ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

martes, 18 de diciembre de 2007

"Cuman" prescinde de Cañizares y Albelda

No suelo hablar de fútbol en este foro, que para eso está mi bienamada checheche. Pero collons, esta vez algo hay que decir de lo que ha pasado: el entrenador se carga a dos vacas sagradas del vestuario che. Veámoslo de otro modo, el entrenador se carga a un jugador recién renovado hasta junio de 2009 y otro hasta junio de 2011... viva la planificación del club.
Por lo demás, si quieren enterarse de esto con una visión un tanto cachonda miren AQUÍ
Si son pesimistas miren ALLÍ
Si prefieren un análisis más joemanero miren ACÁ
Si quieren tener la vertiente visionaria del problema miren ACULLÁ
Cada uno en su estilo pero todo variaciones sobre un mismo tema. Y prescindan de lo radiopredicadores y plumillas, que estos que he linkeado saben bastante más.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Sopa de Letras: La Saga de Geralt de Rivia

Me encontraba yo ayer por la noche, debatiendome entre la presencia y la ausencia, escuchando como un grupo de felatrices profesionales rodeaban y succionaban por turnos a un incauto Raul Gonzalez en El Tirachinas cuando me dije, q coño, si aun no he escrito en mi propio blog nada cultural.

So, here it goes. Andrzej Sapkowski es un escritor polaco y representante comercial q ha tenido a bien en crear una de las sagas mas interesantes de la fantasia epica mundial. La saga de Geralt de Rivia nos presenta una serie de siete libros nacida del embrion de una serie de historias cortas creadas para un concurso de relatos de fantasia de una revista polaca. Los dos primeros, llamados "El Ultimo Deseo" y "La Espada del Destino" , son una coleccion de relatos cortos sobre un mismo personaje q se entremezclan medianamente unidos por otros relatos creados ex profeso para q haya algun tipo de sentido unitario en los libros. El resto de las novelas ya nos presentan un mundo mas consistente y una estructura cohesionada.

Lo interesante del caso es q Sapkowski intenta y consigue darle a la fantasia epica convencional (pq salen los de siempre, q si brujos, q si magos, q si elfos) una perspectiva bastante alejada del lado heavy metal del asunto, es decir, nada de enanos perjurando su orgullo de raza y nobleza de caracter, mas bien usureros y dueños de bancos. Nada de Elfos bellos q dan dadivas a sus invitados y estan rodeados de un aura de angelical dulzura, mas bien pordioseros paletos racistas de las montañas q odian a los humanos. No hay princesas buenas ni reyes justos nobles y sabios en el universo de Geralt de Rivia, y si los hay duran mas bien poco y acaban normalmente empalados por sus propios familiares o violadas por grupos de piqueros.

No quiere decir eso q los libros sean soeces o de mal gusto, aunq algo hay, mas bien tienen un punto de realismo sordido q le da al mundo un enfoque mas interesante del habitual. El propio personaje principal, un cazador de monstruos albino e implacable q recuerda a Phillip Marlowe, es un amargado de la vida, sarcastico, eternamente enamorado de la mujer mas perra entre las perras, q pese a su habilidad con la espada y noble codigo de honor malvive de pueblo en pueblo como espada de alquiler para acabar con una serie de monstruos en peligro de extincion. Sapkowski gusta de jugar con una doble moral muy clara entre los monstruos q el protagonista caza y los humanos q encuentra en su camino, normalmente personajes recurrentes, si es q sobreviven al capitulo, q muestran todas sus miserias y sus motivaciones, pq ahi esta otra de las caracteristicas del tratamiento de personajes en la saga, casi siempre todo el mundo esta ahi por algo.

Geralt de Rivia sufre de una teorica falta de sentimientos, provocada por su entrenamiento como cazador de monstruos, pero a la hora de la verdad se emborracha como un cabrito, su mejor amigo es un famoso bardo putero como el solo, filosofa como un adolescente sobre mujeres y la vida en general y es maltratado por un mundo en el q empieza a no encajar demasiado.

Una lectura recomendable para desengrasar un poco pese a la traduccion, q aunq algunos saludan como magistral contiene errores evidentes (me refiero gramaticalmente, no he leido el original en polaco) y una interesante aportacion a la literatura fantastica muy a tener en cuenta.

viernes, 7 de diciembre de 2007

Esto pasa por la politización de la OPA de Gas Natural

¿Recuerdan ustedes la famosa OPA de Gas Natural a una eléctrica? Sí hombre sí, aquella que hizo que el Gobierno, y tras él la oposición, se metieran hasta las cejas en las operaciones mercantiles privadas de las empresas (cosa por otra parte tan extraña y excepcional en un país en el que tanto se respeta la separación de poderes y la independencia de los organismos de control).
Pues parece que la famosa OPA dejó un poco traspuesta a la empresa Gas Natural, porque miren ustedes las facturitas que mandan al personal.
Yo creo sinceramente que habría sido mucho más sencillo gritarle al interfecto "¡¡eres un gilipollas caraculo!!!!" desde la ventanilla del coche junto a un semáforo. No veas la de papeleo que se habría evitado.
PD: Lo que más me mola es que al leer el título alguno habrá entrado a saco para rajar de política, jeje.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

La inmutabilidad del ser parmenídeo

Allá por los siglos V y IV antes de Cristo existieron unos simpáticos filósofos griegos a los que se les ha dado en llamar presocráticos. Algún autor afirma que ellos no se llamaban a sí mismos presocráticos e incluso algún notable investigador ha llegado a la conclusión de que esto era así porque Sócrates no había nacido cuando nuestros queridos amigos filosofaban por el mundo.
El caso es que en aquellos lejanos tiempos no existían ni la televisión basura ni la Logse ni la manipulación política e informativa, así que a la gente le daba por pensar… y en eso que en Elea, una ciudad de la Magna Grecia (-actual Sicilia por si nos visita algún seguidor de Gran Hermano… el que tenga tiempo que le explique qué es Sicilia-), tuvo a bien el sr. Parménides ejercer el onanista e intelectual ejercicio de la paja mental.

Parménides es el creador de la escuela eleata y no debió inmutarse cuando dijo aquello de “el ser es y el no ser no es”. Tras esta sesuda frase se esconde toda una cosmovisión del universo que algunos, cuando quieren ligar, le sueltan a las chicas: la inmutabilidad del ser parmenídeo. No contento con hablarnos de estas cosas el amigo Parménides lo escribió en forma de poema, (-tócate los güevos-), una especie de proemio filosófico a medio camino entre la literatura mística y la esencia de la razón entre nebulosas misteriosas. Al menos esta parida la dicen los que lo han leído (aunque yo no conozco a nadie que haya hecho semejante cosa). En esencia el colega viene a decir que “ser y pensar son la misma cosa”, la sensibilidad no cuenta, sólo cuenta la razón, todo es uno y lo mismo. Cualquier cosa en la que podamos pensar siempre será la misma, nunca morirá ni nunca cambiará aunque cambie su apariencia. El ser es indivisible, pues en algún momento éste dejaría de ser para no ser, y esto no le gustaba al colega, porque evidentemente el ser no puede ser no ser (a ver quién es el majo que lo entiende con tanta cacofonía). El ser no puede ser y no ser al mismo tiempo, por lo que el ser es continuo. El ser es inmutable por la misma razón antes expuesta (no vayamos a repetir de nuevo eso de ser es pero ser puede ser no ser…). Por esta razón el ser es inmóvil. O sea, que el ser es perfecto y que si no hay cambio no hay movimiento. Los sentidos no son más que un elemento del propio ser, porque todo es ser y además el ser es inmutable: de ahí la célebre frase que todo hombre que se precie le suele decir a las chicas para ligar: la inmutabilidad del ser parmenídeo.

A toda persona que dice algo convencido y encima piensa le sale un tocapelotas. A Parménides le tocaba las pelotas Heráclito, un tipo de Éfeso (en la actual Turquía) que pensaba y que dedicó su vida a contradecir al pobre Parménides. El colega venía a decir que todo es movimiento, que todo fluye, que de inmutabilidad nada de nada. Crea una nueva cosmovisión (me gusta este palabro) que se resume en una frase: “no te puedes bañar dos veces en el mismo río”. No sé si se llegó a bañar, pero el colega se quedó a gusto. Pero hoy es el día de Parménides, así que sigamos con la inmutabilidad…

Si a quien piensa algo siempre le sale un tocapelotas, al tocapelotas siempre le sale otro tocapelotas amigo del primero. En esta historia el tocapelotas del tocapelotas era, cómo no, nacido en Elea, y como tal eleata, y como tal de la escuela eleata… hablamos de Zenón de Elea. Se dice que era hijo de Teletáurogas, lo que le debió causar un profundo trauma, porque el amigo negaba la pluralidad y el movimiento (el célebre ejemplo de la flecha y la tortuga, en el que la flecha nunca alcanza al animalito; mejor para él…). Hay quien dice que el precursor del cálculo infinitesimal no fue Texas Instruments sino Zenón de Elea. Vivir para ver.
En fin. Me da la impresión de que el que lea esto devendrá en un estado de inmutabilidad de difícil descripción... Mare meua, por qué hablaré la inmutabilidad del ser parmenídeo ¿será que quiero ligar?