ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

jueves, 21 de febrero de 2008

Spain is different

En las cárceles de todos los países impera la ley del más fuerte. Del mismo modo en las cárceles de todos los países los vigilantes y policías son duros e implacables.
En las cárceles de todos los países a veces se dan casos de vigilantes y policías que abusan de los presos. Son seres desalmados que prevaliéndose de su fuerza y autoridad, y bajo amenazas, someten a un preso a vejaciones sexuales, por ejemplo una felación. El policía desalmado se desabrocha la cremallera, obliga al preso a arrodillarse y... ya se imaginan ustedes el resto.
Desgraciadamente es inevitable que ocurran cosas así, y siempre hay algún vigilante abusador. Pasa en los USA, en Japón, en Alemania, Gran Bretaña, Marruecos, Bolivia... en fin, en todos lo países. ¿En todos? Noooooooo. En España no. Somos el único país en el que el vigilante es un ser desalmado que prevaliéndose de su fuerza y autoridad se arrodilla, obliga al preso a desabrocharse la bragueta y... ya se imaginan ustedes lo que hace el vigilante. Si no se lo creen véanlo AQUI.
El mundo al revés. Estas cosas sólo pasan en España. Claro que aquí las cárceles no son cárceles, son establecimientos penitenciarios; los presos no son presos, son internos; y los vigilantes y policías no son tales, son funcionarios de prisiones... y claro, una cosa es que un funcionario se la chupe a un interno, y otra que un policía se la chupe a un preso. No. No es lo mismo. Creo.

1 comentario:

JL dijo...

Lo que me hace gracia es lo del informe para "esclarecer los hechos". ¿Es que estaba tan manchado el informe?

Total, el pobre funcionario sólo estaba aliviando necesidades del recluso que el bis a bis no podía satisfacerle. En vez de bis a bis, fue todo un pis a pis...(escatológicos, uníos)