ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

miércoles, 22 de octubre de 2008

Quien hace el gilipollas queda como un gilipollas

Zapatero en una entrevista de octubre de 2006 en El corriere della sera:
Zapatero en octubre de 2008 ante la ausencia de España en la Cumbre del G-8 contra la crisis:
Pues sí. Yo también sé lo que va a apasar: que más de uno dirá, -con mucha razón, por cierto-, que quien hace el gilipollas queda como un gilipollas.

5 comentarios:

Little dijo...

Bonico, esas cosas son propias de se energúmeno llamadado Jorgito Bush que nos ha dejado de herencia esta maravillosa crisis financiera. ¿Pero qué puedes esperar de un inculto tejano al que ZP le dio en las narices nada más ganar las elecciones del 2004? Pues esas pataletas estúpidas. Total, en una semana van per l'aire los republicanos.

PKDOR dijo...

Bueno. Lo que dices no deja de ser una curiosa y simple manera de definir una pésima política exterior.
Pero bueno, siempre es más sencillo echar la culpa a los americanos.

Rafa dijo...

En esta ocasión, esta opinión de mi querido pkdor tiene bazas ganadoras (de forma contundente) porque ¿Y si España es finalmente aceptada? ¿Qué habrá ganado ZP? ¿qué habrá ganado España?. Yo no veo cual es la ganancia de tal esfuerzo diplomático. A mí no me da de comer el G-8.

Ben cordialment

PKDOR dijo...

@ Rafa:
Te contesto por partes:
1.- Reflexión general:
Ciertamente eso de que no me da de comer el G-8 queda muy bien decirlo, pero es un simplismo de gran carga ideológica.
La economía es como la cadena trófica: igual que la desaparición de una especie de insecto insignificante puede terminar matando de hambre al animal que está al final de la cadena, una aparentemente intrascendente decisión económica sobre aranceles comerciales tomada en una cumbre en los USA puede influir en el empleo o desempleo de un mecánico de Benavente (Zamora). E incluso puede terminar en la pérdida de poder adquisitivo de un seguro funcionario.
En su día nuestro ineficiente y poco preparado presidente declinó juntarse con los poderosos, y hoy, -tal vez después de recibir unas clases de economía en dos tardes-, se da cuenta de que es necesario estar donde antes no quería.
2.- Si aceptan a España ¿qué habrá ganado ZP?
Pues habrá cumplido el objetivo y ganado mucho: cientos de horas de panegírico en las múltiples televisiones del régimen.
3.- ¿Que habrá ganado España?
Obviamente nada. Un discurso de nuestro querido líder lleno de tópicos y nada más. Porque nuestro presi no tiene nada que aportar ni sabe qué defender, que es que dos tardes no dan para mucho.

Rafa dijo...

Pues después de la disertación que te has marcao, insisto: No me da de comer el G-8 y tienes toda la razón aunque lo expresabas con más contundencia y claridad en el post.

BC