ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

miércoles, 18 de julio de 2007

Las vainas de los Alpes

Millones de lectores han mostrado su preocupación por la ausencia de movimiento en este blog. No se preocupen, que todo tiene una explicación: quien esto escribe ha estado ausente por viaje y el broder simplemente ha estado ausente… perrería le llamarían los prosaicos.

El caso es que, aprovechando mi viaje, inicio aquí un interesante ciclo sobre viajes para que nuestros queridos visitantes, que se cuentan por millones, se ahorren los 30 euritos que les soplarán por la mejor guía que se encuentra en el mercado, la del País-Aguilar (Polanco me lo agradecerá).

Perdón señores, debo retractarme. Nada más escribir las anteriores líneas Jesusito ha movilizado sus huestes y me han avisado de que la Ser y El País me van a hacer la pinza acusándome de la muerte de Manolete y de Lee Harvey Oswald. Así que cambio de opinión. En esta guía viajera hablaré de lo que no hablan otras guías. Y recuerden amiguitos: cuando viajen compren la guía del País-Aguilar, que es la mejor y más cara.

De vainas: Hubo un tiempo en que sólo había dos canales de televisión y encima cortaban la emisión para dormir la siesta. (Por Dios cómo pesan los años). Por ello en el colegio se hablaba del único programa que todos habíamos visto la noche anterior.
Asimismo hubo un tiempo en que las pelis de terror eran de miedo de verdad. Quiero decir que el miedo se planteaba con un guión original y elaborado y no a base de ketchup, miembros amputados y sustitos gratuitos.
Y una mñana de hace casi 30 años en el cole no se hablaba de otra cosa que de “La invasión de los ultracuerpos”, una peli en blanco y negro, sin sangre, pero infinitamente mejor que las charlotadas sanguinolentas adolescente-gores que nos sueltan ahora. (Se hizo una más que correcta versión en 1979). En esta peli los extraterrestres enviaban a la tierra unas vainas que clonaban al individuo. El fulano clonado quedaba esclavizado y se dedicaba a fomentar el cultivo de las vainas para ir clonando a más gente.
Para detectar a un sujeto clonado sólo había que observarlo: carecían de sentimientos, apenas hablaban, no manifestaban emociones, no hacían ruido, deambulaban con semblante serio y se mostraban neutros.
De mi viaje a Suiza: ¿Y qué tiene que ver todo lo anterior con un viaje? Pues muy sencillo. Dos cosas me llamaron poderosamente la atención de Suiza:
1.- La vida acaba a las 7 de la tarde: De acuerdo, tal vez España sea el único país en el que se cena a las 10. Pero el problema no es cenar a las 7 de la tarde. El problema es que la vida se acaba. En Inglaterra también cenan pronto pero al menos luego se emborrachan en el Pub.
2.- Los suizos vienen de las vainas: ¿Recuerdan lo que comenté de la peli y los sujetos clonados? Carecían de sentimientos, apenas hablaban, no manifestaban emociones, no hacían ruido, deambulaban con semblante serio y se mostraban neutros… pues ésta es la definición de un suizo. Caminar por el centro comercial de Berna y no escuchar ni una voz, comer en un restaurante y no oír ni una risa, ni una palabra… sin duda la invasión de las vainas extraterrestres ha comenzado por Suiza.
Por lo demás muchas montañas, todo muy verde y demás tópicos. Una zona de habla francesa en que lo más divertido que se puede hacer es comer founde de queso, una alemana en que todos los pueblos se llaman Gestenfenser y una italiana en franca minoría. Si quieren más información vean pelis de Heidi, o mejor, cómprense la guía antes mencionada (de nada Polanco) y vayan por allí. Pero vigilen que nadie ponga una vaina a su lado mientras duermen…
PD: No se equivoquen. Seguramente es el país más aburrido del mundo, pero vale la pena visitarlo. A no ser que busquen un festival de baile latino o calor sensual. Para eso siempre les quedará La Habana...

4 comentarios:

JL dijo...

Bien, bien, veo que vienes en forma. Pero, lo más importante, ¿has visto y tocado a las helvéticas con V (de punta)?

En cuanto a las vainas, pues sí, hay mucho vaina por el mundo, y no sólo en Suiza, sino más cerca. Cuando llegan las vacaciones, los últimos días nos sentimos todos un poco invadidos por los ultracuerpos. Pero nos gusta más tener los cuerpos infra o supra. Y al mismo nivel, también.

www.checheche.net dijo...

checheche... nada, nada como se nota que usted no ha transitado por Gruyere de madrugada ni por la Geneve con un pedal del 15 junto a la estatua del tal Calvino... el muy jodido era un infiel de la leche porque los pubes y bares están al lado jijijijiji

Little

www.checheche.net dijo...

¿En Suiza hay territorios franceses, italianos y alemanes? ¡No me jodas! ¿Y Suiza no se rompe, no se balcaniza? Ale, saludos al Sr. Aguilar.

Vicent

PKDOR dijo...

Checheche, amigo Vicent. Claro que no se balcaniza. La diferencia entre Suiza y España es que allí son suizos, no españoles. Démosle cuerda a 4 indocumentados que campan por aquí i ja vorem.