ESTE BLOG SE CERRARÁ EN BREVE (si no tenemos tiempo para mantenerlo... ¿para qué tenerlo parado?)

lunes, 4 de junio de 2007

De bombazo, de ridículo y de mala conciencia

El martes anterior a las pasadas elecciones autonómicas fue el último día permitido para publicar encuestas sobre tendencia de voto. Justo el último día se conoció el bombazo, que fue publicado con profusión en todos los diarios y con alegría en los abundantes diarios de la cuerda.

El bombazo: Un tal José Miguel Bernardo, a la sazón ínclito Catedrático de Estadística de la Universidad de Valencia, publicaba un estudio sobre las elecciones autonómicas valencianas (él dice paísvalencià, de ahí no lo sacas). En dicho estudio el susodicho catedrático, tan sabedor él de la realidad del pueblo, concluyó tajantemente que el PP sólo tenía un 5% de posibilidades de gobernar. Y no teniendo suficiente extrajo una segunda conclusión: el PP tenía un 78,5% de probabilidades de perder la Alcaldía de Valencia.

El ridículo: Resultado de las autonómicas: PP 54, PSOE 38 EU 7. Resultado en el Ayuntamiento de Valencia: PP 21, PSOE 12 EU a la puta calle. Un monstruo el catedrático.

La mala conciencia: Existe un canal televisivo local que me fascina y del que hablaré en su momento con más extensión. En dicho canal le preguntan al señor catedrático por su acertado estudio y va el tío y contesta que los datos eran erróneos porque el votante del PP no lo reconocía "por su mala conciencia" (sic). ¿Mala conciencia? ¿la culpa de los encuestados? ¿No será que hizo el estudio con el corazón y ganaban los que él quería? ¿No será que hizo las encuestas entre los amiguetes de la cuerda en la sede de campaña del PSOE? Ayyyy, sr. Bernardo. A ver si la mala conciencia la va a tener usted...

5 comentarios:

Rafa dijo...

¡¡¡PRIMER!!! siguiendo la tradición de famosos blogs te estreno el casillero compañero. Enhorabuena y dejo para otro día mis sesudas reflexiones sobre el tema. Una sóla cosa: ¡¡¡Pla dimisión, por favor!!!


Ben cordialment

Keogh dijo...

Hola, PK: cuánto tiempo. Gracias a Rafa te re-encuentro aquí.
Sobre lo que cuentas:
En este país, y en esta ciudad, existe "bula" hacia todo lo que venga del "mundo académico", al que se le aplaude, perdona y babosea todo. Cualquier gilipollez que no merecería ni salir en "La Farola" (ni por interés ni por calidad intelectual), basta que venga de un propio de la Universidad para que se convierta en poco menos que el evangelio revelado porque, claro, es que se dice bajo "criterios científicos" y "objetivos" (los c...).
Un día si quieres hablamos de poir qué esa condescendencia (que es culpable) y de lo que de verdad se exige y hace falta (con la Ley en la mano) para hacerse profesor universitario en España, que no es precisamente estudiar, ni mucho menos mérito o capacidad.
A este paso, y con estos "científicos", va a resultar que tiene razón mi suegra (que dejó el colegio de monjas para coser y casarse) cuando dice que valenciano y catalán no son la misma lengua.
Que se lo pregunten si no a ese compañero del encuestador que hace unos años decía que con un litro de agua como combustible podía conducir de aquí a Bilbao.
Ay, "alma mater", que se te ve el plumero

PKDOR dijo...

Bueno, un tipo (creo que Bernard Shaw) decía que: "la estadística es la ciencia por la que si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno yo tengo uno".
Si haces una encuesta en el club náutico de Mónaco y la aplicas a la humanidad te saldrá que el 90% de la población humana tiene un yate de 40 metros.
Del mismo modo si el tipo éste hace una encuesta entre sus amiguetes pues le sale lo que le sale. Y para tapar su mala conciencia dice que son los encuestados quienes la tenían... anda que hay que echarle morro.
INteresante el tema que comentas de los profes universitarios. Habrá que tratarlo...

Rafa dijo...

Hola. Tras las elecciones, sigue faltando algún ingrediente que otro para completar la pocima que da sentido a cualquier fiesta democrática. Por ejemplo, a los ganadores no cabe seguir responsabilizarlos del pasado (al menos con los mismos argumentos) dado que, en las urnas, el pueblo soberano les ha bendecido (y nunca mejor dicho) con su aprobación.

Los perdedores, en cambio, han de tomar nota porque, las encuestas pueden estar bien o mal hechas, pero los resultados electorales son sagrados en cualquier democracia (y más sagrados aún si presumes de ser de izquierdas).

Si te dicen que no, te vas y punto. Y si te vas con dignidad, tu partido y la gente que te votó tienen la esperanza de encontrar otro mensaje y otra oportunidad para convencer a la gente cuando toque.

El pueblo soberano ni se equivoca, ni es tonto. Tampoco le hace gracia que lo menosprecien (con pseudoencuestas y pseudointerpretaciones postelectorales).

En democracia, también es necesario saber dejarlo cuando te lo pide el pueblo. Y ese ingrediente también es sagrado ¿o no?

Ben cordialment

JL dijo...

Antes que nada, felicitaros a la germanor por este blog y mis deseos de que lleguéis muy lejos, y, sobre todo, os llene y enriquezca dejaros el tiempo en mantener y cuidar este blog.

Y sobre el tema que proponéis, que el profesor hizo una encuesta muy mal hecha. Siempre hay un margen de error, pero seguro que la muestra elegida no reunía las características que debe tener una encuesta de este tipo.

Echarle la culpa a los encuestados es increíble. Típico de nuestra tierra. La culpa nunca la tenemos nosotros.

Y sobre los resultados, al margen de felicitar a los ganadores, porque democráticamente han ganado con todas las de la ley, hay muchas lecturas. Positivas para la gestión de la campaña por los populares, y negativas para el resto. Sobre todo para el amigo de Rafa, JI Pla.

Y de honda preocupación por la incultura que flota en el ambiente valenciano. Somos falleros hasta para votar. Nos deslumbran más cuatro petardazos y una mascletà atronadora hecha en dos semanas, que la mala gestión del resto de los tres años, once meses y dos semanas. Pero para gustos, los colores.

Cruyff diría, "en un momento dado, política es política", Stoichkov diría "chiento per chiento campeones" (mejor, 53 % campeones), y Van Gaal diría a Pla "tú no tene ditmo", "sempre negatifa, niunca positifa"