ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

viernes, 27 de julio de 2007

Manual del perfecto progre (V),. Curtura: Concepto general


No hay duda, cada dia q pasa se siente usted mas aceptado en la sociedad. Tiene usted la actitud, el pensamiento, la compañera y un amigo gay, pero le falta algo MUY importante: curtura.

Si, si, lo se. Su rostro se ha ensombrecido. ¿Como va a fagocitar años de contracultura alternativa en solo unas semanas a lo sumo? ¿Debera iniciar un viaje hacia el interior de si mismo, alegoricamente los pueblos de Albacete, huyendo de un gobierno opresor tras tomarse la justicia por su mano mientras su compañera hace lo propio atravesando el desierto de Castilla en su Volkswagen Polo en el marco de las protestas estudiantiles de pelo afro, masacradas por la policia rollo Zabriskie Point? La respuesta es no.

Es mas facil que todo eso. Recordemos (Leccion I) q usted ha comporado, religiosamente (uy, perdon) y a diario el periodico El Pais, el cual deberia estar reposando en su mesa con la cabecera hacia arriba mientras lee esto. Hoy es viernes, asi q si lo abre massomenos por la mitad encontrara lo unico q necesita: El EP3, antiguamente llamado de forma igualmente pretenciosa "El Pais de las Tentaciones".

En sus embriagadoramente progres paginas encontrara todo lo q debe saber durante esa semana y lo que podra introducir (y no) en todos los ambitos de conversacion q embista, especialmente con su compañera. Imaginemos: Portada para Lars Von Trier, usted, fanatico de Lars Von Trier y se me aprende un par de parrafos del orden "El enfant terrible, domado por las caracteristicas de la industria, se revuelve en las cadenas del stablishment con su ultima pelicula". Luego ojeando por dentro encontrara algunas referencias, supongamos, a Ray Loriga, a este puede nombrarle, pero como no sale en la portada no hace falta q se lea "La Pistola de Mi Hermano", entre otras cosas pq como no es nuevo, nadie sabra de q habla pese a afirmar haberlo leido varias veces. En la parte musical , me pones otra de lo mismo. Sale en portada Najwa Nimri, usted debe obviar q no vocaliza como actriz, como cantante ni como persona, se baja un par de emepetres para q le suene el estilo y se declara discreto admirador de la chica, si se nombra luego por dentro, yo q se, a Wilco en retrospectiva, usted puede nombrarlos como discreto admirador de su carrera musical, pq para algo se les nombra en retrospectiva. Tampoco se esfuerce demasiado, porque estos conocimientos caducan a la semana (la siguiente edicion de EP3) y ademas como se repiten ciclicamente (igual que los articulos sobre nuevos artistas neoyorquinos, restaurantes de diseño o comics de culto) los ira absorbiendo con el tiempo sin demasiados problemas. No se sorprenda, todos los q le rodean hacen exactamente eso, como mucho buscan algo en internet sobre lo q sale en EP3 para tener esa puntita de distincion q da la excelencia.

Es importante, muy importante, q quede claro q lo q hay q hacer no es sumergirse en este mundillo, sino hacer ver a los demas q se esta al quite de la cuestion, asi q pongase un fondo de escritorio de Zabriskie Point y hagase un poco el interesante, vera como hay mas gente q afirma conocer las cosas q gente q las conoce.

Mas adelante entraremos en materia con la musica q debe escuchar, el cine q debe ver, el arte q debe apreciar y los libros q debe leer, pero para crear esa primera y fundamental patina de progresismo cultural es muy importante empezar con estas lecciones basicas. Ajustese las gafas de pasta, pongase su camiseta amarilla y lancese a la arena de la curtura. Nosotros le llevaremos de la mano.



miércoles, 25 de julio de 2007

Manual del perfecto progre (IV).-Ponga un marica en su vida

Estimado alumno. ¿Ya ha acudido a alguna fiesta de modernillos y ha practicado el gafapastismo? ¿A que mola que alguien opine algo y todos asientan? ¿A que mola decir “Rajoy es franquista” y que todos le den la razón y le tengan en cuenta? ¿A que le pone ese sistema de opinión plural tipo “la SER”? Perfecto. Vemos que ya se está usted metiendo en el ambiente. Pero ahora hablaremos de otro ambiente.

Ahora toca perfeccionarse y escalar posiciones en la dura jerarquía social de los progres guays. Para ello es fundamental que ponga un marica en su vida… ¡¡¡¡Pero no me ponga esa cara hombre!!!! Ya suponemos que usted no es de los que busca los placeres en la sodomía (de lo contrario no le habríamos explicado cómo debe ser su novia… -perdón, compañera-). En fin. Si, como decíamos, usted no es de los que aprecia los placeres intro y perineales no se preocupe: una cosa es que sea guay ser gay y otra muy distinta es que para ser guay haya que ser gay.

Se lo explicaremos de una forma más sencilla: usted no es gay pero es un gran defensor del mundo gay; sólo así se puede ser guay sin ser gay. Ellos tienen derecho a expresar sus opiniones y emociones en público (la derecha y la Iglesia no). ¿Qué quiere decir esto? Pues que dos maricas pueden desfogarse metiéndose mano en la cola del pan y nos parece a todos cojonudo, porque al que le parezca mal es un facha. ¿Nos vamos entendiendo?.

Recuerde la máxima del modernillo progre: no importa lo que usted piense, sino lo que los demás crean que piensa. ¿Qué a usted le pone de los nervios la actitud julandrona plumífera y exhibicionista de Boris Eizaguirre? Pues en público dice que el muchacho es ideal, que es un gran presentador, que hace del histrionismo un arte, y qué risa me dio cuando dijo que los peperos son terroristas.
¿Qué el Zerolo dice o hace una de sus habituales idioteces? Usted alaba su genialidad. Tenga en cuenta que Zerolo es socialista. Y si hay que bendecir todo lo que dice un marica y todo lo que dice un socialista, no vea cuando uno es marica y socialista.
¿Qué ya está cansado de que Jesús Vázquez aproveche un cambio de plano para presumir de lo bueno que es su marido en la cama? Usted debe defender que Vázquez aún dice poco y que debe presumir más.
Una cosa más: no diga nunca marica, diga gay u homosexual. Y por supuesto no se le ocurra hacer comentarios oídos en la mili del tipo “pues si te cruzas con Boris Eizaguirre pega el culo a la pared por si acaso, jajajaja”. Ese tipo de comentarios son propios de carcas, derechistas, fachas y retrógrados. Y además cuando usted hizo la mili el ejército español no era una fuerza de paz.

Tenga mucho cuidado con lo que hace y dice en esta fasede su aprendizaje. Un mal paso, una mala palabra, una expresión malentendida puede ser su fin en este difícil mundillo guay. Si alguno de sus nuevos amigos le acusa de homófobo usted estará perdido sin remedio y deberá volver a la aburrida y fascista vida pequeñoburguesa de antes, sin poder exspresar en voz alta sus opiniones y sintiéndose rechazado. Vaya con cuidado. Imagine que realiza un comentario del tipo "pues los gays no son ni mejores ni peores que los que no lo son, si defendemos su igualdad hay que tratarlos como iguales...". Si dice algo así la palabra homofobia aparecerá en su frente escrita bien visible. Si en algún momento piensa algo tan terrible afirme que "los gays son gente mucho más educada, más culta, más abierta, más tolerante... etc.".

¿Lo ha entendido? Bien. Con estas actitudes ya puede empezar a buscar al marica que necesita. Lo ideal es haber encontrado una mujer modernilla guay y progre. Ella seguro que le ha introducido en los bares de ambiente. Si no, siempre le queda hacer amistad con un interiorista o con un estilista. Si lo consigue conocerá el mundo del diseño, algo que usted ni se imagina.
Si la jugada no sale tenga paciencia. Tampoco es cuestión de que se vaya a Venial así sin más. Podrían creerse que usted “entiende” y ya sabemos que usted no disfruta cuando se pone un supositorio, así que cuídese de esta opción. Sí. Por supuesto que terminará yendo a Venial y alternando con el ambiente gay de la ciudad, pero siempre dentro del círculo guay, como admirador y amigo del mundo gay.

Ya sabrá que hay un escalón más, el guay superprofesionalizado. El guay que acude a la fiesta del día del orgullo gay para que se le vea bien y afirma que es la mejor fiesta del mundo y que los gays sí saben divertirse. Para esto va a necesitar mucho tiempo y muchos contactos. Claro está que salvo si usted es un actor español adlátere de la familia Bardem, en cuyo caso ya estuvo en la pasada fiesta del orgullo gay y no le hace ni puñetera falta este manual.

Un último apunte: ¿ya le ha rechinado leer tantas veces “marica” en este texto? ¿Se ha horrorizado del empleo de un verbo religioso, como ese fascista y nacional-católico “bendecir”? Estupendo. Eso significa que empieza a captar la idea y empieza a dominar el lenguaje del modernillo.

Estamos orgullosos de usted. Busque a su marica, -perdón quisimos decir gay-, y acuda altanero a las reuniones de modernillos guays. Llevar un marica da galones en el mundo de la progresía y usted ya lo sabe. Inténtelo.

lunes, 23 de julio de 2007

Manual del perfecto progre.- De su novia y de su aspecto

¿Así que, -diario “El País” bajo el brazo y ejerciendo su recién estrenado gafapastismo-, ya ha participado en alguna discusión echándole la culpa a Franco de la última subida del precio de la gasolina? Perfecto. Demuestra haber aprendido muy bien sus dos primeras lecciones. Ahora es el momento de continuar avanzando para llegar a la perfección modernilla. Hoy nos centraremos en la búsqueda de compañera.

¿Ya se ha dado cuenta? ¿Sí? Efectivamente, hemos dicho compañera. Si se ha dado cuenta de este importantísimo matiz es que el progreso de su aprendizaje es más que excelente.

Bien. ¿Conoce usted alguna mujer de pelo corto color granate descuidadamente peinado? ¿practica ella el gafapastismo? ¿no me diga que además las gafas de pasta son de color azul? ¿Tal vez lleva una mariposa tatuada en la paletilla o un sol en el tobillo? ¡¡¡¡No sea idiota!!!! ¡¡¡No la deje escapar!!!.

¿Que qué hace? Acérquese a ella buen hombre, sin miedo, que no muerde. Tóquese las gafas, que ella vea bien que son de pasta. Adopte una posición en que ella pueda leer claramente “El País” en el diario que usted porta bajo el brazo. ¿A que ya se ha fijado en usted?

Iniciada la conversación busque el momento adecuado para soltar la frase clave “es que soy muy feminista”. ¿Lo ha hecho? ¿A que ya la tiene en el bote?. Defienda la escuela pública, solidarícese con la homosexualidad como modo de vida, llame asesinos a los peperos, demuestre su admiración por la familia Bardem, insulte a la Iglesia y exagere la genialidad de Almodóvar. La chica caerá en sus brazos.

Una vez iniciada la relación recuerde el dato crucial: ella es su compañera. La palabra novia o esposa (si es que llegara a casarse -por supuesto por lo civil-) está prohibida en el diccionario modernillo. No la vaya a fastidiar nada más empezar.

A partir de este momento usted abandonará esa detestable vida pequeñoburguesa y entrará en el mantra de la modernidad. Ella le irá cambiando el aspecto poco a poco: cuando se descuide usted llevará el pelo cortado a trasquilones cuidadosamente estudiados, y vestirá ropa indy de toque desastrado. Al afeitarse se dejará, -siempre por indicación de ella-, una pequeña barbita justo bajo el labio inferior y tal vez hasta se deje unas elaboradas y discretas patillas.

Por cierto. Habíamos olvidado comentarle un hecho trascendental. Ella normalmente será funcionaria de grupo A adscrita a algún sindicato. Pero necesita más dinero. Tenga en cuenta que, -si usted necesita una corbata por cuestiones de trabajo-, ella le comprará una de diseño a la última moda que por supuesto no podrá usar dentro de 3 meses por estar ya pasada. No, el problema no es éste. El problema es que la corbata será de una marca que usted desconoce pero que se cotiza a 300.-€ la pieza. Ser chupiprogreguay tiene un precio, y contentar a su compañera con un correcto vestir es parte de ese precio. Pero nosotros damos por hecho que usted tiene carrera y posee un trabajo bien remunerado. Los más desfavorecidos no entran en la raza superior de los guay. La progresía y la modernidad no va con ellos. Aunque aparezcan en todas las conversaciones de los modernillos como personas a apoyar y tener en cuenta, lo cierto es que los más desfavorecidos (-los fachas les llaman pobres-) no pertenecen a la casta divina de la progresía. Pero recuerde: aunque esto sea así jamás debe reconocerlo (éste es un dato esencial).

Felicidades. Lee “el País”, practica el gafapastismo y su compañera ya es modernilla. Usted ya está dentro, pero aún queda mucho por hacer. Ha superado el curso básico; ahora debe especializarse. De momento siga la corriente a los demás modernillos y unifique Franco con PP. Pero no hable demasiado no sea que vean que es un simple iniciado (en el mundo modernillo el clasismo es feroz). En breve le haremos más indicaciones. Persevere y practique.

viernes, 20 de julio de 2007

Manual del perfecto progre (II).- Supervivencia progre (Primeros pasos)


Seguimos con la guia practica para ganarse un huequecito en esta sobresaturada sociedad de tios enrollaos. Despues de los acertadisimos consejos culturales de mi hermano, señalando condiciones sinequanon para abrirse camino en esta procelosa selva, vamos a dar un pasito mas para que usted, incauto ciudadano, sea mas aceptado por la sociedad mediante una serie de mantras basicos politicos:

1) Todas nuestras tradiciones apestan (cuando digo "nuestras" me refiero a las españolas, pero solo a efectos de que nos entendamos, ya q le recuerdo q usted esta empezando, JAMAS diga "nuestro" referido a España). Toda manifestacion cultural con raices historicas reales o ficticias que no sea vasca o catalana es retrograda y punto.

2) Franco vive, y la Guerra Civil acabo ayer. Pese a que Alemania y Francia fueron capaces de sentarse (para bien o para mal, pero se sentaron) en la misma mesa a negociar la simiente de la Union Europea apenas diez años despues del pogromo nazi, usted jamas olvidara la guerra civil y el daño q personalmente aun sufre desde 1936, y todos los que no piensan como usted son "fachas" y punto. Hable con precision milimetrica de la "legitimidad" de la segunda republica y de todos los hechos acaecidos durante el franquismo como si hubiera estado en el momento y el lugar. Evidentemente la segunda republica era un espacio virtual donde todo el mundo era feliz y se repartian caramelos, chicles y golosinas, menos a la derecha, q ya eran unos hijos de puta. Todos los caidos de la segunda republica son martires de la libertad, todos los caidos del bando nacional se lo merecian y ademas son "fachas".

3) Todo lo que haga un gay o un inmigrante enriquece el acervo cultural del universo y debe usted loarlo largamente. Acuerdese de q lo mas importante no es q le guste, sino q los demas crean q le gusta.

4) Bromas recurrentes q nunca fallan: llamar a Aznar "Ansar", la pedofilia en la iglesia, urdaci.

5) Tema de moda: Debe usted estar al tanto del "tema de moda" en cada periodo de tiempo. Para ello puede echarle un vistazo a la portada del periodico q compro en el post anterior. Ejemplo practico: Pedir q a Ansar le condenen por crimenes contra la humanidad.

Esta breve guia ideologica es el primer empujon hacia la aceptacion social. Trabaje duro.

jueves, 19 de julio de 2007

Manual del perfecto progre.- Introducción


¿Harto de ser ninguneado? ¿Harto de quedarse fuera de onda al hablar de arte o de música? ¿Harto de que le miren por encima del hombro? ¿Harto de que desprecien sus opiniones políticas? ¿Se siente usted incomprendido en este país tan moderno y progresista? Pues no se preocupe. En este blog va a encontrar usted la solución. Sólo tiene que seguir al pie de la letra las instrucciones que le daremos y por fin podrá acudir a cualquier lugar con la cabeza alta y vacilar a los amigos.

En breves capítulos le diremos cómo vestirse, qué música escuchar, qué leer, cómo hablar, cuáles deben ser sus gustos artísticos… todo lo necesario para ser una persona moderna y progresista. Y cómo no. También le diremos lo que no debe hacer ni decir.

Ser guay es complicado pero no imposible. Tenga paciencia y poco a poco descubrirá que usted puede. Su vida cambiará por completo y siempre nos lo agradecerá.

La guía rápida: Ya le hemos dicho que aprenderá poco a poco. Pero aun así hay aspectos que deben afrontarse de inmediato ¿o acaso se iniciaría usted en un gimnasio sin vestir un atuendo deportivo? Pues esto es lo mismo. Para ser chupiprogreguay primero hay que parecerlo.

Norma 1: Busque por su casa. ¿Ve por algún sitio “El Mundo” o “Las Provincias”? Si los ve es un mal comienzo, pero aún estamos a tiempo de salvarle. Deshágase de ellos. En próximas entregas le indicaremos qué debe opinar de estos diarios, pero de momento quémelos.
Baje al kiosco. Compre “El País”. Dóblelo cuidadosamente y póngaselo bajo el brazo de manera que la cabecera del diario sea bien visible. Camine ufano por la calle y no olvide que es imprescindible que todo el mundo perciba que usted lee “El País”. ¿Se ha parado a tomar un café? Perfecto. Pida un café solo y deje el periódico sobre la mesa. ¿Qué ha hecho buen hombre? El diario debe dejarlo con la cabecera hacia arriba. Que todo el que pase vea a su vera “El País”, ¿o quiere que alguno piense que lee otra cosa y convertirse en un apestado? Recuerde esta máxima: Lo importante no es leer “El País” sino que la gente vea que usted lee “El País”.

Norma 2: Vale. El observador ya sabe que lee “El País”. Es un primer paso para que le consideren progre, moderno y guay, pero ¿es suficiente? Nooooooooo. Mírese en el espejo. ¿Lleva las pasadas gafas de concha? ¿o acaso es usuario de esas horteras monturas al aire? ¡¡¡¡¡¡¡ Corra, corra, corra!!!!! Corra a la óptica más cercana y cómprese unas gafas de pasta. De acuerdo. Las gafas de pasta son incómodas de cojones. Pero el gafapastismo es esencial para ser guay. ¿Ya se las ha comprado? Perfecto, ahora ya puede leer tranquilo. Y recuerde: “El País” y el gafapastismo son fundamentales para alcanzar nuestros objetivos.

Perfecto. Ya está usted preparado para iniciarse en el manual del perfecto modernillo. De momento no opine mucho, podría meter la pata. Y no se preocupe si aún no desprende un aire sobrado. Lo conseguirá con el tiempo.

Sea paciente. Pronto tendrá nuevas entregas.

miércoles, 18 de julio de 2007

Las vainas de los Alpes

Millones de lectores han mostrado su preocupación por la ausencia de movimiento en este blog. No se preocupen, que todo tiene una explicación: quien esto escribe ha estado ausente por viaje y el broder simplemente ha estado ausente… perrería le llamarían los prosaicos.

El caso es que, aprovechando mi viaje, inicio aquí un interesante ciclo sobre viajes para que nuestros queridos visitantes, que se cuentan por millones, se ahorren los 30 euritos que les soplarán por la mejor guía que se encuentra en el mercado, la del País-Aguilar (Polanco me lo agradecerá).

Perdón señores, debo retractarme. Nada más escribir las anteriores líneas Jesusito ha movilizado sus huestes y me han avisado de que la Ser y El País me van a hacer la pinza acusándome de la muerte de Manolete y de Lee Harvey Oswald. Así que cambio de opinión. En esta guía viajera hablaré de lo que no hablan otras guías. Y recuerden amiguitos: cuando viajen compren la guía del País-Aguilar, que es la mejor y más cara.

De vainas: Hubo un tiempo en que sólo había dos canales de televisión y encima cortaban la emisión para dormir la siesta. (Por Dios cómo pesan los años). Por ello en el colegio se hablaba del único programa que todos habíamos visto la noche anterior.
Asimismo hubo un tiempo en que las pelis de terror eran de miedo de verdad. Quiero decir que el miedo se planteaba con un guión original y elaborado y no a base de ketchup, miembros amputados y sustitos gratuitos.
Y una mñana de hace casi 30 años en el cole no se hablaba de otra cosa que de “La invasión de los ultracuerpos”, una peli en blanco y negro, sin sangre, pero infinitamente mejor que las charlotadas sanguinolentas adolescente-gores que nos sueltan ahora. (Se hizo una más que correcta versión en 1979). En esta peli los extraterrestres enviaban a la tierra unas vainas que clonaban al individuo. El fulano clonado quedaba esclavizado y se dedicaba a fomentar el cultivo de las vainas para ir clonando a más gente.
Para detectar a un sujeto clonado sólo había que observarlo: carecían de sentimientos, apenas hablaban, no manifestaban emociones, no hacían ruido, deambulaban con semblante serio y se mostraban neutros.
De mi viaje a Suiza: ¿Y qué tiene que ver todo lo anterior con un viaje? Pues muy sencillo. Dos cosas me llamaron poderosamente la atención de Suiza:
1.- La vida acaba a las 7 de la tarde: De acuerdo, tal vez España sea el único país en el que se cena a las 10. Pero el problema no es cenar a las 7 de la tarde. El problema es que la vida se acaba. En Inglaterra también cenan pronto pero al menos luego se emborrachan en el Pub.
2.- Los suizos vienen de las vainas: ¿Recuerdan lo que comenté de la peli y los sujetos clonados? Carecían de sentimientos, apenas hablaban, no manifestaban emociones, no hacían ruido, deambulaban con semblante serio y se mostraban neutros… pues ésta es la definición de un suizo. Caminar por el centro comercial de Berna y no escuchar ni una voz, comer en un restaurante y no oír ni una risa, ni una palabra… sin duda la invasión de las vainas extraterrestres ha comenzado por Suiza.
Por lo demás muchas montañas, todo muy verde y demás tópicos. Una zona de habla francesa en que lo más divertido que se puede hacer es comer founde de queso, una alemana en que todos los pueblos se llaman Gestenfenser y una italiana en franca minoría. Si quieren más información vean pelis de Heidi, o mejor, cómprense la guía antes mencionada (de nada Polanco) y vayan por allí. Pero vigilen que nadie ponga una vaina a su lado mientras duermen…
PD: No se equivoquen. Seguramente es el país más aburrido del mundo, pero vale la pena visitarlo. A no ser que busquen un festival de baile latino o calor sensual. Para eso siempre les quedará La Habana...

lunes, 2 de julio de 2007

Africanus el hijo del cónsul

Estrenamos nueva sección. En “Sopa de letras” hablaremos de libros, ese objeto tan desconocido para los políticos.

Hoy comienzo con una crítica calentita, porque es el libro que acabé de leer ayer.

Título: Africanus, el hijo del cónsul. (Ahí tienen el link por si les interesa)
Autor: Santiago Posteguillo
Editorial: Velecio

El autor: En este caso resulta que conozco personalmente al autor, que fue un buen amigo en los tiempos del colegio. En tantos años que le he perdido el contacto lo que resulta obvio es que ha aprovechado el tiempo mejor que yo, ya que por lo visto es una eminencia universitaria en temas de lengua inglesa. Por otra parte, visto el libro que ha escrito, me ha demostrado que yo no sé nada. Che, un monstruo.
La novela: Las novelas históricas tienen normalmente un serio inconveniente para su autor: el lector ya conoce el final. Por ello el escritor debe enganchar al lector con algo más que la trama, porque tanto ésta como el desenlace son previamente conocidos.
Y el sr. Posteguillo ha sabido, en su primera novela, conjugar todo lo necesario para escribir uno de esos libros que apetece devorar, de esos que te fastidia que te interrumpan o que deseas un rato tranquilo para continuar leyendo.
El autor nos cuenta la historia de la Segunda Guerra Púnica y lo hace de forma amena e interesante. Pero yo, por encima de otras consideraciones, quiero destacar los dos aspectos que más me han impresionado: 1.- Mientras lees la novela aprendes. Sin que te des cuenta te ves metido en un torbellino de interesantísimos datos sobre las batallas, las costumbres romanas, el devenir de la guerra. Sólo el autor sabrá las horas que se ha metido entre pecho y espalda para documentarse. 2.- Entre batallas e historia el autor aprovecha para meternos solapadamente la historia de Tito Macio Plauto, contemporáneo de Publio Cornelio Escipión, y nos da una soberana lección de teatro clásico. Para quitarse el sombrero.
En definitiva. Más que aconsejable yo diría que de obligada lectura a todo aquél al que le interese la historia de la antigua Roma que, no lo olvidemos, es nuestra historia.
La segunda parte está en preparación. Yo ya estoy esperando con muchas ganas... (¿no es ésta la mejor crítica que se le puede hacer?)