperado
ME CAGUEN (DEU/ DÉNIA/ DEN / LA FIGUERETA / L'HÒSTIA): Expresión de múltiples aplicaciones según estado de ánimo.

LA MARE QUE VA...: Exclamación
CAP DE SURO: Cabezón, tonto, bobalicón

LA FIGA EM FA PALMES: Guapo, me gustas.
HI HA MÉS DIES QUE LLONGANISES: Aún queda tiempo

VAS A LA MAR I NO TROBES AIGUA: Despistado
XÈ! VES I TOCA'T EL COLLONS/FIGA: Hágame el favor de no molestar.

COM SI CAGARES, PERÒ PA CA DINS: eso es una tontería//imposible.
XE, DE VERES, COM SI MENJARES PERES I LES CAGARES SENCERES: de verdad de la buena.

AIXÓ ES BUFAR EN CALDO GELAT: no tiene usted nada que hacer en el asunto
TAPEROT: Tonto

ME CAGUE EN LA MARE QUEM VA PARIR: Caramba!
AH! REDEU: Madre mía

XÉ QUE BÒ: Me gusta.
AÇÒ?? AÇÒ?? AÇÒ ES MASSA,TU: qué barbaridad!

XÈ, VES I TIRA A FER LA MÀ!!: Váyase usted a la mierda, gracias.
NI XIXA NI LLIMONÁ: no servir para nada o poca cosa

TOT PER L'AIRE: Caracoles!! Caramba!
TIRALIIII: Continúe usted

JUGA, JUGA I VORÁS...: Aplicable a multitud de situciones, suele terminar con 'L'hòstia que t´emportes'

COLLONS: Testículos. Generalmente se usa para todo, al comenzar o terminar la frase puede variar el significado de la misma.

MENGES MÉS QUE EL TIO SANGONERA (QUE VA MORIR DE UNA FARTERA): Come usted mucho.
A MANTA! : en cantidad...

BORINOT: Torpe, bruto.
AU CACAU: Hasta luego Lucas

I TE PEGUE UNA BORINÀ ET REVENTE COM UNA MANGRANA : ¿Puede usted dejar de molestarme?

MA QUEEE ERES..., MA' QUEEEE T'AGRADA..: Hay que ver, hay que ver...
HA PEGAT UN ESCLAFLIT : ha explotado.

FUIG DEL MIG HÒSTIAAAA: apártate por favor...
QUINA FOTRACÀ: Caramba, cuanta cantidad

XEEE VAAA, XEEE : venga, va
ME CAGÜEN EL FILLDEPUTA EIXE: ....si oyes esto mejor sal corriendo.